9 de septiembre de 2015

Senegal

ACABA uno de leer hace unos minutos, atónito, este titular en la edición digital de La Vanguardia: "Lluis Llach: Si la opción del sí a la independencia no es mayoritaria, "me voy al Senegal". Al margen del desprecio repulsivo y xenófobo que encierra esa frase (es estúpido además que piense que allí quisieran cargar con él), lo que en realidad está diciendo es esto otro: "Si la opción del sí a la independencia es mayoritaria, los del no pueden ir pensando largarse al Senegal".

14 comentarios:

  1. El mensaje es bichardar, nasti de plasti para los del no. Chorar y chotar, se jumela el jari. Si Luis se va de naja, será que le camelan los alcagüeses, No dejan de abucharar, vaya bereje, tanto buco nacionalista , todo el dia pasando el santo,
    El caso es seguir con el quinao, que no falten los talegos, los buenos bugas con buenos loros, y mucho colorao
    Me creo que Luis se de un voltio por Senegal si gana el no, pero dudo se de el piro, Ojalá,
    En Senegal es fácil te den el mulé, más si eres un poco julai, no es un lugar de abuti,

    ResponderEliminar
  2. Si no gana la opción que yo quiero me voy a Senegal. Si no gana lo mío, no quiero compartir la vida con los que no son como yo. Esa cosa de no querer vivir junto con el resto de ciudadanos, sean de Barcelona o de Cádiz...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Dese usted de que los verdaderos demócratas son así.

      Eliminar
  3. Lluis Llach ha sido un gran cantante, muy querido en Catalunya, viejo represaliado del franquismo. Algunas de sus canciones se han convertido en himnos de multitudes. Dudo que sus sentimientos le permitan abandonar su país catalán, gane o pierda su apuesta política.

    Si se va al Senegal será por una temporada, y seguro que goza allí de una calurosa acogida. Tanto su persona como su compromiso con la libertad son conocidos "all over the world".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido tan buen músico como descarado oportunista, alineándose con la causa catalana, mientras Serrat se "vendía" a la causa española. ¿Y por qué no dona el purísimo autor un miserable diez por ciento de su escandaloso patrimonio para ayudar a los refugiados sirios? La verdad es que desde Senegal le resultará mucho más difícil ser buenísimo. Y la masa, tan panoli como la que vitoreaba a Fernando VII cuando regresaba a Madrid del exilio francés. Qué le vamos a hacer si el vértigo resulta muy atractivo.

      Eliminar
  4. Ay, ay, don Andrés, tan admirado en mis años jóvenes, que cada día se me vuelve más seco, más enjuto, más agrio, más inquisidor y más taciturno.

    Ay, ay, don Andrés, que cada día se me va pareciendo más a Felipe II.

    Ay, don Andrés, cómo puede estar olvidando que usted es un novelista?

    Usted no sabe de termodinámica y no escribe sobre termodinámica. Un gran acierto. Y no digo más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted, por supuesto, sí que sabe de termodinámica. Se nota. Y no digo más.

      Eliminar
    2. Ay Lydia, Lydia, tan griega y tan latina, tal vez redondita y aguardientosa, qué suerte que todavía haya monjas como usted. Pero no se atice dos cubatas en Malasaña, la conciencia le exigirá donar el importe a la causa siria. Tampoco escuche a Serat&cia, que le digo yo que después de los conciertos se van a sus suites a cenar como dioses y a dormir como los ángeles, mientras los espectadores se retiran a sus lujosos aposentos del Pozo o de Entevías. Lo que yo daría, puede creerme, por tener la hipocresía suficiente que ayuda a sostener bien alto el estandarte de la demagogia barateira, esa que desde El País se infiltra en los cerebros atontolinados antes de salir a la oficina. ¿O es que no necesita usted de esa biblia para saber qué opinar al salir de casa? Y, por favor, no nos abandone, en este túnel tenebroso se necesitan linternas como la suya que nos iluminen. Ay, Lydia, Lydia...¿y por qué no Jennifer o Jacqueline o Samantha?

      Eliminar
    3. Ay, Lydia, cómo malgastas tu tiempo escribiendo en esta cueva de trogloditas resabidos...
      (Maestro, cuando me aplique la tijera, tenga cuidado en no pellizcarme el grano del cogote).

      Eliminar
  5. http://www.lluisllach.cat/espanol/fundacion_presentacion.htm

    Pues parece ser que algún aprecio sincero tiene que tener por ese país africano el cantante catalán; a lo mejor su deseo de "emigrar" a Senegal no está tan contaminado, ni es tan retorcido; a lo mejor es una forma de buscar una alternativa imaginaria al posible desarraigo que le produciría ese "no" a la independencia patria. Senegal podría ser su segunda tierra, pero para él, es aventurado suponer que pueda referirse a los demás del "no", porque entonces sí que tendrían que cargar realmente con ellos en Senegal, en el caso de fueran forzados a este destierro.

    ResponderEliminar
  6. Interesante la intervención del último anónimo, que sugiere que la explicación de lo que aquí se trata podría estar, le cito, en el "posible desarraigo que le produciría ese "no" a la independencia patria". O sea: 1) una decisión perfectamente democrática de los catalanes podría producir al señor Llach tal "desarraigo", sólo porque no coincide con sus propias ideas, que pudiera empujarle nada menos que hasta el Senegal. O sea, que para él la democracia es tal que así: o se decide lo que yo quiero, o me voy al Senegal. Vaya democracia más rara. 2) Supongo que igual motivo, e igual derecho, asistirán a cualquier otro catalán; con lo que se entiende que si Cataluña no se independiza, Llach vería perfectamente normal y aconsejable que todos los independentistas se fueran al Senegal; y que si ocurre lo contrario, lo hicieran todos los no independentistas. Y semejante división de la población catalana, que sencillamente, se sugiere, habría llegado a no poder ni soportar la mera presencia de quienes tienen ideas distintas de las propias, no parece en absoluto alarmante, sino natural, a Llach, y al anónimo comentarista. Pues estamos buenos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ¿qué ha hecho Senegal para merecer esto?

      Eliminar
  7. Lo que está claro es que en una mente, como la del señor Llach, pueden caber al mismo tiempo la creatividad maravillosa en música y letra , y la estupidez recalcitrante.

    ResponderEliminar
  8. JAJAJA! si no ganan los mios me voy a Senegal, dice Llach. Si no ganan los mios, me voy a Méjico o Francia. Si no ganan los mios me voy de Alemania.
    Vaya panda de intolerantes, xenófobos, Machado, Mann i Llach!
    Por otro lado, que le hace pensar a LLach que va a ser aceptado en un país donde él mismo tiene un fundación centrada en el desarrollo y asistencia de comuninades locales! Vaya un monguer esta hecho este LLach.
    Cuando leo tanta sandez, se me quitan las nostalgias y entiendo que lo mejor que hice en mi vida fue emigrar.

    ResponderEliminar