24 de abril de 2014

María Zambrano y Max Aub (y 3)

Y leyendo en este tomo VI de las obras completas de María Zambrano, nos encontramos con esta  historia, para mí desconocida, que viene a confirmar la problemática relación que ha tenido uno con las obras de dos escritores del exilio muy celebrados en el postexilio, Ayala y Aub.
Se cuenta en la Cronología que precede a los escritos de Zambrano que en 1961 Ayala y Aub, que han estado viajando juntos por Italia, visitan a Zambrano, que acaba de leer la novela de Aub La calle de Valverde, "en que se involucra en formas muy inquietantes a su hermana Araceli y a su esposo Carlos Díez", policía con quien se casó esta en plena guerra civil. Y añade el responsable de la edición de las OCompletas de MZ. (Jesús Moreno Sanz): "Sin especificar claramente la fecha de este encuentro, Ayala relata, en Recuerdos y olvidos, y en dos páginas prodigiosas de errores y tergiversaciones, esa, según él, desagradable comida con la «intemperante» María Zambrano. Y lo antecede todo con el dato: «No es un secreto que la novela de clave La calle Valverde está centrada en la casa que en esa calle madrileña habitaba ella con su familia». No es un secreto que La calle Valverde, en efecto, involucra a toda la familia Zambrano, padre, madre, y las dos hijas, como no lo es tampoco que esa familia no habitó nunca en dicha calle. Tampoco debió recalar bien Ayala en el tratamiento sumamente cruel que se le da en esa novela a Araceli. Este hubo de ser el motivo de la «intemperancia» de María Zambrano".
No sabe uno si volverá a encontrar tiempo de leer aquella novela de Aub, esta vez sabiendo  lo que acaba de contársenos, pero sí ha vuelto uno a confirmar el oportunismo ético estético de Max Aub y por qué Francisco Ayala me ha parecido siempre un burócrata que escribía como los secretarios de ayuntamiento: las personas humanas, Ayala, no "habitan en una casa", viven en ella.

MAub, La calle de Valverde. Universidad Veracruzana. Xalapa, México, 1961. Y faja con la que se puso a la venta.

5 comentarios:

  1. Muy interesante el descubrimiento para profundizar en los que con él se vayan hilvanando por indagación o por casualidad e incluirlos en la próxima edición de "Las armas...".

    No termina uno de asombrarse del nutrido grupo de escritores que han llegado hasta nuestros días envueltos en las vitolas de la insobornable democracia y la integridad ética inmaculada sin que nadie se haya atrevido a poner en duda su trayectoria por el simple hecho de su alineación con la izquierda, a veces no tan rectilínea. Diría que resulta de gran interés desenmascarar los mitos, se trate de quien se trate, de igual forma que atrae especular con las circunstancias y sus consecuencias, como tan bien nos explica Andrés, por ejemplo, al referirse a los hermanos Machado, unidos como uña y carne antes de la guerra y tiempo después el uno ensalzado y el otro casi denostado. Tal vez si quien resultó atrapado por el 18 de julio en Burgos fuera Antonio no lo tendríamos hoy en altares tan elevados porque él mismo se hubiera visto imposibilitado de escalarlos, con tal de sobrevivir.

    ResponderEliminar
  2. Max Aub es el gran cronista español del siglo XX , estoy leyendo a Max ( Buñuel ) y Juan Ramon ( vida ) a la vez y me gusta más Aub , escribirá mejor Juan Ramon pero Max se moja más y toca muchos palos , te ofrece una información cultural única y no se centra tanto en hablar de si mismo . Para mi Max es un hombre que va con la verdad , que opina sin buscar ser un predicador que quiera imponer dogmas de fe , un comentario no es una creencia ni tiene porqué ser literatura rosa ( políticamente correcto ) . Yo opino que a Max Aub no le ha leído casi nadie , no puedo creer otra cosa dado el nivel de cultura literaria al que se enfrentan los escritores de cualquier época . Max no es un escritor de enciclopedia escolar, es un sabio que te cuenta verdades que nadie es capaz de contarte , con toda la humildad del mundo . Al Ayala no lo conozco y Maria Zambrano cuenta con mi admiración , aunque en el mamotreto sobre Buñuel ni Max ni Luis aluden a Maria.
    Eso sí Vida es más recomendable que Buñuel , ya que Vida solo le exige al lector que sepa leer y Buñuel te exige tener cierta cultura ( no magenta precisamente )

    ResponderEliminar
  3. A Max Aub no lo he leído, pero Ayala y su prosa siempre me parecieron de lo mejor que he leído. Su prosa de estructuras largas, flexibles, llena de matices, quizá no se acerque al "escribo como hablo" de Valdés, pero le he visto glosar muy positivamente a autores que tampoco escriben con esta sencillez y claridad. Estoy convencido que su opinión de Ayala está mucho más fundada que en una sola palabra mal elegida, pero negar valor, con el calificativo de secretario de ayuntamiento para su autor, a obras como El fondo del vaso, Muertes de perro o La cabeza del cordero me parece cuanto menos una osadía. Y luego está el fondo ético de muchas de sus obras, que es incuestionable. Un saludo atento, pese a no coincidir con usted esta vez.

    ResponderEliminar
  4. Max Aub : sinceridad , humanidad , dignidad , solidaridad , moral , esperanza , libertad , hombría , entusiasmo , tolerancia , fe en lo humano , ingenioso , dominador del idioma , prevaleciente ante sus personajes , fascinante , autentico .
    Palabras , palabras , ya sabemos lo que dicen las palabras , nada que desconozcamos , en el fondo no dicen gran cosa pero está claro que no debemos equivocar la política con la moral y que solo hay un camino para descubrir lo que quieres decir y ese camino es escribir ( solo leyendo no consigues aprender a decir algo diferente, y escribiendo es como cada uno demostramos la intelectualidad que tenemos ; que difícil es gustarse a uno mismo ) .
    Max completó lo que quizás Ramon no pudo culminar , aunque siempre reconoció a Ramon como el padre del surrealismo ya que España es y ha sido el país dada por excelencia y ya lo avisó Max " cuando España alcanza las máximas cotas dada lo aprovechan los nacionalismos vascos y catalanes " . Soy fan de Max y me alegra poder hablar bien de él en este espacio . Max Aub siempre se consideró español y curiosamente el cónsul mejicano en Francia que salvó a Max Aub, hizo lo mismo con M. Zambrano . Creo que el poeta que mas se ajustaba al ideario del escritor fue Hernandez ( muy olvidado , por cierto ).

    ResponderEliminar
  5. "estoy convencido de que", perdón por el error anterior.

    ResponderEliminar