21 de marzo de 2013

Púlpito

EL hábito hace al monje, y el púlpito al inquisidor.

El Rastro, 28 de enero de 2013


9 comentarios:

  1. La verdad , utopia . El castigo , ejemplar

    ResponderEliminar
  2. El ser,tan resbaladizo y periférico. Las apariencias no engañan.

    ResponderEliminar
  3. 21 de marzo, San Filemón.

    "Por San Filemón las habas crecen un montón".

    Con esta inapelable certeza y un buen desayuno... Muy buenos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sean buenos.

      Mi madre solía visitar a Mariaolaya cuando nos llevaba a la Virgen de Gracia, el Paseo y Parque de ahora y entonces. "La casita de Mariaolaya" estaba del Paseo a solo unos cien metros que desde la carretera cruzábamos entre plantas de habas; a veces en flor al ir, a veces en talega de regalo de Mariaolaya al volver.

      Ni Mariaolaya ni su casa están ya. Las habas siguen (Mariaolaya, con ésta cinco veces). Las habas por ejemplo en Badajoz:

      http://elterrao-dosurbanitasenelcampo.blogspot.com.es/2013/01/floracion-de-las-habas.html

      Eliminar
  4. En un mundo sin púlpitos, la verdad ascendiendo desde la más profunda sima.

    ResponderEliminar
  5. Las misas negras que cada domingo celebra en el Rastro... Con los cadáveres exquisitos que prepara y luego fotografía, señor Trapiello, parece usted querer desafiar oscuramente al tiempo y a la muerte. Cuidado, a ver si en el más allá se encuentra no con una sino con dos condenas que ni el Corazón de Jesús ni la Cabeza Blanca del Caballo podrán levantar.

    Una Dolorosa, la plancha de carbón, el cepillo de carpintero (¿para alisar sus gafas?, va usted listo), negro auricular amputado y bocabajo, el mismo Corazón pastoreando bombillas…

    Y el gran péndulo del reloj de pie que usted arrancó para colocarlo delante del inocente anuncio (SE COMPRAN MUEBLES Y OBJETOS) de forma que, oculto en parte, se transformara en negro conjuro lanzado a su favor.

    Pues no. Tampoco usted se librará del tiempo y la muerte; del doble infierno de la gravedad en la nada.

    ResponderEliminar
  6. "Los dioses han ocultado a los hombres las fuentes de la vida". HESÍODO.

    Y negando este ocultamiento con la gravedad de toda certeza, la palabra pontifical de los púlpitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Porque ellos, los hombres, se creen únicas fuentes de la vida y de la ciencia, del ocio y el negocio! De los dioses debiéramos haber aprendido, sí, de su humildad y silencio, de su invisibilidad o inexistencia.

      Porque encima, sin descanso predicamos o pregonamos todos esos credos desde millones de púlpitos, cadenas, caderas o cátedras. Y pronto acaba importándonos bien poco llevar a la práctica el gran abanico de nuestras malas artes, envidiadas e imitadas enseguida.

      Eliminar
  7. Ramon Gomez de la Serna ( nuevas greguerías ) :
    No os asombréis de las imágenes nuevas . Virgilio ya dijo hace mucho tiempo " Son negras las violetas "
    Felicidades a los poetas en su día .
    Saludos

    ResponderEliminar