4 de diciembre de 2015

Seré duda (cubierta y solapa)

YA en las librerías.


Quieren ser los títulos de este Salón de pasos perdidos más o menos significativos. En el de Seré duda, inspirado en el argot deportivo (“Josito será duda para el partido de la próxima semana”),  se alude a una determinación y a una fatalidad, tanto a una experiencia como a un deseo. La experiencia nos dice que la vida es y será una duda permanente, sólo resuelta en parte, y que las certezas, si son de ley, nos llevan a nuevas dudas. El cartesiano “pienso luego existo” no es en el fondo sino un “pienso luego dudo” y aun un “existo en tanto que dudo”. 
“Escribo estos libros para hablar de las cosas pequeñas. Si me sucedieran grandes cosas, las contaría como si fuesen pequeñas, por eso los lectores de estos libros creo que siempre han disculpado que hable de las pequeñas como si fueran grandes”, asegura su autor en uno de los prólogos que vienen aquí. Nuestras dudas son también del tamaño de nuestras certezas. Acaso por ello le haya sido posible a su autor seguir adelante con esta novela en marcha, tan decidido e indeciso.
“Seré duda” no es, pues, más que la aceptación de la vida, de todo cuanto viene en ella, y el deseo y la determinación de seguir viviendo sin renunciar a lo que nos mantiene vivos: el combate de nuestras incertidumbres y la esperanza de resolverlas un día. Y a grandes dudas, grandes esperanzas. Así lo sugiere la ilustración de cubierta, una de las últimas de su autor, Ramón Gaya: una jaula vacía y el pájaro que permanece a su lado sólo para recordarnos que al fin es libre.


32 comentarios:

  1. Momento adecuado para lanzar el libro, en esta época de más duda e incertidumbre que nunca. Los que ya tenemos unos años la vivimos con absoluta perplejidad, como supongo que ocurre cuando el tren en que viajamos descarrila y se precipita al vacío.

    ResponderEliminar
  2. Andrés tengo que rectificarle, lo correcto es decir : Josito es duda para el partido de la próxima semana, será duda es un gazapo.
    No conozco a nadie que escriba mejor que yo de FUTBOL, para hacerlo me baso en que lo conozco muy bien y que tengo destreza con el idioma, quien tira de argot y tópicos es un mal periodista deportivo, escribir de FUTBOL no está al alcance de la mayoría de los escritores, es como los toros, el que sabe lo demuestra.
    Salvo este grave error, estoy de acuerdo con usted .
    Describir una realidad, que en su caso parece una realidad soñada, vale igual que quien convierte sueños pequeños en historias reales, la Literatura acoge a todos los que quieren ponerse en el lado bueno de la vida, aunque requiere perseverancia y no esperar nada a cambio .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poniendo en google "será duda para el partido" pueden verse, literalmente, centenares de frases redactadas exactamente así, con el verbo en futuro.

      Por lo demás, como ya dijera Dante, "el propio elogio y la propia reprobación deben ser evitados por una misma razón: porque es como dar falso testimonio; porque no hay hombre que pueda medirse a sí mismo verdadera y justamente, tanto el amor propio nos engaña". Si piensa que el FUTBOL (o incluso el simple fútbol) está excluido de esa justísima observación, el "grave error" es el suyo.

      Deje a los demás que juzguen de sus virtudes y de las de su prosa; que, al no estar cegados en ello por el amor propio, podrán hacerlo sin duda mejor que usted.

      Eliminar
    2. Silvio, tiene usted una capacidad insólita para hablar de los tomates cuando se escribe sobre Saturno. Cualquier día se va enredar tanto en si mismo que nos va a dar un buen susto.

      Eliminar
  3. Todos como Josito, dudas; dados con el mismo número en los seis lados.

    ResponderEliminar
  4. Supongo que esa inspiración ya se habrá comentado, pero no lo recuerdo, tampoco en el propio volumen; "Miseria y compañía" procede de Arniches ¿no?

    ResponderEliminar
  5. Felicidades Andrés Trapiello. Aunque nunca he sido una gran lectora (ahora menos sobre todo por problemas visuales) admIro a quien se atreve a escribir un libro, debe ser satisfactorio el dar un mensaje al mundo ( porque económicamente no se si solo gana el escritor un 8%). El momento actual y seguramente el del futuro es incierto, creo q es un momento de cambio de mentalidad, de fuerza, de creer más en uno mismo,de hacer un bien a la sociedad,de aportar valor al mundo, hay que despertar. Respecto a las cosas pequeñas es que sin duda son las más grandes. Si con todo lo que tienes no eres feliz, con lo que te falta tampoco. Ánimo a todos con o sin dudas.

    ResponderEliminar
  6. Lo curioso del asunto es que los informadores deportivos usan mal el tiempo verbal. "Josito será duda para el partido de mañana". Y no. Josito ES DUDA ahora, en el momento en que se escribe, pero mañana no será duda, ya que, con acierto o yerro, mañana la duda ha de estar disipada, ya que se juega el partido.

    Sin embargo, se produce una llamativa pérdida de carga semántica y emocional al utilizar el presente. "Es duda". Vaya cosa trivial. ¿Qué no es duda? En cambio, ese sugerente "será", hipotético y augural, tiñe aún más de indecisión y vacilación la palabra "duda" que le sigue.

