8 de mayo de 2016

El ruiseñor ha vuelto

EL ruiseñor ha vuelto a cantar en la Academia de la Lengua, en realidad en el diccionario que la Academia corrige y actualiza sin descanso y no siempre con tino. Porque fue precisamente la propia Academia (2001) la que sentenció a muerte el canto en la entrada “ruiseñor”, quitando de ella lo más característico de este pájaro, a saber, que canta melodiosamente. Dejaron en la definición lo demás, el color de las plumas, los centímetros y los tarsos, todo, con una minucia irrelevante, pero no lo único por lo que se conoce al ruiseñor desde tiempos de Homero: que nadie que lo haya oído cantar sólo una vez podrá olvidarlo nunca. ¿Y por qué eliminaron algo tan esencial? Porque consideraron que lo irrelevante (incluso moñas) era precisamente que cantase. Al hablar de ello con Delibes, lo confirmó: “No lo dudes, a los académicos les joden los ruiseñores”. Lo decía Unamuno: “Por terribles que sean las ortodoxias, son mucho más terribles las ortodoxias científicas”.

Durante años pidió uno desde esta misma página, y en varias ocasiones, que se dejara cantar de nuevo al ruiseñor en ese diccionario, como canta en los diccionarios de todas las latitudes, y al fin ha ocurrido. Si no estoy mal informado, ha sido por una iniciativa de Félix de Azúa, la primera suya allí, aprobada en la comisión de Ciencias Humanas y Agropecuarias de la Academia, donde se juzgó el caso. La decisión se ha tomado por unanimidad.

¿Importan estos primores  en un momento en que todo parece estar yéndose al garete? Desde luego. Ha preguntado uno, por conocer los detalles exactos, quiénes formaban parte de esa comisión que le hizo justicia no tanto a un ave, sino a la canción, al cantar mismo y a la vida, y se nos han dado algunos nombres: amics, coneguts i saludats. Entre ellos incluso un par al que no tiene uno mucho interés en saludar (qué se le va a hacer). Hoy ellos han anulado una sentencia que firmaron otros académicos en 2001 (algunos, supervivientes, habrán firmado las dos, fumándose el mismo puro). Con todo, no es fácil rectificar los errores propios, y por eso este humilde y libre ruiseñor del paisaje agradece y estrecha desde aquí la mano de la solemne corporación en pleno, digna de todo... etc. El mundo, y ese diccionario, han vuelto hoy a ser algo mejores. Que ustedes lo oigan.

   [Publicado en el Magazine de La Vanguardia el 8 de mayor de 2016]

10 comentarios:

  1. Que mejor que un ruiseñor para echarse un cantecito, me alegro que en la academía le dejen cantar.
    Entiendo que se le quitará la acepción, estábamos muy orgullosos de nuestro pequeño ruiseñor, ¡ay Joselito el de la voz de oro !,
    Joselito creció y se convirtió en un pigargo con un Mercedes blanco y los bolsillos tiznados de blanco, blanco roto. Es bueno se acuerden de que el ruiseñor sigue cantando, tampoco los académicos han venido de tan lejos como para perder la memoria


    ResponderEliminar
  2. Asombra que la RAE se obsesione tanto con encuadrarse dentro de lo políticamente correcto, hasta el punto de admitir todo tipo de palabrejas y modismos aunque produzcan sarpullido en las pieles más grasientas, y en cambio carezca de sensibilidad para sutilezas que no exigen el menor esfuerzo. Laísmos y leísmos no son tan graves porque el pueblo sabio los ha sabido imponer. Cualquier día el pueblo exigirá ser llamado puevlo.

    ResponderEliminar
  3. Aún no existían
    las notas musicales,
    y él ya trinaba.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena. Los que te leemos, sabemos el tiempo que llevabas detrás de ello (aunque en la web, tan inmediata, todavía no se oye cantar). Bueno, ahora a ver si en "Baba" aprueban la acepción "baba de buey".
    J.Blas

    ResponderEliminar
  5. Esos primores pueden estar haciendo más falta que nunca en un mundo al revés y con frecuencia negador de la vida.

