5 de abril de 2014

Pelos en tres o cuatro.

ALGUNA vez se han traído aquí algunos de esos descuidos de Cervantes, tan someros como graciosos y expresivos. 
Nos hallamos con don Quijote, al final de la primera parte, frente a los disciplinantes que llevan en andas a la Virgen en una rogativa pidiendo lluvias para los campos. Don Quijote, creyendo que se trata de unos follones y malandrines que traen cautiva a una gran señora, arremete contra ellos. Le sale al paso uno de los costaleros, quien ofende a don Quijote con la horquilla o bastón en la que hacen descansar el trono: "y recibiendo en ella una gran cuchillada que le tiró don Quijote, con que se la hizo dos partes, con el último tercio que le quedó en la mano dio tal golpe a don Quijote en el hombro..." 
¿En qué quedamos? ¿Fue partida la horquilla en dos o tres? A no ser que Cervantes, hilando muy muy fino, se hiciera otra cuenta, a saber, que descontando el trozo que sujeta con la mano el costalero, la parte que propina el golpe vendría a ser aproximadamente un tercio del total. Qué sé yo. 
Se diría que Cervantes lo hizo a propósito para tenernos entretenidos a quienes no se sabe por qué razón damos un buen día en cortar pelos no ya en tres, sino en cuatro, como hoy uno, y dándole vueltas en la cabeza a este y otros asuntos parecidos acabaremos acabándonos por extenuación sin resolverlo. 


Don Quijote de La Mancha, guión y dirección de Rafael Gil. Cifesa, 1949

10 comentarios:

  1. En plan progre hilando más fino todavía. Cervantes al sesgo contra los graves y gravosos Tercios de Flandes. (A lo don Carlos Blanco Aguinaga, ay, que desde el año pasado ya descansa).

    ResponderEliminar
  2. Creo que la parte que le queda en la mano al costalero es un tercio de la total longitud de la horquilla, aunque quedase seccionada en dos partes.

    ResponderEliminar
  3. No conozco está versión , el Quijote siempre dió problemas en las adaptaciones cinematográficas , aunque tanto Welles como Guillian hicieron obras maestras inacabadas que captaron el eco del caballero ; su fantasía , su locura y su realidad ; hay quien dice que " el hombre que mató a don Quijote " es un fracaso , pero es una película de culto de la que habrá segunda parte , está vez Gilliam contara con Robert Duvall en vez del hace poco fallecido Jean Rochefort ( un crack que nació para hacer de Quijote ) y con Ewan McGregor y el J. Depp , puede ser la película de la década ( si la suerte no se empeña en lo contrario ) . El caso es que son grandes cineastas extranjeros los que reivindican y engrandecen con tesón e ilusión la figura del antihéroe por excelencia .

    ResponderEliminar
  4. La película de Gilliam no llego a culminar , lo que hay es el documental " lost in La Mancha " que montaron sobre el rodaje y lo rodado de la misma , y que se puede ver en YT. , es surrealista , divertido y muy sorprendente .

    ResponderEliminar
  5. Prescindiendo de hilaciones más o menos sutiles y cálculos longitudinales, tercio también podría ser sinónimo de trozo, o sea que nuestro caballero acabó siendo bien vapuleado con la última porción de la maldita horquilla costalera.

    ResponderEliminar
  6. ¿Adónde ba ese pelo?
    Ar viento
    ¿Y er viento?
    A la má
    Pos ya la guerra está acabá

    (Rodríguez Marín: Cantos populares españoles)

    ResponderEliminar
  7. -¿Aónde ba ese pelo?
    -Ar viento
    -¿Y er viento?
    -A la má
    -Pos ya la guerra está acabá

    (Rodríguez Marín: Cantos populares españoles)

    ResponderEliminar
  8. Yo lo entiendo así: Don Quijote lanza una cuchillada y parte la horquilla en dos. Una parte cae y la otra le queda en la mano al costalero. "Con el último tercio" creo yo que es una manera de decir 'con el extremo' de la que le queda en la mano. Con ese extremo, le da un golpe a Don Quijote. No me parece tan rebuscado.
    Emilio Gavilanes

    ResponderEliminar
  9. Estoy leyendo el Quijote y me sorprendo de las incongruencias sintácticas y expresivas. Parece como si el prurito y el decoro exigidos a toda buena Literatura, no se diera en esta obra, que es la cima de nuestras letras, lo cual da que pensar. Claro que influye mucho la época en la que fue escrita, y las circunstancias, pero es obvio que a Cervantes no le preocupaba mucho que todo estuviese perfectamente cuadrado, y sin embargo esa gracia y dinamismo en un texto que, hasta cuando se hace metaliterario, resulta eminentemente narrativo.

    ResponderEliminar
  10. AT. "Siete moderno", edición Austral:
    "... hay libros, como el Quijote, que pueden leerse con erratas, y que éstas dicen más y mejor de Cervantes, que mil ecdóticas, aunque bien hacen en una casa las paredes limpias y aljimifradas, que decía nuestro maestro, y en un libro la pulcritud, la austeridad y el orden".

    ResponderEliminar