14 de septiembre de 2013

Varia


EL alma es lo íntimo de personas, animales, paisajes, cosas. Tarda en manifestarse, y nunca se manifiesta del todo.
* * *
ESCRIBIR es la intimidad del hablar. No otra cosa quería decir aquel "lo que se sabe sentir se sabe decir".
* * * 
LO íntimo es todo aquello en lo que no tienen nada que hacer los intermediarios. De ahí que debería haber tanta intimidad en un abrazo como en escribir de un libro. Deberían saberlo los críticos literarios.
* * * 
LOS gallos no cantan, piden socorro. Y lo hacen desde lo más profundo de su alma, desde lo más íntimo de su ser.
* * *

NO se habrá visto a nadie que sea más juez y parte que un gallo. Nunca se sabe, cuando canta, si es el fiscal pidiendo sentencia, el abogado indignado  por las alegaciones del fiscal, o el juez amenazando a todo el mundo con desalojar la sala como siga esa algarabía.

Barajas, 24 de abril de 2013

17 comentarios:

  1. Son excelentes , poéticos , limpios ( no aluden a vicios o virtudes ) , están escritos con mucha delicadeza . No digo más
    ss

    ResponderEliminar
  2. Las cuatro sotas de Arabia disimulan el dolor de muelas sabiéndose ya a pocos minutos del hotel.

    ResponderEliminar
  3. “Apriessa cantan los gallos — e quieren crebar albores”.

    Los que más socorro piden son los “primeros gallos”. Porque se fusila al amanecer. Y si no se hace al alba es un crimen.

    ResponderEliminar
  4. El alma se inquieta, cuando el cuerpo padece, y cierto es que uno nunca conoce del todo a las personas, por as intimas que estas sean.

    Supongo que el anonimo que llama sotas a las cuatro magnificas azafatas de Emirates ( esponsor ahora del Madrid por lo que he visto en la prensa) sera el rey de bastos, que ignora que no pertenecen a Arabia y usa adjetivos despectivos para unas mujeres que se buscan la vida cin toda honradez. He pasado mas de 12 horas en su compañía, y les puedo asegurar que si el servicio de Iberia fuese de la calidad de Emirates probablemente no tuviesen los problemas que ahora tienen.
    El lenguaje denota ideologias y comportamientos.
    saludos
    txema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuatro, uniformadas, con esos gorros… Como sotas (“subtus”, debajo, “La del Soto del Parral”), las cuatro, sotas o pajes al servicio de musulmanes (emires o no emires) y de cristianos (ronaldos o no ronaldos); sonrientes las cuatro suspirando por llegar al buen hotel y descansar de su magnífico trabajo.

      Los pañuelos que cuelgan tan simpáticamente de los gorros, más que en la moda para azafatas, lo siento, me trajeron a la cabeza los pañolones que sujetaban las mandíbulas de monigotes con dolor de muelas en los viejos TBOs de tiempos con muy deficiente sanidad bucal.

      Ideologías, comportamientos, reyes, bastos, oros, espadas… Hasta de las copas estoy bien lejos, se lo aseguro. Perdone la torpeza, no el humor, de mis palabras de antes y ahora.

      Mucha salud.

      Manuel

      Eliminar
  5. Saber sentir parece condición del bien decir; pero la sobredosis de alma, a veces, enmudece. "Quien conozca la verdad de un hombre lo destruirá, a no ser que calle" o "lo perfecto no deja entrar a nadie", que dice E. Canetti.

    ResponderEliminar
  6. Insomnio: Se durmió con el canto del gallo, y ahora, ¿quién la despertaría?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen despertador serían el Gallo Alectrión, y la Medusa aún sin petrificar. Sin embargo no se puede predecir si tal despertar será al alba, o en la noche de los tiempos.

      Eliminar
  7. Del alma, lo íntimo y otros misterios...

    TODO aquel que dice ¡ay! es señal que le ha dolío.

    ResponderEliminar
  8. Tan importante es la intimidad que debería escribirse Hintimidad, con la misma hache que Hemeroflexia o la gran Helena.

    ResponderEliminar
  9. Lo de las cuatro sotas ha estado muy bien , me he reído un rato. T.tiene razón pero no creo que el lenguaje denote ideología y menos comentando de Internet donde se opina con espontaneidad , autenticidad y sin red.
    Me gustaron los aforismos.
    La realidad exige
    que también se diga :
    la vida sigue
    Sigue en Cannas y en Borodino
    y en Kosovo Pole y en Guernica .

    En una plaza de Jericó
    hay una gasolinera,
    y en Bila Hóra hay bancos
    recién pintados.
    Entre Pearl Harbour y Hastings
    va y viene el correo postal,
    un camión de mudanzas pasa
    ante la mirada del León de Queronea,
    y a los huertos en flor de los arrabales de Verdún
    sólo llega un frente atmosférico .

    ResponderEliminar
  10. Es verdad que el alma tiene que vencer una cierta resistencia para dejarse ver, para mostrarse ante sí misma y ante el mundo. Y que para llegar a la cara más íntima de las cosas y vencer esa renuencia no puede haber otra vía que la poética. A la necesidad de esta búsqueda parece aludir M. Zambrano cuando dice que "el hombre es de tan singular condición que le es preciso que se le revele lo que lleva dentro de sí: su propia vida". Y también que "la primera conciencia que el hombre adquiere es la que podríamos llamar 'conciencia poética' en que la enajenación toca a una cierta identidad".

    ResponderEliminar
  11. Yo solo quiero ser como David Beckham, quiero ser un objeto sexual deseado, acosado por las muchachas en flor.
    ¿es eso alma?

    ResponderEliminar
  12. Si SÓLO quieres eso, no mucho, me parece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por sólo eso anduvo de tratos y trapicheos Fausto con Mefistófeles. Un sólo instante que quisiéramos eterno basta para perder el alma. Luego alma hay.

      Eliminar
  13. No el de Goethe, que yo he leído, y que pide toda una serie de cosas (hasta causar, de modo más o menos involuntario, la muerte de una pareja de ancianos, por ejemplo), y que cuando dice de veras, ya al final, algo parecido a eso, NO ES por motivos eróticos. En cualquier caso, si mi contradictor está seguro de que "alma hay", su primera pregunta no parece tener mucho sentido. A no ser que piense que sólo algunos la tienen, y dude de si él está entre ellos. Yo creo que el alma es enteramente democrática, y que existe (o no) para todos, sin excepción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Fausto de Goethe apuesta por la acción con Mefistófeles para remontarse a las fuentes de la vida, cosa que largos años de estudio y aislamiento no pudo procurarle. La acción por antonomasia de la vida es erotismo, como característica específicamente humana de su perpetuación. La pregunta era sólo retórica, dirigida a aquellos que buscan en profundidades lo que está a flor de piel.

      Eliminar