24 de agosto de 2015

El ruedo ibérico

ACABA uno de leer La canción de Roldán. Crimen y castigo. Su autor, Fernando Sánchez Dragó, dice que es un novela, pero se lee como una crónica, porque pocas cosas tan novelescas como la realidad. Una novela sobre el unicornio se queda en nada ante este espejo  de seiscientas páginas, por lo demás tan admirables, reales y verdaderas que causan terror: venimos de ahí, de los tiempos de Luis Roldán. Roldán, que fue director general de la Guardia Civil, acabó siendo el  principio del fin de su gobierno socialista. Llega incluso a confesar que da por buenos sus años de cárcel como corrupto y ladrón convicto y confeso (y todo lo que eso supuso: la infamia eterna y la ignominia de ver cómo sus propios hijos renegaban de él suprimiendo de su nombre el apellido paterno), sabiendo que “se llevó por delante” a Felipe González. Cuánta locura.  Recuerda aquel dicho de cuartel: “No como rancho, y que se joda el sargento”.

Valle Inclán, que tan buenos títulos puso a sus libros, erró, a mi modo de ver, con el que figura al frente de sus esperpentos: El ruedo ibérico. Fue así injusto con Portugal, señorial siempre y a salvo de esta cochambre española (castellana, catalana, vasca, navarra...), que nadie piense que alguien se irá de rositas de este tristísimo sainete: Narcís Serra, Corcuera, Benegas, Urralburu. Y qué historias se cuentan de todos ellos (de Vera y Barrionuevo, de Belloch, de Asunción, de Paesa), pero sobre todo, las cosas que pueden contar las pirañas unas de otras...

Va uno leyendo el libro, y sólo a regañadientes admite los hechos que se narran. La vergüenza ha favorecido el olvido, todo antes que reconocer que aquel país cutre de Luis Roldán era también el nuestro. ¿El nuestro? No, el de ellos. Y tan lejano, extraño y ajeno como el de Valle Inclán. Cuando dentro de un tiempo alguien relate la crónica de estos años, los de la banda de los Pujol y la de los “ere que ere”, los de Bárcenas y los del Bigotes, nos costará también reconocernos en ellos. Y sin embargo, fueron los nuestros. ¿Los nuestros? De ninguna manera, se niega uno a creer que cualquiera es capaz de robar, que todos tenemos un precio. Admitir algo así es el mayor de los trastornos, el principio del fin de la especie humana, a la que en el fondo sólo mueve la palabra esperanza. Esperanza de ser mejores. Nada más. Porque el único país en el que vale la pena vivir es la decencia, esa pequeña isla.

  [Publicado en el Magazine de La Vanguardia el 23 de agosto de 2015]

23 comentarios:

  1. Creo que se ha deslizado una pequeña errata y que por "Arralburu" se refiere usted al dimisionario presidente del Gobierno Navarro, Gabriel Urralburu. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Sobre todo una no acierta a entender cómo fue posible aquello. Un señor cobraba comisiones por cada obra pública que adjudicaba (generalmente cuarteles). A esos concursos o licitaciones concurrían diversas empresas, pero nadie denunciaba nada. Supongo que las empresas a las que finalmente no se les adjudicaba la obra eran conocedoras del "pastel", pero se lo callaban en espera de ser ellas las beneficiarias de la siguiente adjudicación (a cambio, claro está, de la correspondiente comisión o "mordida"). En el Ministerio del Interior nadie decía nada, aunque es muy difícil creer que no estuvieran al tanto de las andanzas del director general de la Guardia Civil. O sea, que había un silencio u omertà general en ambos lados: adjudicantes y adjudicatarios.

    Y si no era así, si -como también se dice- aquello era "un secreto a voces", entonces ¿por qué tardó tanto en salir a relucir ante la opinión pública?

    Creo que la prensa de la época también es culpable. Al juez valenciano Manglano, que destapó el caso Naseiro, casi lo crucificaron vivo. En cambio, los Naseiro/Sanchis/Palop se fueron de rositas por anulación judicial de las pruebas (intervenciones telefónicas).

    Los medios de la época eran sectarios, panfletarios y mercenarios, al servicio permanente de los dos grandes partidos, que, aunque opuestos y beligerantes de cara a la galería, en la práctica protegían y cultivaban intereses coincidentes, entre ellos la financiación de los partidos (y de sus dirigentes) mediante sistemático cohecho institucional a través de contratas públicas.

    Filesa, Gürtel, Púnica... son otros eslabones de aquella cadena.

