24 de mayo de 2013

Buhonero

TENEMOS probadas muestras de que a cierta edad lo que muchos buscan en esta vida no es escribir, pintar o componer una sonata, sino hacer milagros. Yo no aspiraría a decirle a un muerto "levántate y anda", me conformaría con ordenarle a un cojo que soltara las muletas y que saliera él corriendo haciendo en el aire castañuelas con los tobillos. 
En vista de que está uno lejos de las dos cosas, me conformo con escribir aforismos, que tienen bastante, por el tamaño, de unas píldoras. No hacen milagros, pero funcionan como placebo. Coge el que quieras, pues aunque no se escribieron solos, nadie te los va a cobrar.

SÓLO es verdaderamente feliz quien se hace una flauta de su propia tibia.
* * *
LA musa le regaló al joven poeta el adjetivo que perseguía denodadamente sin éxito: “Me buscaba tu lengua revoltosa”, y de paso el endecasílabo. Dos en uno.
* * *
NO se debe decir “el peor poeta”, “el peor novelista”, “el peor cualquier cosa”, porque se corre el riesgo, casi siempre confirmado, de que venga alguien diciendo a continuación de la misma persona: “el mejor poeta,” “el mejor novelista”, “el mejor cualquier cosa”. Y al revés pasa lo mismo: tampoco conviene empezar diciendo de nadie “el mejor nada”: sobre todo para no tener que hacer el camino de vuelta.
* * *
COMO otros son prestímanos, yo, cada mañana, encendiendo el fuego en la chimenea a partir de una brasa de la víspera, una brasa del tamaño de un garbanzo, a veces de una lenteja, soy ignímano. Me siento a veces como los que trabajan en células madre, pero en lumbres.
* * *
EN la majada, en la noche oscura sin luna, suena sosegada, sonámbula, una lejana esquila. Ese sonido un poco roto en la noche profunda se corresponde a una estrella, a la llama temblorosa de un candil.

Vendedor de imágenes (detalle). Acuarela anónima francesa, s. XIX

11 comentarios:

  1. Lo ideal sería hacer regalos cada noche y que los receptores, en el insomnio o en el madrugar, supieran valorarlos, pues generosidad de uno debe ser correspondida con elegancia por los prójimos. Al buen entendedor le sobrarán los denarios, y al malo que la sed lo lleve con el cántaro a la fuente.

    Enhorabuena, Andrés, hoy punto y aparte.

    ResponderEliminar
  2. Lengua revoltosa... Revoltosa, o más bien La Revoltosa, fue una marca de gaseosas que cuando yo era niña competía con la otra: La Casera.

    En Andalucía, donde hasta el más "malage" inventa coplas, alguien sacó una que decía:

    A la mujer la comparo
    con un bote de gaseosa:
    la que no sale Casera
    va y te sale Revoltosa.

    ResponderEliminar
  3. “BOHONERO. El que trae su tienda acuestas en una arquilla, con diversas cosas menudas, y díxose «quasi» boxonero, porque al principo devieron de traer cosas labradas de box, que es madera aparejada para hazer della muchas cosas menudas, y éstas llamaron por la mesma razón buxerías, y buxetas unos vasitos de box para tener dentro olores. Otros dizen averse dicho bohonero, «quasi» bufonero, porque venden tocados, y entre los demás unos que llaman bufos, y por otro nombre papos, que se ponen sobre las orejas y las cubren.

    (…)

    BUFOS. Cierto género de tocado con unos huecos que cubrían las orejas, que por ser tales y estar hinchados y llenos de viento, se llamaron bufos, que por otro nombre llaman papos, que sinifica lo mesmo. Pues papos no es otra cosa sino el fluequezillo del cardo, que quando le vamos a tomar se deshaze entre las manos; y lo mesmo es el bufo, y qualquier otra cosa que esté hinchada con el aire o vacía y hueca; y assí dize un cantarcillo:

    «No quiere Marcos
    Que se toque su mujer a papos.
    Y ella decía
    Que a repapos se tocaría»”.

    [“Tesoro...” del Licenciado don Sebastián de Cobarruvias Orozco (1611). Aquellos tiempos de la lengua y Cervantes. Ellos y ella, "fluequezillos del cardo" a veces hoy. Marcos... Nacido en 1896, mi padre solía decir sonriendo este otro cantarcillo: "Marcos se casó en Segovia. / Era tuerto, cojo y manco: / cómo sería la novia / cuando se casó con Marcos".]

    ResponderEliminar
  4. Al afortunado mortal que consiga hacerse una flauta de su propia tibia, aún le queda pendiente para ser feliz, "hacer de tripas, corazón", y "de su capa, un sayo"…

    ResponderEliminar
  5. Ignímano : aquel cuya mano repele el fuego , supongo
    Prestimano : prestidigitador ( viene en Google )
    Está simpática la mezcolanza de personajes de la acuarela .
    En la vida de Brian eché de menos un milagro . Un campo de batalla con pijus magnificus muerto , junto a su pierna amputada y Brian diciendo " pijus resucita y ponte a tocar la flauta " . Muy buenos textos , de RG de la S:
    El fuego es cómplice de la nada .
    La semilla es el léxico de las plantas
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Ye más feliz quien se hace una hembra de su propia costilla.

    ResponderEliminar
  7. Siempre podemos recurrir al exorcismo , con la crisis no vale tener un camión para ser feliz.
    Hablando de La Revoltosa , se abre la temporada de zarzuela
    Tanto vestido blanco
    tanta parola
    y el puchero a la lumbre
    con agua sola
    agua , azucarillos y aguardiente . Estoy expectante por oir cantar a doña Rita y a Camps . falta saber quien hará de Garibaldi

    ResponderEliminar
  8. Lo de soplarse uno la tibia es más propio de Raymond Roussel que de usted, me temo.

    ResponderEliminar
  9. Lo de soplarse uno la tibia es más propio de Raymond Roussel que de usted, me temo.

    ResponderEliminar
  10. Preciosa ilustración.

    ResponderEliminar
  11. Mientras podía tocarla, claro que de la flauta me hice mi propia tibia, pero ahora que soy viejo, malamente me sirve de bastón.

    ResponderEliminar