    Mucho más literario en futuro. SIN DUDA.

    ResponderEliminar
  7. Si Josito tiene muchas posibilidades de recuperarse para el próximo partido, entonces debemos decir que Josito será duda hasta el último instante o momento, o hasta pocos minutos antes del partido ( aquí decir es duda hasta el ultimo instante no es
    correcto ).

    ResponderEliminar
  8. Sergio Paulo Barbosa Valente, jugador del Málaga, los domingos y fiestas de guardar es "Duda". Seria duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran Duda, que dudas genera el veterano al portero, es un especialista a balón parado, un artista del balón, eso sí venido a menos.
      El Duda es capitán malacitano, también capitán malaguista, pero no capitán malagueño

      Eliminar
  9. Por fin.Ganas tenía.Me esperan plácidas horas de lectura trapelliana.Desde "El gato encerrado" paseando por el salón...Gracias, Sr.Trapiello.

    ResponderEliminar
  10. Por fin.Nos esperan plácidas horas de lectura.Gracias, Sr.Trapiello.

    ResponderEliminar
  11. Por fin.Nos esperan plácidas horas de lectura.Gracias, Sr.Trapiello.

    ResponderEliminar
  12. Espero este nuevo diario con gran interés. Pero eso de "ya en librerías", me temo que tendrá que esperar hasta el día 9. En librerías consultadas y en Amazon.es no estará disponible hasta el próximo miércoles, día 9. Restan sólo tres días...

    ResponderEliminar
  13. Soy y seré duda para dormir mañana con Maribel. Seré duda hasta las 8 de la tarde del lunes, por lo menos.

    ResponderEliminar
  14. Por favor, recen por mí. Rezarían por su iniciativa si viesen a Maribel. Gracias. Que Dios les bendiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mozo desvergonzado y procaz, ¿acaso crees que se puede orar a Dios por la consecución de un goce carnal? Pedir a Dios que procure o permita el pecado, ¡hasta ahí podíamos llegar!
      ¿Y no te preocupa ser un candidato más a los favores de esa pecadora Maribel, en tanto ella deshoja la margarita? Perdida y desdichada juventud.

      Eliminar
    2. Quién sabe si además de deshojar la margarita deshojará espléndidos capullos de rosas, perdida su juventud en el excitante afán de acariciar desdichas.

      Eliminar
  15. Sea indulgente conmigo Señor Anónimo, vea que soy juguete de la pasión. Y sobre sus escrúpulos religiosos recuerde aquello tan conmovedor:
    "En esto veo, Melibea, la grandeza de Dios". "¿En qué Calisto?" "En que de tanta belleza te dotase y a mí ocasión de contemplarla me diese" (más o menos).

    Por otro lado, si Dios omnipotente tuviese la aversión de usted al "goce carnal" (no lo hay de otra clase) nos hubiese dotado de reproducción por gemación. Ya sabe, brota en el hombro, digamos, un botón floral, crece, se desarrolla y finalmente se separa como bebé. Pero no lo hizo así su buen Dios, Señor Anónimo. Pregúntese por qué. Yo creo que el goce carnal le agrada. O sea, que a Dios "le va la marcha".

    ResponderEliminar
  16. Nos esperan buenas horas de lecturas con esta nueva entrega. Todas cosas son grandes cuando le ocurren a uno y compartirlas con los lectores es una dicha para nosotros.
    Ya tengo mi auto-regalo de navidad.
    saludos

    ResponderEliminar
  17. No lo voy a dudar ni un momento, y también me lo compraré uno de estos días...
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Hoy ha sido una mañana muy provechosa. He aprendido muchas más cosas que ayer en mis estudios de Grado en Filología Hispánica. Pero la guinda ha llegado después. Me acerco a una librería y pregunto: -¿les ha llegado ya el libro "Seré duda" de Andrés Trapiello? Sí, lo tiene en la mesa de novedades de literatura -responden-. Y yo lo localizo, paso por caja y salgo mucho más alegre que antes de entrar. Gracias, don Andrés, por las horas que han de venir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un chaval tan aplicado se merece matrícula, se los juro.

      Eliminar
  19. ¿Esa que presenta en este blog es la sobrecubierta, no, maestro? que después se repetirá en la cubierta en distinto papel y color, ¿verdad?

    ResponderEliminar
  20. Tal vez uno pueda ser doblemente libre, pues tiene dos pájaros fuera de sus jaulas, éste de "Seré duda" y el de "Vidario". Sigo dejando hueco para el libro del Rastro, el de los libreros de viejo y todos los que vengan. Muchas gracias, Andrés. J.Blas

    ResponderEliminar
  21. “En cuanto a la muerte”, Andrés, añadiendo tanta añada bien que se defiende usted.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "En cuanto a la muerte, conviene vivir de tal modo que cuando llegue tenga que irse con las manos vacías, porque todo cuanto teníamos ya lo hemos dado". (Del PRÓLOGO SENTIMENTAL).

      Felices años nuevos, pues, con buenas añadas de su Salón contra la muerte.

      Eliminar