15 de octubre de 2013

De carne y hueso


ES sabido que al Rastro vamos a reconocer, y que las cosas que hallamos allí vienen a ser como sombras de la caverna platónica: de no tener de ellas una idea antes, no las reconoceríamos. Pero hoy oímos cómo cierto gitano viejo le decía a otro acaso la mayor agudeza con la que se haya tropezado uno en más de treinta años de milicia buhonera: “Lo difícil es encontrar lo que no se busca, que suele ser lo mejor”.
* * *
¿Qué es un rayo de luz en pleno mediodía? Por tanto, es mejor pintar las tinieblas exteriores y, como suele decirse, cargar las tintas. En ese momento cualquier cosa, incluso esos vislumbres y estrellas que flotan en la ceguera, podrá postularse como final del túnel.
* * * 
YO tengo un corazón de carne y hueso.

El Rastro, 13 de octubre de 2013. Los tres pies del galgo.

8 comentarios:

  1. Parece un perro limusina . Final del túnel no hay , el plan es reducir " alea jacta est "

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coger la palabra LIMUSINA y pasearla por el Rastro me parece muy bien. Final del perro sí hay.

      Eliminar
  2. El “yo no busco, yo encuentro” que Picasso tomó de alguien irrecordable que a su vez quizá lo recogiera de un viejo gitano… La insoportable levedad (para sí mismo) o gravedad (para los demás) de ser artista. O gitano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan aristotélico Picasso yendo al fondo de las cosas, separando a conciencia el grano de la paja; siendo así, no es de extrañar que la inspiración para su célebre sentencia la tomase, vía gitanos, ¿por qué no?, del Estagirita, cuando dijo: "El que no busca la felicidad es el que la encuentra". Podemos imaginar al artista descubriendo en el corral a la cloqueante gallina, satisfecha tras poner su huevo; ¡feliz hallazgo!, la más pura abstracción está servida.

      Eliminar
  3. Pero para encontrar también hay que buscar, aunque no intencionadamente.

    ResponderEliminar
  4. Notable que en el largo “laberinto de los efectos y de las causas”, acaben en blanco, tan cabalmente, rabo y tres pies del perro rastrero. ¿Azar fotográfico?, ¿cojo el buen animal? Simetría, por favor. Blanco también el pie de la cuarta pata, o no podré dormir esta noche.

    ResponderEliminar
  5. Pues yo creo que es más platónico que aristotélico el gitano del que se habla. Y no voy a decir que probablemente se habrá leído el Banquete, pero me jugaría una mano a que cuando dijo eso estaba pensando en el Amor.

    ResponderEliminar
  6. Lo peor lo encuentras sin querer , por otro lado los sueños ( expectativas , esperanzas ) de la razón producen monstruos ( Goya ) . Bosco : inserta seres humanos en su infierno ; Goya : inserta seres del infierno en su medio humano .
    Los gitanos no son de leer y aprenden frases que luego reproducen de tal manera que algo que debería parecernos claro , acaba resultando un enigma ya que el castellano como dijo Borges es una lengua muy inexacta ( yo es la única que conozco ,llevo toda la vida aprendiendo y se menos de lo que creo ) .
    Sobre el túnel , recomiendo " hijos de los hombres " de Alfonso Cuaron .

    ResponderEliminar