17 de julio de 2014

La palabra España

SE publicaba aquí ayer LIBRESEIGUALES. Lee uno hoy con el mayor interés, como es natural, las primeras líneas del otro manifiesto:
"La actual insuficiencia de la estructura territorial del Estado que establecimos en la Constitución de 1978 es una opinión compartida por amplios sectores sociales y entre las propias fuerzas políticas". 
Si no he comprendido mal, "la actual insuficiencia de la estructura territorial del Estado... es una opinión". No le gustan a uno mucho los réspices de dómine a propósito del estilo, la gramática y demás, pero, no sé, habiendo en ese manifiesto literatos, y literatas, podrían haberle quitado ese aire presintáctico que tiene todo él. También le cuesta admitir a uno que el Estado sea una estructura territorial, pero al fin comprende: "estructura territorial del Estado" es una perífrasis parecida a aquella  de "los acontecimientos consuetudinarios que acontecen en la rúa" para no decir España. Claro que la sustitución de una cosa por otra tampoco mejora mucho la frase: "La actual insuficiencia en la organización del territorio español (o la actual insuficiencia territorial de España)... es una opinión".
Parte de la izquierda española, que tanto despreció y combatió durante la guerra y el exilio a la República española (demasiado española quizá y poco soviética), y por extensión todo lo que les olía a España y español (llegaron a creer que buena parte de la mejor literatura española era franquista –Azorín, Unamuno, Pérez de Ayala, Ortega, JRJ–, sólo porque se estudiaba en los libros de texto de la dictadura), se pone al frente hoy (bienvenidos al club) de un movimiento para defender la unidad de algo que le da avergüenza llamar por su nombre, o que evita hacerlo, sin duda por razones freudianas, siempre que puede. Resuena aún en nuestros oídos aquel grotesco "a nivel del Estado español" que empleaban durante la transición tantas gentes de izquierdas por no atragantarse con la palabra España o que les confundieran con ninguno de los que la creyeron de su propiedad durante el franquismo.
Hoy mismo leemos en el correo de una muy querida amiga, de izquierdas, por cierto (lo digo para molestar), al hilo del primer manifiesto, el bueno: "Cada vez me irrita más la "voluntad" (?) o la ignorancia (?) de no querer distinguir patriotismo de nacionalismo. El patriotismo es, siempre, igualitarista: parte del principio de que ninguna patria vale ni merece más que otra y admira el amor de los naturales a su país y que se dediquen a su engrandecimiento. El nacionalismo es, por esencia, insolidario, soberbio y principio de todo racismo".

Fuerte Ventura, 19 de junio de 2014.

27 comentarios:

  1. A quienes estamos en contra de la fragmentación nos acusan algunos de "nacionalistas españoles", pero realmente no es así pues, al menos en mi caso, estoy por la desaparición de España, de modo que se diluya en un Estado europeo y, a más largo plazo, en un Estado mundial (una humanidad = un Estado). Esto último (el "nacionalismo planetario") es, en verdad, lo único racional, y lo que la verdadera gente de izquierdas debería defender. Nacionalismo e Izquierda son dos conceptos antitéticos, verdadero oxímoron, como "guerra santa" o "inteligencia militar". Ya es hora de que los partidos de izquierda digan radicalmente NO al nacionalismo, en lugar de coquetear con él, como hacen PSOE (que en Cataluña pactó con la pseudo Esquerra), IU (que defiende la autodeterminación) o Podemos (cuyo líder gusta de conferenciar en herrikotabernas sin abominar allí del matonismo de Eta).

    ResponderEliminar
  2. P.Montero-Martín17 de julio de 2014, 4:18

    A estos sujetos (y sujetas) que "afectan no pronunciar la palabra España" ya rato que se los conoce. El mismo Negrín, poco antes de salir a escape hacia Figueras, se refiere a ellos -harto de tenerlos que tratar- calificándolos ante Azaña -que lo reflejará en sus diarios- con un epíteto no precisamente cariñoso, que deja entrever con toda claridad lo que les habría deparado una victoria de los que perdieron.

    ResponderEliminar
  3. Y cuándo los señores de IU (o los pseudobamas de we can) pedirán democracia , igualdad, solidaridad y derecho a decidir ... en Cuba. ¿Cómo es posible que en el Estado -iba a decir España- aún haya quien justifica y endiosa miticamente a dictaduras terribles? ¿Qué opinan en IU de que Corea del Norte prohibiera sonreír durante un día para padecer mejor el dolorido sentir? Por otra parte, a quienes se les llena la boca de gozo político al decir "pueblo de Cataluña " o de donde sea, ¿saben que el pueblo que invocan en su mesmerismo nacional lo forman también los que nada quieren saber de sus intenciones independentistas? Creo que lo decía Baroja : qué aspiraciones pude tener una región que un avión cruza en un cuarto de hora.

