4 de julio de 2014

Le Sidaner (2)

"Querido Andrés, muy bonitos el Le Sidaner y la foto por JMCP, y me alegra esa presencia en H., pero estaría bien que contaras algo más sobre él, pasas un poco de largo, cuando es muy para decir más cosas. Te mandé no hace mucho una imagen suya un poco regoyesca que te gustó, pero no te acordarás, te la vuelvo a enviar. Junto a algunos cuadros que tengo en mis archivos. Los de Brujas –el oscuro es glorioso– los he puesto en más de una conferencia, junto a los de Knopff, Degouve de Nuncques y Lévy Dhurmer.  Tengo un poema sobre su cuadro del Museo de Bilbao, que te adjunto también; curioso que también el tema del poema, no me acordaba, sea, como en la foto de JMCP, un interior iluminado".
           (De un correo de JMBonet)
Recuerdo muy bien las figuras regoyescas, a las que se refiere JM. Ayer, buscando el original del cuadro que fotografió Castro Prieto (sin éxito para darlo con cierta calidad), me tropecé con algunas de las que me adjuntaba JM, que él proyecta en sus conferencias sobre los simbolistas franceses y belgas. Aquí las doy. Y este enlace de la wpedia, que nos deja en el umbral de la pobreza, quiero decir del desconocimiento, pues nada hay en él que nos hable de la persona que vamos buscando detrás de toda obra de arte. Y que detrás de estos cuadros hubo un ser humano sensible a la belleza del mundo y que acaso por ello amó la soledad, no ofrece dudas. ¿No habla siempre de soledad una ventana encendida en medio de la noche, la soledad de quien está fuera, del transeúnte, del viajero, del nómada que piensa "cuán distinta y feliz sería mi vida si me encontrase del otro lado de la luz"?

Le Sidaner. 1. Clair de lune à Gerberoy, 1904. Tate Gallery. 2. Beguinas, Brujas. 3. Canal de  nuir a Nemours.

5 comentarios:

  1. Como tantas veces, Andrés, gracias.

    David Fdez.

    ResponderEliminar
  2. Y el que está del lado de la luz, confortable y seguro, puede observar al nómada y de repente envidiar su capacidad para moverse a su antojo porque nada parece atarle. El espectador de las despedidas tristes tampoco suele saber si el mayor perjudicado es el que se queda o el que se marcha.

    ResponderEliminar
  3. Unos cuadros muy bonitos , no conocía a este pintor .

    ResponderEliminar
  4. “La tela tiembla siempre ”. No. Ni el papel. Tiemblan los dedos.

    ResponderEliminar
  5. El muy puñetero “amour” en canal me abre otra noche. “Canal de nuit à Nemours”.

    ResponderEliminar