    Me quedo, señor Trapiello, con su última frase: "El único país en el que vale la pena vivir es la decencia, esa pequeña isla".

    ResponderEliminar
  3. ¿De veras piensa, Trapiello que venimos de "ahí"? ¿Cree que la actual borrachera de inmundicia proviene del tiempo concreto en que Luis Roldán fue quien resultó ser? Me gustaría que me dijese si no venimos también de las conjuras de cuartos de banderas, de los chocolates que tomaba Franco en Salamanca mientras rubricaba sentencias de muerte; del Cid Campeador, del estraperlo, del marqués de Villaverde, de Matesa, de... Si me apura un poco, hasta puede que hasta de cuando el otro Roldán, el de Roncesvalles, pereció a manos de vascones y ello determino un giro de los acontecimientos que dieron con nosotros en tierra, en esta tierra.
    Es curioso el modo de emplear los acentos de algunos, las lecturas que hacen de la Historia, las gloriosas omisiones...

    ResponderEliminar
  4. En el siglo 18 y principios del siglo 19, Inglaterra era el país más corrupto del mundo, cuando robaron Ciudad del Cabo a los holandeses (e intentaron conquistar el Río de la Plata, y fueron derrotados), cuando vencía Wellington en Waterloo y se apoderaban del mundo tras el Congreso de Viena.

    Pero a mediados del siglo 19 y en adelante cambiaron totalmente y se volvieron severos: podían robar, claro, pero en la India o en la China, en El Reino Unido, no. Ese momento lo recoge Engels: http://www.armandobronca.com/como-el-carbon-hizo-grande-inglaterra-y-construyo-el-mundo-moderno_16229/ es con la revolución industrial, en que los antiguos modos de las Clases Extractivas ya no tenían cabida.

    Eso pueden leerlo en "The condition of the working class in England", su obra maestra que puede bajarse de,
    http://www.gutenberg.org/ebooks/17306

    Pueden leerlo siempre y cuando sepan leer inglés, claro. Si sólo saben leer un idioma culturalmente marginal, el 7º u 8º hablado en Europa (por detrás del Ruso, Turco, Alemán, Francés, Inglés, Italiano y Polaco) que se lo traduzcan.

    En un país africano, un Reino Bananero, Sinapia, donde sólo caben las clases extractivas improductivas -política, religión, banca, milicia, espectáculo (TV, toros, fútbol, radio basura)- no hay que ir a la Historia, hay que ir a los factores de producción y los recursos. Y así entenderemos porqué sólo puede haber esto.

    Hoy, Lunes Negro, caen las bolsas mundiales.
    http://www.armandobronca.com/agosto-24-lunes-negro-otro-empuje-de-la-gran-depresion-2_17070/

    Verán Uds que para compensar la ruina, otro empuje de la Gran Depresión 2, nuestros amitos esta semana publicarán cantidad de casos de corrupción espectacular (ya hoy, el de la Ciudad Judicial más grande del mundo, robada por Aguirre y su alegre banda de desfalcadores) para que se les pongan los dientes largos de envidia y sueñen, igual que sueñan con la lotería (otro mal social la lotería, yo nunca compro) que les podía haber tocado meter la cuchara ahí, qué lástima, no haber estado en el ajo, etc.

    PS. Ah, por cierto. Creo que Roldán y yo fuimos compañeros del bachillerato en Zaragoza, en el Instituto Goya.
    Pero yo me recibí y el 'relojero' no, por eso soy un don nadie y pobre, no como él.

    ResponderEliminar
  5. Se nota que usted también es un artista. Pero no le voy a dar las gracias, porque su empalagosa compañía y la del otro jugador de mal pingpong que pretende convertir este espacio público en su cancha privada, sobran. Déjennos seguir como hasta ahora, chapoteando en nuestra grata ignorancia, y trasladen la pedantería a otros foros, donde a buen seguro los ecos de su locuacidad asombrarán a la concurrencia. Sean verdaderamente demócratas y abandonen, please please me.

    ResponderEliminar
  6. Cuando la gente vio al Bigotes en la boda de la hija de Aznar, fue visto como un personaje salido de Los Soprano, se convirtió en el paradigma mafioso español. El bigote ayudo, pero también su vestimenta y la importancia que se daba; el hombre se daba un aire a Joe Pesci en uno de los nuestros.
    La mafia y el esperpento van unidas, hace un par de días en el entierro de un mafioso romaní en Roma, una orquesta tocó el tema de el Padrino y también el tema principal de Odisea en el espacio. Los mafiosos son personajes de pantalla grande y también literarios

    ResponderEliminar
  7. Sea usted demócrata, amigo, pero no solo de boquilla: estoy seguro de que es usted de los intervinientes reaccionarios del blog. Que Dios me lo perdone si me equivoco.

