26 de noviembre de 2013

Lorca-Morla-Bebé-Villepin

HACE años se tropezó uno en una sala de subastas con un cuadro de Carmen Laffón. Aparecía en él una casa con jardín, en el jardín una mesa, en la mesa... Era una pintura bastante grande y sin duda uno de sus cuadros más hermosos. Telefoneé a CL., y se lo conté. Para mí era una noticia alegre, haber podido ver un cuadro tan bueno y desconocido al menos para mí, que saliera a la luz. En cuanto se lo describí nuestra amiga lo recordó perfectamente, a pesar de haberlo pintado hacía cincuenta años, y recordaba también a su dueño, de quien, como es natural, no reveló su nombre, pero sí que para ella era una noticia triste, porque, me dijo, "cuando alguien vende un cuadro es por una de estas tres razones: porque ha muerto su dueño, porque necesita el dinero o porque ya no le gusta".
¿Por qué ha llevado Dominique de Villepin a Drouot  su fabulosa biblioteca, o una parte de ella, sin duda la más valiosa? ¿Era un lector o, como parece, sólo un coleccionista de ediciones originales de escritores prestigiados y famosos, uno de esos esnobs cultos que creen llevarse a su casa el talento sólo porque pueden pagarse el soporte en el que lo dejó su autor? ¿Habrá sido por alguna de las razones que recordaba nuestra amiga? La verdadera novela, lo decíamos el otro día, empieza cuando acaba el periodismo, y el periódico no dice mucho más.
Entre los libros hay uno, sin embargo, que ha hecho que nos preguntáramos: ¿cómo llegaría a sus manos esta Oda a Walt Whitman de Lorca (Alcancía, México, 1933; edición, si no recuerdo mal, de cincuenta ejemplares), dedicado a Bebé Vicuña ("Para mi queridísima Bebé con el cariño más grande de su Federico. Madrid-Méjico, 1934")? Al periodista nada le dice ese nombre. Fue la mujer de Carlos Morla Lynch, íntimo amigo de Lorca y autor de un libro sobre el poeta,  que les dedicó a los dos Poeta en Nueva York. Años después Morla publicó una especie de memorial de aquellos años, imprescindible para conocer el ambiente del 27, al menos el de los círculos más cumbayá de esa generación. 
Bebé Vicuña, gran familia chilena, siguió yendo a París después de que a su marido le destinaran a la embajada de Madrid, donde pasaron la guerra (a él le debemos uno de los testimonios más veraces e incontaminados de esos tres años) y en París terminó Morla, como embajador, su carrera en los años sesenta. ¿Se desprendió Bebé Vicuña de ese libro, lo regaló, lo prestó, lo vendieron sus herederos, alguien se lo llevó de su biblioteca...? Nada sabremos. Bástenos hoy con leer la noticia y ver esa dedicatoria en un periódico (junto a otras, una de Camus a Sartre o de Malraux... ¡a Celine!), antes de que de nuevo la vida se lo lleve mar adentro, pero no la leyenda alegre y trágica de sus protagonistas que aquí sigue en esta playa, como un pecio precioso.


9 comentarios:

  1. Que Lorca y Morla compartieran algunos amantes y hasta a si mismos (creo que jugando con sus apellidos y su homosexualidad se decía de ellos "tanto monta Lorca como Morla") no debió pasar inadvertido a Bebe en aquella época de profunda amistad que vivieron en Madrid durante la guerra civil. Quiero decir que cuesta trabajo pensar que un despecho extemporáneo la impulsara a desprenderse en Paris de esa Oda dedicada a su marido. De la forma en que llegara a manos de Villepin cabe especular de muchas maneras si le aceptamos una personalidad viscosa, muy acomodada desde sus años mozos al juego de la demagogia y a otros no menos divertidos y variados.
    Y volviendo a Morla, su conmovedor "España sufre" resulta un documento imprescindible para comprender el odio salvaje que fue nuestra guerra. Eso sí, abstenerse quienes no tengan las cervicales preparadas para soportar sus más de ochocientas páginas.

    ResponderEliminar
  2. "¿Por qué ha llevado Dominique de Villepin a Drouot su biblioteca, o una parte de ella, sin duda la más valiosa?"

    "Mais pourquoi vendre aujourd'hui toutes ces merveilles amassées au fil des décennies? A des proches, Dominique de Villepin a confié ne pas vouloir vivre dans un mausolée de papier. Souhaiter s'"alléger", comme il l'avait déjà fait, en 2008, en vendant aux enchères sa "bibliothèque impériale". Elle lui avait rapporté environ 1 million d'euros..."
    www.lexpress.fr/culture/livre/villepin-se-livre-aux-encheres_1291245.html

    "esa dedicatoria en un periódico (junto a otras, una de Camus a Sartre o de Malraux... ¡a Celine!)".