    ResponderEliminar
  4. En una comparativa así a vuelapluma, a lo MBA, de los dos manifiestos, en plan puntos fuertes y puntos débiles, a lo estratega, a lo McKinsey... a lo inteligente!!... lo primero que destaca es la calidad de los firmantes. Unos son la Roja -o la roja y gualda- y otros son la selección de fútbol playa [de Rota]

    ResponderEliminar
  5. Lo que me cuesta de entender es que no entendáis nada de nada. Los catalanes que piden votar piden eso, sólo votar. Cómo en todo el mundo habrá de todo, desde los que tienen la cabeza más cerrada a los que la tienen más abierta. Pero no se está hablando en términos de nacionalismo clásico, como comentáis por aquí, se está hablando de un proyecto político concreto (que intenta basarse en principios democráticos). Yo soy independentista desde hace muchos años, muchos más que Mas, y siempre me ha provocado picor el nacionalismo. Por eso no entiendo que los únicos argumentos que lleguen desde España sean de no diálogo, de indivisibilidad, de que vagaremos por el espacio y ya está: eso sí que es nacionalismo de corte clásico, inamovible, opaco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo17 VII 10:54, La gracia está en insinuar como hace usted que España no se basa en principios democráticos, o que los principios democráticos suponen la división a capricho de cualquier estado que los sustente. En el fondo y en la superficie del nacionalismo catalán está el "somos más listos y más ricos y sin el lastre de los pobres y burros españoles seremos aún más ricos". Y a eso le llaman "izquierda" y "democracia".

      Eliminar
    2. "Lo que me cuesta de entender es que no entendáis nada de nada". Frase memorable que debe guardarse en los anales de este blog al que, por cierto, utilizando el anonimato, ha accedido usted gratis olvidando, por supuesto involuntariamente, que la pela es la pela. Leyendo su alegato se entiende todo el problema, querido amigo, no hace falta de explicarse.

      Eliminar
    3. Le copio una respuesta a sus dudas. No mía; de Stéphane Dion, Ministro de Asuntos Intergubernamentales del Canadá cuando allí se aprobó (en 2000) la llamada "Ley de Claridad", que regula este asunto de un posible referéndum: "una pregunta como la catalana, con dos partes —¿Quiere que Cataluña sea un Estado? y, si es así, ¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente?—, sería rechazada por los quebequeses, que la verían como “un intento de manipulación”. (Declaraciones a El País, 23-12-13).

      Y más, del mismo señor: "Afirma con convicción que Canadá y Gran Bretaña son una excepción y que en la mayoría de países estas cuestiones se abordan como en España. Allí la Constitución permite a las provincias los referendos. Y la posibilidad de pactar la independencia tras la consulta es muy especial. En Escocia se ha dado con un acuerdo que siguió a unas elecciones en las que el independentista SNP obtuvo mayoría absoluta. En muchos países la indivisibilidad del Estado es la regla". (Declaraciones a "El Periódico", 16-3-14).

      Que usted pueda no estar de acuerdo en esas opiniones es cosa que entiendo; difícilmente podrá encontrar apoyo en ellas a su confesa condición de independentista. Pero que "no entienda", me hace pensar más bien que no quiere entender. Y eso sí es un problema, oiga; sobre todo para usted.

      Eliminar
    4. Anónimo 17de julio. Es usted un paradigma de que su deseo responde a las vísceras y no a la Razón pues sí no, no diría que usted no es nacionalista declarándose independentista. Para el fondo de la cuestión sirvan las palabras de Aitor Suárez.

      Eliminar
  6. Alonso Robles Pierre17 de julio de 2014, 11:16

    Don Aitor Karrattkho: servidor suele alternar con un par de curas -muy majos ellos- y no se me ocurre mentarles a la Puta de Babilonia.

    ResponderEliminar
  7. Uno se pierde entre un mar de complejos, pero nadie es capaz de resolver la principal duda. Si todo el sistema autonómico se estableció para intentar solucionar el problema vasco y catalan, y 40 años después no solamente no se ha solucionado, si no que se ha agravado

    ¿por qué pensar que profundizar en el sistema hará que se resuelva el problema?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque hay gente que, cuando toca fondo, pide una pala para seguir cavando.