    ResponderEliminar
  8. Y esto es lo que sale a la superficie, que visto lo visto debe ser un % pequeño de lo que hay en realidad. La esperanza es lo último que se pierde...

    ResponderEliminar
  9. Entre los casos más dantescos de corrupción, recuerdo El Nani, y el crimen de Cuenca, que llevaron al cine Bodegas y Pilar Miro, ambos sobre la corrupción policial.
    El escritor Montero Glez ha escrito una novela sobre la misteriosa desaparición de Santiago Corella , dicen tomó el testigo de Valle Inclán, quizás por eso escribió sobre el Nani




    ResponderEliminar
  10. Desembarcar en un foro y acaparar compulsivamente su espacio, como llevan haciendo desde hace días los señores Gascón y Regio, es inadmisible. Un demócrata debe respetar, y si le cuesta mucho trabajo hacerlo espontáneamente procurar aprender de quienes opinan y a la vez dejan opinar.



    ResponderEliminar
  11. Y eso que no sabe usted si somos la misma persona.
    No es compulsión, sino fascinación por las cosas que aquí se dicen. Además, A.T. puede cortar el grifo cuando su recto entender así lo estime: no problem. Pero parece menos tiquismiquis que alguno de sus admiradores. Yo, como no lo soy, puedo parecer hostil sin serlo.
    Con el mayor respeto a usted lo digo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea vd. un heterónimo de Armando Broncas, porque eso supondría atribuírle a éste un talento digno de Pessoa. Tal es la diferencia de sus estilos.

      Eliminar
    2. Y pregunto yo si no podrían ustedes hablar de algo más interesante, evitándole a uno moderar esta clase de comentarios y perder el tiempo.

      Eliminar
  12. La mugre y la cochambre española no se originan en Roldán. Este malhechor es solo un eslabón avanzado de una oxidada cadena. Vienen de muy atrás la envidia española, el autoritarismo español, la chulería española (usted no sabe con quién está hablando), la mala leche española, la feroz intolerancia española y con ella el afán persecutorio, el odio español al heterodoxo y al disidente, la podredumbre, el caciquismo español...

    Mientras en Europa germinaban ansias de reforma, cultivo de la razón, movimientos críticos contra la corruptela del Papa de
    Roma, actitudes pro-evangélicas e impulsos hacia la libertad de interpretación de las Escrituras, España se encaminó por la
    senda opuesta: se erigió en brazo armado del Vaticano (Carlos I, Felipe II), persiguió protestantes, quemó herejes, exportó
    Inquisición. Frente a la libre discusión, impuso a sangre y fuego la interpretación ortodoxa única, la vaticana. Asesinó sin excusas (el sanguinario duque de Alba al conde de Egmont en los Países Bajos, p. ej.), impuso la religión por la fuerza y sentó para siempre el proceder autoritario, el tan típicamente español "por cojones" que ha permeado por siglos la sociedad española y se mantiene hasta nuestros días. La costumbre de someter e imponer en vez de convencer. La necesidad de liquidar al enemigo (Franco) en vez de tratar o negociar con él. De todo esto creo yo que arranca la mugrienta y sanguinolenta historia española. Y cuando la razón no es la que manda, es sustituida por los personalismos, las fidelidades, los caciquismos, el clientelismo, "los nuestros y los otros". No sostengo que nada de esto ocurriese en otros lugares; pero no creo que fuese el eje de los Estados como lo era de la España en ciernes.

    Bombardear barceloneses (Felipe V) a los que a la vez se considera estúpidamente compatriotas-por-cojones, cercenar sus
    fueros, imponerles la españolidad, son meras variantes de la casuística autoritaria. Perseguir adúlteras, burlar maridos
    como "cornudos" (Divinas palabras), denunciar sospechosos de ateísmo o republicanismo, favorecer a "los nuestros"...

    Y, por supuesto, NUNCA, JAMÁS construir identidad. No se puede construir identidad en una sociedad de pureza de sangre o de creencias, de rastreros envidiosos, de clanes y caciques enfrentados. En una sociedad de delatores.

