15 de diciembre de 2013

Dos barajas

AYER se publicaba en El País esto: "El expresidente José María Aznar envió el 18 de septiembre de 2008 un correo electrónico a su amigo Miguel Blesa, al que había colocado algunos años antes al frente de Caja Madrid, en el que le contaba que José Luis Rueda, heredero del pintor y escultor Gerardo Rueda, ofrecía a la entidad financiera una parte de su colección de arte y otra parte en préstamo a cambio de 54 millones de euros. Rueda, fallecido en 1996, es considerado uno de los artistas españoles más importantes del siglo XX."
La primera parte de la noticia, lo de los 54 millones, constata un escándalo y una estafa, claro que queda paliado con la segunda, ese "es considerado uno de los artistas más importantes del siglo XX". Se diría que, en medio de todo, la corruptela, si la hubo, perseguía una buena causa. ¿No nos aseguran cada día que en esto del arte contemporáneo lo importante es subirse al tren, incluso en marcha? Pero en este caso hay un detalle que no debería pasarse por alto: ¿Quién ha dicho, quién considera a Gerardo Rueda uno de los etc.?
Ni siquiera el coro del etc., críticos, directores de museo, profesores, coleccionistas, si se les pidiera una lista con los veinte mejores artistas españoles del siglo XX, se acordarían de él.
Por eso, incluso cuando se hace periodismo, conviene no jugar con dos barajas. Si se asegura que es uno de los grandes artistas, etc., ¿dónde está el escándalo?


Gerardo Rueda, tres obras





8 comentarios:

  1. Todos estamos seguros de quienes son los grandes delincuentes y de alguna manera ninguno va a salir bien parado ya que son la carnaza que nos va a dar el capitalismo , les ha llegado la fecha de caducidad y las malas noticias para ellos son un bálsamo y si les ocurre una tragedia dan una alegría . ¿ Que es lo que deseamos todos que les ocurra a los corruptos ? , pues eso " que les ocurra eso "

    ResponderEliminar
  2. Me puse a contar las casillas de las tres obras y entonces fui acordándome de las abejas… ¡de RUMASA!, de aquel señor cuyo nombre, la edad, ya he olvidado, que se vestía de supermán y tenía muchos hijos…, no sé, espero que siga vivo y pase bien la Navidad con ellos, yo no tuve hijos pero no la paso mal y, la verdad, casi me alegro de no haberlos tenido a la vista otra vez de todo esto de ahora…

    ResponderEliminar
  3. No pocos periodistas opinan y pontifican sobre cualquier tema que se les ponga por delante con envidiable desfachatez. De ahí la cantidad de tonterías que se leen con frecuencia en sus informaciones. Fue muy bonita la que nos hacía saber de la retirada en la plaza de San Juan de la Cruz de la estatua ecuestre de Franco a caballo. Quizá deba volver la Cárcel de Papel para enjaular a tanto pregonero soberbio.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de cocinar dos greguerias que con permiso sirvo .
    Lo peor que puedes hacer si te invitan a la Casa Blanca no es poner tus pies sobre la mesa presidencial , sino aprovechar el movimiento para tirarte un pedo y convertirte en un iconicida sucio.
    Cuando un humano afronta con asiduidad el vuelo de la gallinacea se convierte irremediablemente en un pájaro y la nariz se le aquilina .

    ResponderEliminar
  5. Hoy, en la viñeta de El Roto: la cara cubierta "del que sabe", como decía Agustín. Anómalo agujero negro bendecido por la luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He buscado la viñeta del iluminado encapuchado y aclamado. Admitirá otras interpretaciones, pero sí, para gobernar más cómodamente a “los que solo intuimos”, “los que saben” se ocultarán todavía más; y hasta pueden mandar encapucharse a sus capataces que, para ser aclamados, como delincuentes ocultarán el rostro cuando nos visiten (el chiste se titula LOS VISITANTES). Y serán aclamados y votados. A la cola del desfile, ¿llegarán a ser también aclamados los tanques de agua, o de lo que haga falta?

      Eliminar
  6. Después de aquí puse las greguerias en el principal periódico de la comunidad y esta mañana me encuentro con que han sido censuradas por ordenes de arriba , eso sí hubo gente que me llamo guarro por insinuar que Aznar pudo haberse tirado un pedo , si hubiera inquisición ya estaría en capilla pero han dado en hueso.

    ResponderEliminar
  7. “No, amigo Andrés, yo no he dicho que ‘la modernidad’ no exista, sino tan sólo que… no importa, que no puede importarnos, porque eso, ‘eso’ tan endeble, tan de superficie, tan de pasada, que llamamos ‘modernidad’, no tiene valor propio, valiosa sustancia propia. La modernidad no es, no puede ser -nunca-, valor, como estúpida, frívola y descuidadamente hemos terminado por suponer (…)”

    “Carta a un Andrés” [Andrés Peláez],1978. Ramón Gaya: “Obra Completa”, Ed. Pre-textos.

    La ‘modernidad’, como los yogures, viene fecha de caducidad.

    Lo de RG no puede ser más atinado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar