21 de septiembre de 2013

Todo a cien


¿POR qué las tiendas de todo a cien son tan feas? ¿Por qué los colmados chinos tienen todos un aspecto tan terrorífico? ¿Por qué tenemos la impresión en unas y otros no de que no falta nada, sino de que sobra la mitad?

Calle Barquillo, 2013



14 comentarios:

  1. Y lo rápido que encuentran lo que sea ente tanto mogote .

    ResponderEliminar
  2. Serán feas, pero muy populares. Y precisamente por eso nos parecen "sobrantes", porque buscan la necesidad de todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feas, sí, pero con bastantes cosas útiles, aunque ignoro la proporción. De cualquier manera, los bazares chinos se nos muestran como la más humilde metáfora del gran basurero global.

      Eliminar
  3. Estuve en Madrid por última vez hace cinco años, y me impresionó como estaba toda una calle que ahora no recuerdo, pero del centro histórico de Madrid llena de comercios chinos, todas las tiendas y boutiques eran comercios chinos, venta de producción industrial y kitsch. En París sucede en algunas calles de mayoristas de confección textil, los alcaldes debían preocuparse por ésto porque a largo plazo las ciudades van perdiendo sus negocios tradicionales, las papelerías, o las pequeñas tiendas de toda la vida, competir con grandes superficies es imposible por ello las alcaldías debían proteger el comercio porque sino las ciudades pierden su encanto y su sentido.

    ResponderEliminar
  4. Porque en España impera el mal gusto debido a prejuicios acumulados sobre "lo fino" o "lo elegante", mezclados con un afán por ser sencillos, humildes, campechanos y "como todo el mundo". Pongo por ejemplo un negocio de hostelería, que es el que más abunda en esta España con pertinaz necesidad de bar. Salvo excepciones todos son convencionalmente horrorosos por fuera y espantosos por dentro. El propietario de un "todo a cien" o un colmado chino tiene, además, una gran coartada: "Si voy a vender barato la inversión en el local tiene que ser la mínima". Lo triste es que en cuanto uno cruza la frontera comprueba que los "cursis" franceses hacen una interpretación de la estética absolutamente opuesta hasta en el comercio más humilde. Eso significa que ellos o nosotros estamos equivocados...¿Pobres guiris?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé de qué ciudad francesa habla usted, pero le puedo asegurar que en París que la desando a menudo hay una serie de leyes que deben cumplir los comerciantes y restauradores para abrir un negocio, incluye la fachada y el interior. Calidad estética y normas de seguridad. La Alcaldía de París ha comprado espacios comerciales, tienen la preferencia cuando un propietario quiere vender y si a ellos no les interesa el sitio lo pueden vender a un privado, estos espacios los alquila en algunos casos a precios protegidos a artistas, galeristas, diseñadores, arquitectos para que la ciudad no se convierta en un todo a cien o en una venta de sandwichs griegos. Las ordenanzas de urbanismo son draconianas y nadie mueve nada sin pasar por las comisiones de arquitectos y urbanistas. Y si lo mueven los inspectores se encargan de hacer cumplir las normas. De acuerdo que hay kitsch en Paris y cutrerio como en todas partes, pero es una ciudad mucho más cuidada que Madrid o cualquier ciudad española en la que el patrimonio arquitectónico y la historia no le interesan a casi nadie.Saludos. Maite.

      Eliminar
    2. Lo triste es que en cuanto uno cruza la frontera comprueba que los "cursis" franceses hacen una interpretación de la estética absolutamente opuesta hasta en el comercio más humilde. Eso significa que ellos o nosotros estamos equivocados...¿Pobres guiris?

      Me asombra, sr. Anónimo, su capacidad para haber leído mis párrafos finales exactamente al revés de lo que con aplastante evidencia expresan. Me he vuelto a leer y solo se percibe ironía hacia el tradicional mal gusto español, utilizando como modelo referente el buen gusto francés.

      ¡Santo cielo!, que diría AT, inflamado últimamente, como está, por la invocación cristiana.

      Eliminar
    3. Es que las ironías a veces no se comprenden y en España mucha gente desprecia a los franceses o se burlan precisamente del cuidado que ponen en el patrimonio, esta realidad es motivo de chistes y risa. A veces exageran pero prefiero que el cuidado sea por exceso que por defecto; en "lo francés" puede haber mal gusto y kitsch pero la diferencia con España es un problema de respeto. En Francia se valoran y protegen los oficios, el trabajo del campo, son valores que vienen desde la Ilustración. Personalmente la estética de los estilos de los luises franceses me parece decadente y kitsch, es asombroso el grado de sofisticación y barroquismo, son ejemplos de la creatividad y la precisión de muchos oficios pero son lugares muy asiáticos por los dorados, la cantidad de detalles y acumulaciones, de materiales diversos y texturas diferentes, un horror al vacio y ésto es lo que se imita en España en general, no sé si me equivoco. Un barroco que es muy religioso, católico, una expresión estética recargada y retorcida que tiene su interés por supuesto. En el norte existen los techos de paja tradicionales, toit de chaume que han evolucionado en la técnica pero es el mismo principio de los teitos asturianos, en Normandía grandes casas de campo, burguesas, conservan ésta técnica en los tejados porque es precioso, pero además es un material que aisla mejor que nada del frío y del ruido, han evolucionado técnicamente pero el principio y el material es el mismo desde hace siglos, se han sofisticado valorando un material natural y una técnica tradicional.
      http://www.chaumiers.com/index.html

      Eliminar
    4. Un mazacote que no viene a cuento. Esto de los foros es un salvavidas para la gente pesadísima de la que todo el mundo huye.

      A menos que sea una sutil ironia del tipo: "meto este ladrillo aquí y a ver qué pasa"

      Que también.

      Eliminar
    5. La pesadez es una gran virtud, muchas gracias. Espero que el dueño del blog edite lo que no le interese publicar. Escribo comentarios en éste foro cuando me apetece y el tema me interesa. Lo que diga o piense usted con su tono de cartomántica de pueblo me tiene sin cuidado. Vaya por la sombra y mirando al cielo, si es que teme tanto los ladrillos. Y los comentarios como el suyo describen al que los hace, la intención, son un espejo: "mazacote, cuento, salvavidas, pesadísima, mundo, huye". Se ha hecho usted un buen autorretrato. Salud.


      Eliminar
    6. Vaya otro ladrillazo pedante. Dios nos guarde. Mucho mejor dejarlo aquí, no vayamos a enfermar de mal de ojo.

      Eliminar
    7. Tenga unas margaritas...
      http://www.youtube.com/watch?v=4sAbW0ONRBU

      Eliminar
  5. Son grandes comerciantes , además comercian con los gitanos ( etnias complementarias a pesar de sus diferencias en la forma de trabajar y pensar ), con las tablas y picardía que eso da . Por otro lado hay personas adictas a cachivaches sin un uso concreto .

    ResponderEliminar
  6. No me parecen feas, simplemente pobres, pero me gustan.

    ResponderEliminar