    Y seguimos en lo mismo. Ayer, anteayer, la caza de brujas contra Podemos porque... ¡se alojan en hoteles! Y por si fuera
    poco... ¡actúan sin traje y usan coleta! Y por si aún no hay bastante... ¡aseguran estar dispuestos a ser honestos! ¡Qué peligro, ser honestos! ¿Acaso cabe mayor demostración de anti-patriotismo español?


    ResponderEliminar
  13. Ahí le has dao, caro Fiore, ahí. La peculiaridad española es evidente; solo hay que salir al extranjero (no digo leer la prensa porque está en manos de quienes está, lo que no hace sino alimentar esto que denunciamos). Lo que yo llamo "la barbarie argumental" de nuestros compatriotas desalienta al más plantado; conozco a poquísimas personas capaces de sostener una conversación en cuyo transcurso no incurran en una o varias incongruencias o atentados a la razón: no se nos ha educado para discurrir sino para refrendar lo impuesto. La barbarie argumental está por todas partes, este blog no se salva ni mucho menos. La agresión al heterodoxo siempre está a punto: se juntan y se consideran los titulares indiscutibles del chiringo, y rechazan como un cuerpo extraño a quien ose contradecir el menor de sus esterotipos, casi todos de una brutalidad ideológica que apenas unos afeites de buena "educación" logran disimular.
    Acabo de romper con un amigo de años por su brutal defensa de lo "español" frente a la proclividad de algunos millones de personas a ir por libre, que piensan de manera diversa. Compañías como esta de mi ex amigo son tóxicas para la mente y desalientan aún más a los que ya somo escépticos de nacimiento.
    He llegado a pensar que esta triste diferencia nuestra respecto de las demás naciones avanzadas, radica en la sobredimensión histórica de lo religioso, en su versión más integrista e intolerante. Porque remitirlo todo a la divinidad es deslizarse por la rampa de lo irracional, quimérico y paralizante. Sí: España sufre de una parálisis mental (moral), por lo menos desde la caída del Imperio Romano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Discrepo, querido heterónimo. Las razones del ATRASO espannol han sido bien estudiadas y expuestas por Don Santiago Ramón y Cajal. Porque durante el final de la Edad Media las "naciones" espannolas, e incluyo a las musulmanas, tenían un nivel cultural muy alto. Para referirme a Zaragoza, ciudad de Roldán, también mía, y de Cajal, uno de sus reyes moros hizo avanzados descubrimientos en secciones de cuerpos geométricos, teoremas redescubiertos siglos más tarde (según manuscritos conservados en Turquía) en la Europa.
      Y probablemente en el Sur, El Joven Gerber (pseudónimo que oculta a un alquimista) descubrió y describe cómo preparar el compuesto químico mas importante, el ácido sulfúrico, o vitriolo, vaya.
      Es el más importante porque por su carácter de ácido fuerte permite preparar otros ácidos y otros compuestos, o sea, puede decirse que sin ácido sulfúrico no hay química.

      Yendo a la literatura, en la que os creo más fuertes que en Química, es chocante la brillante literatura de la Edad Media (digo, considerando al-Isbania + alAndalus) comparando con la inglesa, y esa diferencia se mantendrá durante siglos hasta que ya en el siglo 18 la literatura inglesa, y la novela inglesa, herederas de la espannola en gran parte, toman un brillante e incomparable desarrollo superior.

      Una de las razones que Cajal invoca es la Hidráulica (los argumentos de Costa los acepta totalmente), la baja productividad del territorio espannol no era bien entendida hasta el siglo 19 y bien avanzado.

      Del nivel cultural, el espannol era SUPERIOR al de todos los europeos, y era cosa admitida en la Ilustración y antes, lo tengo comentado en "Una polémica..." http://www.armandobronca.com/una-polemica-sobre-la-contribucion-de-espana-la-cultura-europea-y-universal_16809/
      Espanna tenía cuando la Ilustración 19 universidades, Inglaterra tenía dos...

      Cierto que muchas eran universidades De Tibi Quoque, pero me parece que Uds no se enteran, de que en Alemania o poco antes, vendían carne humana en las ferias de Freiburg.

      Otro factor que cuenta Cajal, es que Espanna en la Edad Moderna era camino a ninguna parte, esto era un embudo que acababa en Gibraltar.

      Otro factor, importantísimo, la Inquisición y el Catolicismo, esa religión extranjera impuesta por la violencia al país -sin duda, como dice Ciorán, Espanna es un país construido, y destruído, por la Iglesia.

