16 de diciembre de 2014

Platero en el 902 334 555

ACABAN de cumplirse cien años de la publicación de Platero y yo, y con esa ocasión se edita por primera vez el facsímil de la princeps (por decirlo a lo pedante), acaso el más raro, buscado y cotizado de los libros de su autor. 
Le han pedido el prólogo a uno y que supervisara la edición (papeles, tintas, fotomecánica), lo que he hecho muy gustoso con los amigos tipógrafos de Abc (Javier López Pando, Carlos Tallante) y los de Batiscafo (Oriol Castanys, Jerusalén Llácer), y puedo decir que el resultado es portentoso, pese a las dificultades técnicas. Sí, no os lo perdáis, porque pasada la ocasión suele ser tarde (la edición es además, creo, limitada), y vale la pena tener en un solo cuerpo, y a un precio más que razonable, uno de los mejores libros de la tipografía modernista española y uno de las más hermosas historias jamás escritas en nuestra lengua. Y vale la pena  tenerlo en esa edición precisamente por lo que decía el propio JRJ: en edición diferente los libros dicen cosa distinta.
No le gusta a uno el tono mercantilista de esta entrada, pero no he hallado un modo más natural de decir algo que desearía compartir con todo el mundo.


Página del periódico.

9 comentarios:

  1. ¿Un ataque de abeceditis?
    Primero sicalipsis y ahora zoofilia.
    Loado sea Dios.

    ResponderEliminar
  2. ―Con cada lunar de euro en el lomo Platero amusga en la cuadra las orejas.
    ―Sí, pero debajo del algodón hay mucho hueso ―intervino Mercurio―. Eso también hay que tenerlo en cuenta.

    ResponderEliminar
  3. Traducción deficiente de un poema de Francis Jammes

    **Me gusta el asno dulce**




    Me gusta el asno esmerado

    Por el camino acebado


    Se acerca a los badenes

    De un paso con vaivenes


    Le teme a las abejas

    y mueve sus orejas


    Lleva a la gente desdichada

    Y a sacos repletos de cebada


    Siempre anda pensando

    Sus ojos están invitando


    Porque para la providencia

    Él es más que la ciencia


    Ha cumplido con su deber

    Del alba al atardecer


    Se queda en una vaqueriza

    ¡Qué morada escurridiza!


    Lleva bien fatigados

    Sus pobres pies usados


    Ha trabajado mucho

    Él es alguien muy ducho.


    Y otra traducción del mismo autor;

    Le village à midi

    Le village à midi. La mouche d’or bourdonne
    entre les cornes des bœufs.
    Nous irons, si tu le veux,
    si tu le veux, dans la campagne monotone.

    Entends le coq... Entends la cloche... Entends le paon...
    Entends là-bas, là-bas, l’âne...
    L’hirondelle noire plane,
    les peupliers au loin s’en vont comme un ruban.

    Le puits rongé de mousse ! Écoute sa poulie
    qui grince, qui grince encor,
    car la fille aux cheveux d’or
    tient le vieux seau tout noir d’où l’argent tombe en pluie.

    La fillette s’en va d’un pas qui fait pencher
    sur sa tête d’or la cruche,
    sa tête comme une ruche,
    qui se mêle au soleil sous les fleurs du pêcher.

    Et dans le bourg voici que les toits noircis lancent
    au ciel bleu des flocons bleus ;
    et les arbres paresseux
    à l’horizon qui vibre à peine se balancent.

    (Francis Jammes)


    El pueblo a mediodía

    El pueblo a mediodía. La mosca de oro zumba
    entre los cuernos de los bueyes.
    Iremos si lo quieres,
    si lo quieres, por el campo que retumba.

    Oye al gallo... Oye la campana... Oye al pavo...
    Escucha allí, allí al burro...
    La golondrina negra en vuelo duro,
    los álamos a lo lejos se van como en desmayo.

    El pozo roído de espuma! Escucha la polea
    que chirría, que chirría en coro,
    pues la chica con cabellos de oro
    sostiene el viejo balde negro donde la plata alea.

    La chiquilla se va de un paso que tambalea
    en su cabeza de oro al cántaro,
    su cabeza como un relámpago,
    que se enreda en el sol bajo la flor inquieta.

    Y en el burgo los tejados ennegrecidos tiran
    al cielo azul copos azules;
    y los árboles gandules
    del horizonte que vibra apenas si suspiran.




    ResponderEliminar
  4. Una versión de la traducción desde un pueblo francés, hoy, con cielo azul después de nieblas espesas. Aleluya, y que dure la luz !!!

    El pueblo a mediodía



    El pueblo a mediodía. La mosca de oro zumba
    entre los cuernos de los bueyes. 

    Iremos, si tu quieres,

    si tu quieres, por el campo silencioso.


    Oyes al gallo... a la campana... escuchas al pavo real...

    Escuchas allá lejos, allá, al burro...

    La golondrina negra vuela bajo,

    a lo lejos los álamos desaparecen en una ondulación.



    El pozo cubierto de musgo ! Escuchas la polea

    que chirría, y vuelve a chirriar,

    pues la chica con cabellos de oro

    lleva el viejo balde negro donde la lluvia de plata cascadea.



    la niña camina de un paso que hace tambalearse
    al cántaro sobre el oro de su cabeza,
    su cabeza como una colmena
    que se mezcla bajo el sol y las flores del durazno

    Y en el burgo los tejados ennegrecidos lanzan

    al cielo azul copos azules;

    y los árboles perezosos

    en el horizonte que vibra si apenas se balancean

    Gracias por el viejo Platero, es preciosa la edición vi las páginas dobles que aprecen en el Abc y los que estamos fuera cómo podemos comprarlo "sin reservarlo"...está en Amazon? Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Reconozco en Juan Ramón Jiménez un gran poeta y un sagaz y afiladísimo crítico. Pero, la verdad, y con todos los respetos hacia los juanramoniamos, "Platero y yo" siempre me pareció de una cursilería estomagante, impropia del excelente poeta que había en él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por estos pagos se le agrade a usted entrañablemente el magnánimo reconocimiento. Feliz Navidad y mejor asno nuevo

      Eliminar
  6. El Juan Ramon prosista no tiene nada que envidiar al poeta..
    Cierto que es una prosa que profundiza mucho en las ideas, hoy con la tecnología andamos dispersos y las ideas son analizadas por encima. El valor de Juan Ramon como persona supera su faceta artística. Platero no es mi poema favorito, pero cuando vi en Tv. a un emocionado coro de niños de Moguer recitarlo me di cuenta que es más que un poema para niños, es el espíritu de un sabio, algo trascendente.
    Felicito a los implicados en esta publicación, todo lo que se haga por tener en cuenta a Juan Ramon es plausible.

    ResponderEliminar
  7. DIARIO CÓRDOBA (EFE 17/12/2014)

    «El presidente de la Asociación para la Defensa del Borrico (Adebo), Pascual Rovira, ha lamentado hoy la "agonía" del burro que murió el pasado domingo después de que un ciudadano se sentara encima de él mientras el animal participaba en un belén viviente de Lucena (Córdoba).

    Rovira ha afirmado en declaraciones a Efe que el animal, llamado "Platero", fue donado por unos ganaderos de la localidad cordobesa de Jauja al Ayuntamiento de Lucena, y participaba en un belén viviente organizado por el Consistorio lucentino.»

    "Platero", nacido en Jauja el año 2014… Parece no faltar nada.

    ResponderEliminar