      Eliminar
  8. ¿Que harán el gobierno español y las fuerzas políticas que lo apoyan cuando el parlamento catalán declare unilateralmente la independencia de Cataluña del resto de España?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegado ese caso al Gobierno no le queda otra que suspender la autonomía. No puede ser de otra manera, porque entonces el que cometería un error enorme seria el Gobierno.

      Eliminar
    2. La pregunta como Vd. sabe, don Nico, tiene trampa, porque piensan por un lado que España no sabrá reaccionar y que si lo hace, la UE o hasta la OTAN, que así son de listos, le impedirá hacerlo con la contundencia necesaria. Pero al hilo de lo que Vd. dice, el caso es que si el Gobierno de la nación no utilizara los recursos legales y de fuerza que tiene, conforme a la Constitución, a su alcance, no sólo estaría cometiendo un error, sino incurriendo directamente en varios delitos tipificados en el CP. Cabría incluso, llegado el caso, la posibilidad de detener al Gobierno en pleno por flagrante delito. A estos sujetos, como al independentista anónimo de las 10, 54, que ya ha recibido por parte de los cabales lectores del blog contestación suficiente, les han contado unos delincuentes (de varios delitos, entre ellos, y no los mas graves, contra la propiedad) un cuento apelando al sentimentalismo y lo que creen ellos superioridad, por eso pretenden insultarnos llamándonos africanos entre otras lindezas ya que sólo ellos, en su necedad, se consideran europeos, no es más que la actitud propia del necio que juega con fuego creyendo que cuando se queme la piel no sufrirá. A estos sujetos en la prensa española de los años 30, que pese a la censura dejó el listón tan alto que sigue sin alcanzarse, los retrataron magistralmente. Y así, decían de ellos, que lo que estaban era aquejados de una mezcla de "avaricia y delirio histórico". Por mi parte alabo al señor Trapiello, que es persona conocida, el haber tenido el detalle de suscribir un manifiesto tan juicioso como necesario, sobre todo ahora que todavía es tiempo de palabras. Me gustaría equivocarme, sin embargo, pero soy de los que cree que, desgraciadamente, como dice un Tte.Col. del Tercio que conozco: "estamos abocados a repetir momentos amargos". Eso sí, tal situación, gracia no tiene ninguna.

      Eliminar
    3. Yo no tengo cualidades proféticas, y por tanto no sé qué haría el gobierno español en el caso de una declaración unilateral de independencia. Las consecuencias para Cataluña, en cambio, me parecen algo más claras. Cito, al respecto, a Stéphane Dion, el conocido político canadiense al que ya me referí más arriba:

      "Una declaración unilateral de independencia, no acordada con España, no sería reconocida internacionalmente. El orden mundial se basa en el respeto a los estados existentes. Y en los estados democráticos, los cambios solo pueden hacerse de acuerdo con la ley. Si la independencia fuese fruto de un pacto con España, el nuevo Estado no tendría problemas jurídicos internacionales. Sin acuerdo, sería un paria. Otra cosa es la pertenencia a la Unión Europea, que exigiría una negociación (quizá más corta si la independencia es pactada), pero siempre con la espada de Damocles del veto de cualquier otro estado miembro".

      Y eso sin contar con los costes de la independencia; en el artículo de La Vanguardia al que pongo enlace, podrá verse que los de la independencia de Flandes, la región más rica de Bélgica, se calculan en unos 237.000 millones de euros. O sea: tras la declaración unilateral de independencia, Cataluña se encontraría convertida en "un paria" internacional, y con una deuda que multiplica muchas veces lo que, según ellos, España "les roba": una deuda inasumible, y con una dificultad enorme (recuérdese lo del "paria") para financiarse en los mercados internacionales. Negro panorama, desde luego. Y conste que yo no me alegro; todo lo contrario, me produce una inmensa pena la catástrofe a la que unos dirigentes irresponsables parecen dispuestos a conducir a la sociedad catalana, que ciertamente no merece algo así. El enlace: http://www.lavanguardia.com/internacional/20140318/54403745700/independencia-flandes-millones.html

      Eliminar
  9. La tierra es una esfera y no vamos bien ni caminando de frente y mucho menos caminando hacia atrás , la única opción que tenemos es caminar en espiral y no ser pusilánimes ni melancólicos , me daria vergüenza tener una ideología que no fuera la mia y mi ideología es la del día a día ; lo que hoy me vale mañana no lo quiero , ojalá alguien dijera algo que yo crea no se pueda mejorar , eso sí hay que amalgamar las ideas de los sabios habidos y por haber para crear ideas propias .
    Esa foto me llevo a Jodorowsky y su excelente película" El topo " ,

    ResponderEliminar
  10. ¿Hay que pagar para poder publicar un comentario aquí? Estoy dispuesto a todo, por España y por supuesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por escribir, no; pero por leer algunos lo hacen, y yo se lo agradezco.