    Malraux admiraba a Céline, que comparaba a Rabelais, como puede verse en "Six entretiens avec André Malraux sur des écrivains de son temps" de Frédéric J. Grover. En ese libro cuenta que fue uno de los lectores del manuscrito de "Voyage au bout de la nuit" enviado a Gallimard y que finalmente sería publicado por Denoel.
    http://www.amazon.fr/entretiens-Andr%C3%A9-Malraux-%C3%A9crivains-1959-1975/dp/2070354016/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1385453831&sr=8-1&keywords=Six+entretiens+avec+Andr%C3%A9+Malraux+sur+des+%C3%A9crivains+de+son+temps

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo por esos enlaces. Un mausoleo de papel... Eso son para él las bibliotecas. Vaya. Lo mejor, sí, es que la venda cuanto antes. Y lo de Malraux estaba dicho en el sentido de las vueltas que da la vida (Le voyage fue también libro de cabecera de... Stalin. Cfer. Album Celine, La Pléiade). en

      Eliminar
  3. Mejor que yo, el periodista francés parece haber calado al ex primer ministro: Le spectre politique brassé par cette collection très personnelle ne manquera pas d'étonner, mêlant allègrement manuscrits de Mussolini et de Trotski. Alegremente... pocas veces una palabra habrá sido más triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el cinismo de Villepin está en esa mezcla que denuncia el excelente Jerôme Dupuis. Galouzeau, como lo llama Le Canard enchaîné, es un tipo cuya única ideología es su propia ambición.

      A propósito de Dupuis, su último artículo va a interesarte mucho:

      "Photographie inédite: un air de Baudelaire. Est-ce l'auteur des Fleurs du Mal qui se cache à l'arrière-plan de cette photographie inédite? Si c'était le cas, ce serait seulement la seconde image du poète retrouvée depuis le XIXe siècle. Et elle vaudrait une fortune. Un grand marchand parisien a mené l'enquête et rassemblé nombre d'éléments. Troublants."

      http://www.lexpress.fr/culture/livre/photographie-inedite-un-air-de-baudelaire_1301028.html

      Eliminar
    2. La biblioteca de Villepin, que será subastada el viernes, en tres videos:

      http://www.gazette-drouot.com/static/magazine_ventes_aux_encheres/video_enchere/bfm_pba_281113.html

      Eliminar
  4. Un acto de afecto ""Para mi queridísima Bebé con el cariño más grande de su Federico. Madrid-Méjico, 1934" acaba en un acto comercial. Venta subasta Drouot. Lo peor es que de ese pequeño libro nadie pasará de la portada.

    ResponderEliminar
  5. CON AYUDA DE UN BARBERO DE MÁLAGA, EXPLICACIÓN RASTRERA DEL EVENTO

    « “Lo característico de esta colección es que se ha formado avanzando, se inscribe en la acción, se ha formado a través de la confrontación de los eventos”, explica en una entrevista telefónica el exministro, ahora volcado en sus compromisos internacionales. “Para muchos, una colección es como un santuario… no es para nada mi enfoque. Lo que me interesa es la vida de esas piezas, cómo interactúan, cómo dialogan conmigo, cómo uno se crece al entrar en contacto con ellas”, añade sobre esta reunión de obras que se remontan, en algún caso, al siglo XVI. “Por eso, el mejor libro es el que conseguiré mañana”.

    Lejos de mostrar nostalgia por la dispersión de tremenda colección, Villepin asegura que la subasta le permite darle coherencia al todo. “Podría seguir constituyendo esa biblioteca hasta el infinito, pero en un momento dado hay que darle forma. Acabo de cumplir 60 años. Es quizás un buen momento para finalizarla”. »

    Podría seguir con esa biblioteca hasta el infinito, pero llega un momento en que hay que darle forma… echándola abajo. Merveilleux, Monsieur de Villepin! Vaya coherencia.

    A ver si la "coherencia al todo", algo o del todo va a estar por aquí: 60 años ya… Pongamos un cuarto de siglo: 85 menos 60 = 25. Millón y medio entre 25… Esta ayudita más los "compromisos internacionales"... Rien de rien, mon Dieu!, nada que ver con los dorados botines o parachutes de los colegas...

    Empleado, no dueño, el barbero de Málaga que ayer me cortó el pelo se va a jubilar dentro de cuatro meses. “45 años cotizando…” Régimen General. Esperaba superar los 800 euros al mes, pero por líos administrativos que no entendí, tendrá que conformarse con unos 700. “Gastaremos menos”.

    « “Con la preparación de la subasta, Dominique de Villepin y el experto de la venta, Benoît Forgeot, han elaborado con esmero un cuidado catálogo doble, con una larga introducción muy intimista del político, en una suerte de alegato general a favor del coraje y el compromiso en política”. »

    Tras el “Listo” habitual quitándome el peinador, en lugar de ir como siempre al cajoncito del cuaderno y el dinero para cobrarme los 11 euros, el peluquero salió a la calle (Sánchez Pastor, en el centro) y, puestos los ojos en el templado cielo de Málaga, gritó:

    ―Forget, forgot, forgotten!

    Pasaba una pareja de turistas. Por el espejo vi el susto que se llevaron.

    ResponderEliminar
  6. Me ha sentado como el asunto de los Budas de Báyimám .
    Por otro lado parece que a la Literatura le viene bien la iconizacion que se está produciendo con figuras referentes y en ese aspecto cuanto mayor sea el precio mejor , seguro el montante duplica lo previsto por la subastadora . Para compensar tengo in mente comprar un libro de Sartre , un autor que desconozco y del que leo unos elogios excelentes y palmarios .

    ResponderEliminar