18 de diciembre de 2011

Postizos

SE han editado ya tantos catálogos de lujo, obras completas de lujo, libros y álbumes de lujo de los poetas del 27, incluidos los de segunda, tercera, cuarta y quinta fila, si acaso no son la mayoría de ellos de segunda, tercera, cuarta y quinta fila; les han dado su nombre a tantos centros de cultura, bibliotecas, institutos, estaciones de tren, plazas y calles, que en los ayuntamientos, comunidades autónomas y ministerios del ramo no van a querer hablar de poesía ni editar nada de ninguna otra época, anterior o posterior a esa generación, durante dos o tres siglos. Sin referirnos al peligro de que los jóvenes puedan llegar a creer que la poesía es "eso" que le dan ediciones de lujo y de lo que sólo podrán retener, en el mejor de los casos, el lujo, el nombre de los institutos, el de la calle, etc.
* * * 
LA sociedad del espectáculo: la suciedad del espectáculo.
* * *
EL instinto es a la vida lo que a la música el tocar de oído.
* * *
CON cuánto secreto lleva todo el mundo las operaciones de estética, los postizos, el arreglo de pechos, labios, pómulos, celulitis…, incluso referirse a los patentes y notorios teñidos de pelo está considerado, en el caso de los varones al menos *, una indiscreción, no sé, como si viviésemos en un mundo en el que todos hacen trampas a todos sin que le importe a nadie porque se trata de una martingala de la que todos toman parte.
(*) En el caso de las mujeres, por el contrario, son los tintes y cortes de pelo lo primero que se celebran, y en general con alborotos efusivísimos, como si se trataran de verdaderas maniobras de distracción para poder eludir cómodamente referencias a otras cosméticas más radicales.

2 comentarios:

  1. Post-hizo.

    Visión pesimista: Llegó a ser mucho más viejo que su cadáver.
    Visión optimista: Su cadáver es mucho más joven que él.

    ResponderEliminar
  2. Diría que se ha quedado corto.

    Muy bueno.

    ResponderEliminar