      Eliminar
  11. El lugar de nacimiento debe enturbiar el entendimiento. Si no hay cosas que no se explican.

    ResponderEliminar
  12. El comentario anterior se refería a los que nacen en León y estudian en Valladolid (jajaja)

    Soy lector asiduo del supuesto autor de este blog. Si el que modera la aceptación de los comentarios que se publican aquí es el mismo AGT, pasará a engrosar la lista de autores a los que puedo admirar como escritores y despreciar como ciudadanos.

    El comentario no aceptado en el que se hacía mención al buque fantasma era mío. Las brumas de la ciudad impar son difíciles de disipar. Sobre este tema prefiero la clarividencia de Pessoa o Torga a la cabezonería de Baroja o Unamuno.

    De la que se han librado los portugueses, por otra parte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué pocas agallas tienen los que aprovechan la oscuridad de internet para decir gilipolleces pretendiendo provocar. Lo patético es que se divierten como los niños que todavía no son ni hombrecitos y por miedo se esconden en el anonimato.

      Eliminar
    2. Pensaba que la provocación era un sano ejercicio intelectual, pero veo que aquí genera el insulto como contestación. Definitivamente este no es mi foro.

      Me he permitido la licencia de bromear con alguien que me ha proporcionado muchas horas de grata lectura, y al que sigo respetando a pesar de no coincidir en muchas de las opiniones que sostenga públicamente.

      No obstante, creo que tengo todo el derecho a reaccionar ante la tergiversación, impropia de quien la suscribe –es mi opinión, por supuesto- en la entrada del pasado 16 de julio, y a enojarme si no se acepta su publicación. Es posible que no sea más que la reacción del lector tolerante con las opiniones de su autor que comprueba como esa tolerancia no se respeta en sentido inverso.

      Sugiero al administrador de este blog (sea quien fuere) que se permita la publicación de todos los comentarios que se envíen, aunque solo sea por evitar la pérdida de tiempo al tener que leer todo lo que aquí se pretende publicar. Total, los de los insultos se descalifican a sí mismos.

      Eliminar
    3. Es lo malo de acoger un gallito en el corral: hay que aguantarse con él.

      Eliminar
  13. Los separatistas derriban aviones ? ¡ Que jóvenes mueren los mejores ! , la codicia se instala como un virus entre los separatistas , da pena ver viejos corruptos que libidinosamente solo quieren comer solomillo y tomar coñac Hennessy , en vez de conformarse con carne barata , carne vieja , y un baso de leche.
    Como mejor se adivina el futuro es ejerciendo de agorero , son habas contadas .

    ResponderEliminar
  14. Le gustará a tu amiga (de izquierdas) este aforismo del brasileño Millôr Fernandes: "Patriotismo es cuando usted ama a su país más que a ningún otro. Nacionalismo es cuando usted odia a todos los países, sobre todo al suyo".

    ResponderEliminar
  15. La aprobación inminente de la Ley de Consultas no referendatarias es un intento de la Generalitat de no incurrir en ilegalidad; la propia Sra. Alonso afirma que lo que pretende la Generalitat es con esa ley un fraude de ley, a saber, siendo la cobertura legal la misma incurrir en una ilegalidad; por tanto, el President no tiene ánimos para incurrir en una ilegalidad y lo más probable es que sea una entidad privada quien convoque la consulta y el dinero que se gaste sea privado, y se trate de un mero ejercicio del derecho de expresión; si es público el dinero invertido de la referida Generalitat e incluso convoca la misma la consulta ha de lidiar con la idea clara de que el resultado carece de eficacia jurídica alguna y que se trata de un mero sondeo, puesto que la Generalitat carece de competencias como dice esa Ley para en virtud del resultado dictar una resolución del tipo que sea atinente a una pretendida autodeterminación; todo quedará en un enorme farol, pues el Sr. Mas sabe que se arriesga a una infracción grave.

    ResponderEliminar