18 de diciembre de 2014

Ni tren sin sueño

LOS libros o son intimidad o no son nada. Tienen algo de nuestra ropa, limpia y ordenada en un armario, y de armarios, ¿quién presume?
* * *
NI tren sin sueño ni avión con sobresalto.
* * *
LA ilusión de cada libro nuevo le hace a uno olvidarse del fracaso del anterior.
* * *
¿EL Quijote o don Quijote? Don Quijote no lo dudaría: el Quijote. Cervantes tampoco: don Quijote.
* * *
MÁS aún que en el terno del difunto, cuánta desolación en los zapatos de un muerto, saber que todo lo que sustentaron es ya el aire que respiramos.
* * *
TAN o más importante que el inventor del teléfono fue aquel al que se le ocurrió dotarlo de un timbre que habla en trinos.

Tren Madrid Ávila, 17 de noviembre de 2014

5 comentarios:

  1. ¡Qué bonita cantoría!
    Beatus ille...

    ResponderEliminar
  2. Nuestro anfitrión no mal dijo :

    ""LOS libros o son intimidad o no son nada. Tienen algo de nuestra ropa, limpia y ordenada en un armario, y de armarios, ¿quién presume?""

    Los libros toman, con flexibilidad, la forma siempre del que los lee. Y eso es lo bueno para el lector y el autor a la vez; lo malo para el insostenible -por contínuo y desbridado- incremento de la entropía del lenguaje.

    ResponderEliminar
  3. De libros desordenados y llenos de polvo por mesas, paredes y suelo, tampoco hay que presumir.

    ResponderEliminar
  4. El joven de la foto tiene cara... de pintura de Solana

    David Fdez.

    ResponderEliminar
  5. Ni santas ni santos padecen trastorno-obsesivo-compulsivo por la limpieza alguno. No hay que descalzarse para entrar en el Reino de los Cielos. Aleluya.

    ResponderEliminar