26 de marzo de 2013

De un viaje (5)

UNA caseta de baño. Como esta hubo, en otros tiempos, muchas. La mayoría ha desaparecido. Algunas las ha pintado Pedro Serna, y en él parecen de aquel tiempo y de este, o sea, de todo tiempo. Diríamos que son, en medio de la novela, esas páginas de transición entre la tierra y el agua, entre el aire y el fuego.

Lo Pagán (Murcia), 19 de marzo de 2013

5 comentarios:

  1. Menos mal que nos quedan las fotos para decirnos cómo fue el pasado: ese otro mundo.

    ResponderEliminar
  2. «Nada permanece», que diría Platón mirando bien la fotografía, para luego volver a sus asuntos. De los principios de la vida: aire, tierra, agua y fuego, puede ser el agua, para nosotros, el más clemente y consustancial; los demás elementos se conjugan y 'enjuagan' en ella.

    El palafito vestidor dando cierta solemnidad al ritual del 'baño de mar'. Bañista saliendo de la caseta balnearia para sumergirse en las benévolas y saladas aguas marinas, con ese ritmo lento de la vida en los años del 'art déco'.

    Perdidas las ceremonias en torno al baño, nos quedan sin embargo sus nada desdeñables propiedades terapéuticas, incluso para aprovecharlas en casa. La receta consiste en poner dos kilos de sal gorda en la bañera llena con agua más bien caliente. Queda asegurado el ritual en este humilde gesto, que puede ser además de estético, económico, y no es poco.

    ResponderEliminar
  3. ¿Sí a un par de horribles ripios?

    Pocas casetas de baño
    y millones de casitas
    al mar haciéndole daño.

    Tierra, agua, aire y fuego.
    Si hay alguna cosa más
    no sé si se verá luego.

    ResponderEliminar
  4. Ahora hay duchas pero pronto cobraran por tomar el sol y bañarse en las aguas contaminadas de cualquier playa . Como contaminada está esa generación joven y fascista que quiere imponer la Gestapo en Valencia para denunciar profesores . Al / la joven de NNGG se le nota en la cara y seguramente les mojaran la oreja y se echaran a llorar cuando ejerzan de niñatos fiscales , que razón tenia Esperanza cuando llamó al fin de este engendro juvenil que luego van a Cuba para la alternativa .
    Internet cada vez es más un nido fascista , los pobres no tienen acceso y lo que hay es mucho lirile y muy poco lerele aparte de muy poca cultura y

    ResponderEliminar
  5. Acabaron con estas casetas de baño cuando hicieron las playas artificiales. Se nombraban como balnearios y era entretenido bucear bajo sus tablas de madera desgastadas del salitre y coger cangrejos y caballitos de mar.

    ResponderEliminar