28 de septiembre de 2014

Por ejemplo


LOS EJEMPLOS son siempre un mal ejemplo.
* * *
CLARO y difícil, no hay otra.
* * *
“LO que no está roto, no lo arregles”. Romper lo que no estaba roto, para hacer creer que se va arreglar, es la ficción de la que parte cualquier nacionalismo.

Aldaba (Mariano Benlliure) de una casa mirobrigense. 19 de septiembre de 2014







7 comentarios:

  1. Pero cuando se consigue romper, ni lágrimas consiguen la unión.

    ResponderEliminar
  2. Hay algo todavía más difícil que lo claro: Lo evidente.

    ResponderEliminar
  3. Un llamador (aldaba) así había en la casa donde nací, muy lejos de esta Barcelona inhóspita que padecemos.
    Conmovedora forma de empezar el día.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Gracias al ejemplo de un ciudadano ejemplar y constructor de Países sabemos que el dinero, además de no dar la felicidad, mete miedo.
    "Se piensa que guardar dinero se hace por codicia, pero a veces se hace por miedo" (Jordi Pujol)
    ¡Está claro! o ye difícil de entender.

    ResponderEliminar
  5. Hay personas problemógenas. No sólo no resuelven nada, sino que crean problemas nuevos donde no los había. A menudo, además de problemógenos son desgraciógenos, o sea, creadores y generadores de desgracias (ajenas).Todos conocemos algunas y lo peor es que han elegido dedicarse a la política.

    ResponderEliminar
  6. « ALDABA. (Del ár. hisp. “aḍḍabba”, y este del ár. clás. “ḍabbah”; literalmente 'lagarta', por su forma, en origen semejante a la de este reptil). […] TENER BUENAS ~S. 1. loc. verb. coloq. Disponer de influencias o amistades poderosas. » [Lagarto lagarto.]

    ResponderEliminar
  7. Cierto que los ejemplos son un pésimo ejemplo; otra cosa ya bien distinta sería "predicar con el ejemplo".

    ResponderEliminar