      Algo apunta Cajal (en otras páginas) a la decadencia de la nobleza, todos subnormales hijos de primos, empezando por los reyes, en que se acumulaban taras genéticas hereditarias.
      Creo que esto no pasaba tanto en Francia o en Inglaterra, donde las hembras, de más fuerte voluntad, no se cortaban de emprennarse por machos con los que no estaban casadas, y el mejor ejemplo la madre de la Reina Victoria, aunque en este caso tuvo un funesto resultado, su fertilizador era portador del gen de la hemofilia, la Reina lo heredó, se lo pasó a hijas e hijos, y nuestros rijoso Alfonso 13 se enconnó con una hija de ella, y sabiendo que portaba el mal, igual se casó, le daba todo lo mismo -el que no lo crea, que lea "The Blood Doctor", de Barbara Vine / Ruth Rendell.

      Cajal expone otros factores, pero no conoce uno el más importante, y yo sí, y lo expuse magistralmente, digo sin falsa modestia defecto que no padezco.

      En el siglo 18 la carencia de carbón, lenta pero implacablemente le fue dando la supremacía a Inglaterra.
      (sigue)

      Eliminar
    2. (continuación)


      En el siglo 19, al descubrir cómo transformar la energía calórica en movimiento (hasta entonces ambas no podían transformarse) da origen al maquinismo y la sociedad industrial.
      http://www.armandobronca.com/como-el-carbon-hizo-grande-inglaterra-y-construyo-el-mundo-moderno_16229/

      En común con TODOS los países latinos, incluso Francia, carecía Espanna de Carbón (e Italia, la brillante Italia menos carbón aún) y por lo tanto su estrella se desvaneció, la de Francia menos, porque Francia tenía carbón.

      Yo sé que mis explicaciones materialistas no convencen a los idealistas espiritualistas casi espiritistas, especialmente a los catalanes a quienes pronostico sin vacilar, la ruina cagalera, [Catalunna carece de Petróleo, Gas Metano, Carbón, Hierro, Cobre, Aluminio, Agua Potable, Algodón, Azúcar, está superpoblada 240Hab/Km2, Arruinada y Endeudada] qué le voy a hacer, yo acierto más que Nostradamus, y les recuerdo que soy aragonés y como dijo aquel, "los aragoneses no tenemos la culpa de que la verdad se ponga de nuestro lado".

      Eliminar
  14. El señor AGL, más que "Armando Gascón Lozano" o "Armando Bronca", debería firmar "Yo Soy Un Genio" (o quizá "Una Maravilla"): eso es lo que sustancialmente dicen, una y otra vez, sus intervenciones. Repetida noticia que, sobre tener muy poca garantía en cuanto a acierto (tal como se expresa, yo diría sin más todo lo contrario), es muchísimo menos interesante para los demás de lo que él (¿o debería escribir "Él"?) piensa. Un consejo: dígase a usted mismo todos esos infinitos elogios ante el espejo, que los acogerá con visible complacencia; y, cuando se dirija a los demás, trate de hacerlo sobre temas de interés general. El de su desmesurada grandeza personal, mucho me lo temo, no es de ésos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que la explicación de las bases físicas y geológicas del atraso de España no tiene interés? No sólo tiene valor explicativo del pasado, tiene valor proyectivo de futuro.
      En cambio su intervención en este foro consiste en "envidearme" y descalificarme a mi..

      Voy a ampliar lo anterior con cuestiones del más alto interés literario, pero en el hilo más reciente.

      Eliminar
    2. La colección de tópicos con que nos regala sobre el "atraso" de España tiene efectivamente muy poco interés, ya que son archisabidos (y sectarios: sólo ven lo que les interesa). La salsa de autocomplacencia con que la adoba es lo que la vuelve definitivamente indigesta. Si tan bueno se cree, deje que sus notas mismas lo prueben; quien se elogia tan descaradamente a sí mismo deja ver su convicción de que nadie más lo haría.

      Eliminar
  15. Una cita de Leopardi que acabo de leer, y que me parece escrita pensando en AGL: hay personas, dice, a las que lo que de veras les gusta es hablar de sí mismos, "hasta tal punto que, una vez separados, unos se sienten contentísimos de sí y los otros aburridísimos de ellos". Como se puede ver, el retrato es de una cruel exactitud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Armando Gascón será todo menos un adocenado convencional. AGL es una mente brillante y creativa. Parece mentira que algunos no acaben de entender -pese a ser este un blog con acento literario- lo gratificante que es, en estos tiempos ramplones y achatados, que nos regalen con pirotecnias ideales o incluso con dislates de dudosa digestión pero ocurrentes.
      Yo soy gasconiano, ya lo ven.

      Eliminar