    El Pájaro Solitario cumple su condición de cantar suavemente; también el canto del místico pájaro acompañando al amor en estos versos:

    "Allí me mostrarías
    aquello que mi alma pretendía
    y luego me darías
    allí tú, vida mía,
    aquello que me diste el otro día:

    El aspirar del aire
    el canto de la dulce filomena,
    el soto y su donaire
    en la noche serena,
    con llama que consume y no da pena."

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “Abismo de noticia de Dios”. (El ruiseñor.)

      “Este conocimiento [de la divina luz] entiendo quiso dar a entender David cuando dijo: VIGILAVI, ET FACTUS SUM SICUT PASSER SOLITARIUS IN TECTO; que quiere decir: Recordé y fui hecho semejante al pájaro solitario en el tejado (Ps 101,8). Como si dijera: Abrí los ojos de mi entendimiento y hálleme sobre todas las inteligencias naturales, solitario sin ellas en el tejado, que es sobre todas las cosas de abajo. Y dice aquí que fue HECHO SEMEJANTE AL PÁJARO SOLITARIO, porque en esta manera de contemplación tiene el espíritu las PROPRIEDADES deste pájaro, que son cinco: La PRIMERA, que ordinariamente se pone en lo más alto; y así el espíritu en este paso se pone en altísima contemplación. La SEGUNDA, que siempre tiene vuelto el pico [hacia] donde viene el aire; y así el espíritu vuelve aquí el pico de afecto hacia donde viene el espíritu del amor, que es Dios. La TERCERA es que ordinariamente está solo y no consiente otra ave alguna junto a sí, sino que, en posándose alguna junto, luego se va; y así el espíritu en esta contemplación está en soledad de todas las cosas, desnudo de todas ellas, ni consiente en sí otra cosa que soledad en Dios. La CUARTA propriedad es que canta muy suavemente; y lo mismo hace a Dios el espíritu a este tiempo, porque las alabanzas que hace a Dios son de suavísimo amor, sabrosísimas para sí y preciosísimas para Dios. La QUINTA es que no es de algún determinado color; y así [es] el espíritu perfecto, que no sólo en este exceso [no] tiene algún color de afecto sensual y amor propio, mas ni aun particular consideración en lo superior ni inferior, ni podrá decir dello modo ni manera, porque es abismo de noticia de Dios la que posee, según se ha dicho.”

      Eliminar
    2. Siga un fraile de Yepes declarando su CÁNTICO.

      “(…) porque así como el canto de filomena, que es el ruiseñor, se oye en la primavera, pasados ya los fríos, lluvias y variedades del invierno, y hace melodía al oído y al espíritu de recreación, así en esta actual comunicación y transformación de amor que tiene ya la esposa en esta vida, amparada ya y libre de todas las turbaciones y variedades temporales, y desnuda y purgada de las imperfecciones, penalidades y nieblas así del sentido como del espíritu, siente nueva primavera en libertad y anchura y alegría de espíritu, en la cual siente la dulce voz del Esposo, que es su DULCE FILOMENA; con la cual voz renovando y refrigerando la sustancia de su alma, como a alma ya bien dispuesta para caminar a vida eterna, la llama dulce y sabrosamente, sintiendo ella la sabrosa voz que dice: LEVÁNTATE, DATE PRIESA, AMIGA MÍA, PALOMA MÍA, HERMOSA MÍA, Y VEN; PORQUE YA HA PASADO EL INVIERNO, LA LLUVIA YA SE HA IDO MUY LEJOS; LAS FLORES HAN PARECIDO EN NUESTRA TIERRA; EL TIEMPO DEL PODAR ES LLEGADO, Y LA VOZ DE LA TÓRTOLA SE OYE EN NUESTRA TIERRA (Cant 2, 10-12).

