2 de diciembre de 2011

Heteroflexia


HEMEROFLEXIA: heteroflexia. No hay otro camino.
* * * 
LA mayor parte de los libreros de viejo, al menos los de mi tiempo, podían vivir de su negocio porque pocos de ellos habían leído ni uno solo de los libros que vendían.
* * *
EL orden se consigue desplazando el desorden.
* * *
ALGUNAS cosas no se pueden decir en primera persona por decoro. Hay que pensar que al yo ha de digerirlo un tú, que tiene el estómago por lo general más delicado que nosotros.

Patio de luces de Puebla, 9, Madrid, donde vivió Gómez de la Serna. El explicar su comparecencia aquí quede para otro  momento. Foto de Rafael Trapiello, 24 de noviembre de 2011.



7 comentarios:

  1. Manuel Cañedo Gago2 de diciembre de 2011, 7:15

    Acaso Gómez de la Serna, de haberse quedado a vivir en la casa de Puebla, 9 para siempre, y no trasladarse al torreón de Velázquez, 8, habría sido más galdosiano que ramoniano (valga la redundancia... y la greguería).

    ResponderEliminar
  2. La tercera persona legitima los actos más bochornosos del autor y soporta, como nadie, las críticas más viscerales de la segunda persona. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Cierto.Es más elegante cierto decoro con el yo.
    Por eso me gusta la fórmula del pronombre indefinido "uno" que, de alguna manera, nos esconde o nos ignora.

    ResponderEliminar
  4. No estaria mal que las librerías tuvieran una sección de libros viejos , libros que el cliente pudiera cambiar por uno suyo a cambio de 2 euros, de esa forma la vida del libro seria variada , el librero ganaría dinero y se lograrían más visitas a la librería y crear lectores. Saludos. Manuel.Eugenio

    ResponderEliminar
  5. No entiendo lo de Hemeroflexia:heteroflexia. No hay otro camino.
    He buscado información pero no llego a concluir lo que quieres decir.

    * * *

    Los libreros de viejo, pues sí, así es. Visito con frecuencia el zapatero de mi barrio antiguo. Pero él, sí sabe llevar zapatos.

    * * *

    Mi desorden está dentro de un orden, es de la única manera de llevarme bien con mis cajones y mi vida.

    * * *

    Y respecto al "yo", la empatía nace cuando hemos sido capaces de desarrollar la inteligencia interpersonal. Entonces tenemos un abanico muy amplio en nuestras propias vidas de saber de qué manera se sienten los demás incluso llegando a ellos con un dolor de estómago que no hemos sufrido.
    La decoración es un adorno, a veces, bastante molesto.

    Ha sido un placer,

    saludos.

    ResponderEliminar
  6. Si hacemos una interpretación amplia de la expresión "heteroflexia", podríamos decir que se refiere a las diferencias que se pliegan o, mejor, a los piegues de los otros, de lo otro, de lo menos previsible, menos usual, menos frecuentado; a lo que se escapa del discurso dominante.

    También se presta a hacer un juego de palabras con "heterodoxia".

    ResponderEliminar
  7. Entonces se debe entender que nos diferenciamos por ser menos usuales, menos frecuentados en las relaciones, en la forma de comunicarnos; donde en definitiva la experiencia de cada individuo es la que marca esos pliegues.
    Lo menos previsible es la improvisación y para evadirse del discurso dominante en el que a veces hay detalles que se ocultan, debemos de tener en cuenta las diferentes formas de relacionarnos desde nuestro propio pensamiento solitario.

    ¿Es así?

    Gracias por responder.

    ResponderEliminar