6 de septiembre de 2014

Yo al revés

EN el curso nuevo vuelven las viejas rutinas. Entre ellas la de leer una o dos páginas cada día del Diario de Léon Bloy, del que alguna vez se ha hablado aquí
Viene ocurriendo así, con algunos periodos de alejamiento, desde hace un año. Ha de ser la lectura en dosis homeopáticas, para evitar la septicemia. Y siempre con el diccionario a mano, porque no ha visto uno mayor número de denuestos, insultos y palabras gordas, la mayoría en desuso (le encanta asno o borrico y hacer incursiones en la zoología: cucaracha, liendre, garrapata, ladilla, víbora, y derivados como pelagatos, y los clásicos imbécil, chuloputas, bellaco). Si algo queda pronto fuera de la circulación es la mala sangre. Paradójicamente, pasado el tiempo, el mal humor exagerado acaba teniendo algo cómico. Cultivaba Bloy el don del insulto con mucha afición, pero también, por suerte, le debemos un gran número de observaciones sagacísimas que nos hacen olvidar la pobre literatura a la que dedicó su vida convencido de ser nada menos que Léon Bloy.
Hoy, estos dos apuntes: "Ciencia moderna. En vez del Fiat Lux!, leer esto: ¡La electricidad funciona!". Y "Somos aquello que creemos ser, pero al revés, en el espejo".
Este que ves aquí es, mon semblable, yo al revés.


3 comentarios:

  1. Siempre siempre igual de brutas las rosas de nuestros sesos, traguémonos las excusas y sea para el burro el cielo.

    “Citado por 1”. Esta mañana, ¡tan solo un resultado para "Al amanecer nos examinarán de amor"!

    https://www.google.es/webhp?sourceid=chrome-instant&rlz=1C1EODB_enES535ES547&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=%22al%20amanecer%20nos%20examinar%C3%A1n%20de%20amor%22

    « 1 resultado (0,27 segundos)
    Resultados de la búsqueda
    [PDF]Texto completo - Dialnet
    dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/2523136.pdf
    de AT Fernández - ‎2007 - ‎CITADO POR 1 - ‎Artículos relacionados
    Úbeda, 14 de diciembre de 2006, aniversario de la muerte en Úbeda de San Juan de la Cruz. "Al amanecer, nos examinarán de amor". San Juan de la Cruz. »

    Al final (pág. 146) del laudatorio artículo “Un hidalgo extremeño en las tierras de Jaén: Rafael Rodríguez-Moñino Soriano (1935-2005)”, en ELUCIDARIO Nº 3 (Marzo 2007, págs. 119 a 146), la citadora es Adela Tarifa Fernández, Consejera de Número del Instituto de Estudios Giennenses; poco antes (pág. 144) incluye esta otra de Cicerón:

    «Y aunque la amistad contenga muchas y muy grandes dulzuras, sin embargo ésta que cito a continuación excede a todas sin lugar a dudas, el lograr que, al mirar el futuro, brille en nosotros una esperanza favorable y el no tolerar que el espíritu del hombre se desaliente y decaiga. Pues quien mira a un amigo verdadero mira un fiel retrato de sí mismo. Por lo cual, los ausentes están presentes, los pobres rebosan abundancia, los débiles tienen vigor, y, lo que es más arduo de explicar, los muertos viven, pues tan alto honor, recuerdo y añoranza de los amigos son su continuidad…» (LA AMISTAD: UN PRIVILEGIO DE LOS HOMBRES BUENOS).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. “Laelius seu De amicitia”: asociando amistad con bondad, Laelio recuerda a Escipión, su amigo muerto. El subtítulo (“Privilegio de los hombres buenos”) parece adecuado. Pero vistos tantos siglos y películas de “corleónidos”, “La Amistad. Privilegio de los hombres malos” tampoco sería forzar mucho las palabras y las cosas. (Quizá para su juego las forzó usted un poco: el examen es por la tarde; “al atardecer”, dice San Juan de la Cruz. Gracias por su comentario, tocayo).

      Eliminar
  2. Hubo una torera profesional que se llamó la Reverte y por eso cuando una mujer se enfurecía un hombre la decía " quieta reverte " , reverte quedó como sinónimo de Marimacho ( con un tono menos peyorativo ) . En realidad La Reverte era un hombre embutido en un cuerpo de mujer .
    Me gustó mucho el haiku que puso ayer un escritor aficionado.
    Usar palabras olvidadas es un lujo , bien usadas dan espectáculo y credibilidad , escribir bien exige mucho más que hablar bien .

    ResponderEliminar