      (…) porque ésa es la pretensión y deseo de Él, que el alma entone su voz espiritual en jubilación a Dios, según también el mismo Esposo se lo pide a ella en los Cantares, diciendo: LEVÁNTATE, DATE PRIESA, AMIGA MÍA: EN LOS AGUJEROS DE LA PIEDRA, EN LA CAVERNA DE LA CERCA, MUÉSTRAME TU ROSTRO, SUENE TU VOZ EN MIS OÍDOS (2, 13-14). (…) Que por eso dijo el Esposo: TU VOZ ES DULCE (Cant 2, 14); es a saber, no solo para ti, sino también para mí, porque estando conmigo en uno, das tu voz en uno de dulce filomena para mí conmigo.”

      Eliminar
  6. Decia Octavio Paz:
    Entre el hacer y el ver,
    acción o contemplación,
    Escogí el acto de las palabaras:
    hacerlas, habitarlas
    dar ojos al lenguaje.

    También decía Octavio:
    La historia es el camino
    no va a ninguna parte,
    todos lo caminamos,
    La verdad es caminarlo.
    No vamos, ni venimos:
    estamos en las manos del tiempo.
    La verdad:
    sabernos,
    desde el origen,
    suspendidos.

    Sobre el error que nos atañe, valga lo que dijo Octavio Paz( orgullo del idioma español):
    Conversiones,retractaciones,excomuniones, reconciliaciones,apostasías, zigzag de las demonolatrías y andolatrías,los embrujamiento y las desviaciones:
    mi historia,
    ¿ son las historias de un error?
    La historia es un error.
    La verdad es aquello,
    más allá de las fechas
    más acá de los nombres,
    que la historia desdeña :
    el cada día.
    Delta de los cinco brazos-Octavio Paz ( Ciudad de México, 1914 )

    ResponderEliminar
  7. ¿Qué tal se estará en el garete, hacia donde dicen que vamos..? ¿Habrá ruiseñores que lo hagan más soportable? Seguramente sí, como siempre los ha habido. Lo poesía y las cosas más pequeñas son, al fin y al cabo, las que siempre nos salvan.

    ResponderEliminar
  8. [LOS SEÑORES RUIZ Y EL RUISEÑOR OU LE CHARDON ET LES CHARDONNERETS]

    "UN TRAFIC PLUS JUTEUX QUE CELUI DE LA DROGUE

    Une enquête étonnante à lire dans le Monde, et intitulée "De l'or en cages." La police de l'environnement déploie les grands moyens depuis quelques mois pour démanteler une filière de trafic de chardonneret. Ce petit oiseau si gracieux et coloré, dont le chant mélodieux aurait inspiré la musique andalouse, est protégé à l'état sauvage partout en Europe depuis près de 40 ans. Sauf que sa population a chuté de 55 % ces 10 dernières années, car il est l'objet d'un trafic dont la France est la plaque tournante. Le chardonneret est capturé dans les Bouches-du-Rhône et en Corse, ou importé d'Afrique du Nord dans les bagages des passagers des ferrys et des avions qui arrivent à Marseille avant de repartir pour Paris puis la Belgique.

    Pourquoi ces régions ? Parce que le chardonneret tient souvent la vedette dans les concours de chant organisé au Maghreb et aujourd'hui dans le nord de la France et en Belgique, où il est en fait un héritage culturel des mineurs. Ils emportaient l'oiseau dans les mines, car il est hypersensible aux émanations de gaz et pouvait ainsi détecter les coups de grisou. Aujourd'hui, un chardonneret se vend 150 euros sous le manteau, soit 10 euros le gramme comme le cannabis. La police de l'environnement a vu le profil des braconniers changer : ce ne sont plus des chasseurs mais bien des caïds connus pour d'autres trafics. Et même pire puisque des drapeaux de Daesh ont été découvert chez certains suspects. On aurait pas imaginé un lien entre le plumage du chardonneret élégant et le ramage noir du terrorisme."

    http://www.rtl.fr/actu/societe-faits-divers/petites-musique-et-fausses-notes-en-kiosque-7783083257

    ResponderEliminar