21 de julio de 2012

Machado apócrifo

RELATA José Luis García Martín en su blog esta historia a propósito de Machado y unos presuntos poemas de este, inéditos hasta hoy. 
Todo lo que sea de Machado, como todo lo que se relaciona con Bécquer, despierta en nosotros interés, curiosidad. 
Cuenta Machado en Los complementarios que cierta dama soriana, que había conocido a Bécquer, les regaló a él y a Leonor, como presente de bodas, unas rimas manuscritas del poeta romántico. Machado las encontró insustanciales y, si es cierto lo que relata, viajó hasta Toledo, donde purificó el nombre de poeta tan sublime, que no necesitaba de inéditos innecesarios, y las entregó al fuego.
Para obrar de ese modo, quemar unas rimas inéditas de Bécquer, hay que ser Antonio Machado, que a tantos apócrifos alumbró. ¿Qué o quiénes habríamos de ser nosotros para quemar unos poemas Machado? En estos que se postulan suyos, hay dejos machadianos, acaso porque Machado, que es un poeta brotado del vigoroso árbol de la tradición popular, es fácilmente imitable, como imitó también él a otros poetas, y a cuento viene recordar igualmente lo que en los complementarios decía a propósito de Virgilio, grande para él entre otras razones, dice, porque citó a muchos otros poetas en su obra sin tomarse la molestia de nombrarlos.
En fin, aunque en estos hay materia suficiente para devanar la siempre enmarañada madeja de la originalidad, no dudamos de que a estas alturas nuestro amigo JLGM haya encontrado ya un rincón apropiado donde quemarlos, cosa que acaso tampoco le abrumará mucho, conociendo el origen de su mixtificación.

Carta original de Antonio Machado y collage apócrifo de Juan Gris





7 comentarios:

  1. Esa historia de Machado que AT ahora nos cuenta apareció antes en un SPP a propósito de un viaje a París en el que LA de V comprò un manuscrito de Verlaine, salvado del fuego a pesar de la insistencia de un AT empeñado en que su amigo emulase a don Antonio. Esa otra historia, la propia de AT, resulta muy divertida y está claro que para mi también memorable. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Huerto claro, tarde de otoño, lluvia suena, escuela, alma vieja, luz nueva, torres, cigüeñas, ayer tuvo su mañana…no sé, no sé…pareciera, de ser auténticos los esbozos de poemas, que Machado hubiera estado siempre en torno a ciertas imágenes, casi obsesionado con ellas. Si no fuesen auténticos tiene también su interés el compañero de pensión que los escribió machadianamente, casi como si dijera: ¿ves? No es tan difícil.

    ResponderEliminar
  3. Todo escritor debería tener derecho a desechar textos, a no publicarlos. Y derecho también a que luego -después de muerto él- no venga alguien que encuentre los borradores y decida publicarlos. O sea, derecho a que nadie publique aquello que el autor quiso que no se publicara nunca.

    ¿Acaso publicar -contra la voluntad del autor- algo que el autor no quiso que se publicara -y hacerlo cuando el autor ya no puede evitarlo porque está muerto-..., acaso esto no es un ultraje y una profanación y un sacrilegio?

    ResponderEliminar
  4. No deja de ser delito . Un escritor es original cuando es inimitable , independientemente de que él haya imitado a otros . No recuerdo quien dijo esto pero lo considero una verdad como un templo.
    Chao

    ResponderEliminar
  5. Una vez más, amigo (o amiga) del "zumo", el asunto es, me temo, un poco más complejo. De atenderse siempre y en todo caso la voluntad del autor, no hubiéramos tenido ni la Eneida ni la mayor parte de la obra de Kafka (en realidad toda ella, ya que tampoco quería que se reeditara lo ya publicado). Ni en uno ni en otro caso hay, en mi opinión, "ultraje, profanación y sacrilegio" (nada menos), sino una decisión, como decía, compleja y nada fácil.

    ResponderEliminar
  6. Es una historia muy dificil de creer, más bien parece una prosopopeya dando vida a unos papeles.
    Una vez muerto se debe publicar lo heredado puesto que es algo existente y latente, el caso de Kafka lo dice todo .
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Realmente debería ser considerado un delito, esto de robar poemas o cualquier escrito, aún cuando esté muerto, debe ser considerado un delito. Pero sin embargo, si lo está pubicando el familiar, creo que sería en un contexto diferente.

    ResponderEliminar