12 de julio de 2012

Maulas

NO entraremos en detalles truculentos. 
Cuando llegamos aquí eran las ratas para todos nosotros una gran fobia. El tiempo nos ha hermanado mucho (cierto que las agrarias no son tan repugnantes como las urbanitas), y aunque las exterminemos de una forma metódica e inexorable, lo hacemos sin acritud, intentando no alterar el karma universal, como prueba el hecho de que al poner las maulas cada noche lo hacemos como aquellos pescadores echaban sus redes en el lago de Getsemaní. También nosotros podríamos decir: "A todo se llega; he aprendido a ser sucio, y me parece bien", versión ratas.
La pesca no pudo ser mejor: un ejemplar en cada maula y una maula desaparecida. Cabe suponer que esta última la habrá llevado con cepo y todo como los penados de Argel. 
Hemos de declarar para tranquilidad de las asociaciones defensoras de los animales, que cebamos las maulas, como suele decirse, a la carta: en una queso añejo manchego, en otra queso de cabra y en otra una rodaja de salchichón ibérico. Y a esta última acudió acaso el ejemplar más gordo, el gurmé de las ratas, al que le sorprendió la trampa en el momento mismo en que le hincaba el diente al peterete, sin que le diese tiempo a soltarlo. 
Después de darle cristiana sepultura en unas zarzas, cayó uno en la cuenta de que podía haberle hecho una foto para traerla a este rincón, necesitado de historias de verdadero impacto social y cultural, sobre todo, porque viéndola tiesa en su maula, comulgante de la rodaja, recordó uno también las que según Bioy Casares (fuente poco fiable, desde luego) fueron las últimas palabras del poeta Paul Claudel en su lecho de muerte: "Doctor, ¿usted cree que habrá sido el salchichón?".
En fin. Los animales tienen la virtud de convertirlo todo en una fábula y los poetas la de pensar en un universo sostenible: esa puede no estar entre nosotros ya, pero sí su cebo, que servirá para otra hermana rata, como acaso seamos nosotros, en el cosmos, cebo de los agujeros negros..



17 comentarios:

  1. El laberinto de la vida esta llena de maulas, pero solo ocasionalmente se atrapan las mas gordas. Estas viven en los tuneles que excavan debajo de las tumbas de los cementerios como lo contaba H Lovecraft y se alimentan de todos los demas.
    saludos
    txema

    ResponderEliminar
  2. Desde las ratas al agujero negro que nos aguarda.

    ¿Por qué está todo en vez de no haber nada?, pregunta el godo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ratas, cerezos, agujeros negros:
      Dios todo lo creó. Menos al hombre.

      Eliminar
  3. Nunca había oído la palabra maula: para mí eso es simplemente un cepo.

    Voy al DRAE y

    "maula:

    (De maular).


    1. adj. Arg., Bol., Perú y Ur. Cobarde, despreciable. U. t. c. s.

    2. f. Cosa inútil y despreciable.

    3. f. Engaño o artificio encubierto.

    4. f. p. us. Pedazo de tela, piel o chapa que se vende como saldo o resto de mercancías.

    5. f. ant. Propina o agasajo que se daba a los criados ajenos.

    6. com. coloq. Persona tramposa o mala pagadora.

    7. com. coloq. Persona perezosa y mala cumplidora de sus obligaciones.

    ser alguien buena ~.

    1. loc. verb. coloq. Ser taimado y bellaco."

    Bueno, esto es lo que encuentro en el DRAE. Pero me guardo la palabra, "maula", cuyo sonido -aparte de lo que signifique-, bisílabo y con ese diptongo "au", es realmente bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que Andrés usa "maula" en la tercera acepción de las que expones.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Así es como se usa en Extremadura, artilugio para cazar ratones o pájaros.

      Eliminar
  4. Por un momento pensé que se hablaba de los maulets, que para algunos pueden ser maulas, pero que no lo son...

    ResponderEliminar
  5. Tampoco yo había oído la palabra maula y por el texto tampoco me ha quedado muy claro, En ocasiones parece referirse al cepo: …”sobre todo, porque viéndola tiesa en su maula,…” y en otras al hecho de cebar el cepo: “…y una maula desaparecida. Cabe suponer que esta última la habrá llevado con cepo y todo como los penados de Argel.”
    Según las definiciones del DRAE, tiendo a pensar que la maula sería el engaño en sí, y que un cepo no sería una maula hasta que no se le cebara para engañar a la presa con un pedacito de queso, salchichón o manjares más sibaritas para ratones célebres, como el de Susanita, que comía chocolate, turrón y bolitas de anís.
    En fin todo esto me recuerda a lo de a un panal de rica miel y nuestra tendencia a sacar enseñanzas morales de los apetitos, también de la ingenuidad, de nuestros “hermanos” los animales.

    ResponderEliminar
  6. del goloso cebo al macabro cepo media solo una letra, de la b a la p, que son viva imagen inversa la una de la otra, como el cielo y el infierno, como el del rosa al amarillo aquel tan fabuloso.
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Pues sabiendo el Menú voy a dejar de ir al Bully. A Las Viñas le daremos tres estrella Firestone. El entierro que sea el de la sardina... en escabeche, me quedan seis vidas y no se puede perder ni una.
    El GatoPérez

    ResponderEliminar
  8. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
  9. En Ferrol, mi pueblo, se decía, y puede que todavía se diga, nacho y no persona, conachada y no tontería, cama rebatible y no abatible, por ejemplo, y desde luego maula y no perezoso. Y si no sigo es para poder sentirme un maula y recordar a mis viejos amigos, nachos y nachas ferrolanas de los años mozos, y las horas que en verano pasè en Valdoviño leyendo en mi cama, rebatible como es natural. Saludos

    ResponderEliminar
  10. La primera vez que oí la palabra maula fue a mi abuelo que me enseñó el significado que yo siempre le he aplicado y que viene a coincidir con alguna de las acepciones del DRAE.La utilizo bastante.Así, mi abuelo que era un tanto anticlerical opinaba que todos los canónigos eran unos maulas.Aunque para él el prototipo de maula por excelencia fue siempre don Juan de Borbón.

    Yo por mi parte asocié siempre maula con masón, sin saber exactamente por qué. No creo que todos los maulas sean masones pero si creo que todos los masones son unos maulas.

    Y de masones a salchichones. Celebro la precisión de que "la tapa" sea de salchichon ibérico. A mi me gustan más los ibericos que los catalanes. Me resultan mucho más sabrosos. EL mejor es el Joselito, algo dificil de encontrar. Es muy bueno también el Lazo, de Cortegana, que lo ponen de tapa en el "Becerrita", de Sevilla. Y también en Sevilla en el viejo "El Rinconcillo" una de sus más celebres tapas es una imponente rodaja de salchichón, (porque hay que tomarlo así o en tacos) aunque en este caso es catalán el de Casa Riera, de Vich.

    ResponderEliminar
  11. En " las ratas " , Miguel Delibes trata el tema de la caza de las ratas de agua para el consumo humano .
    En sus tiempos la rata de agua fue un manjar , al hambre no hay pan duro .
    Chao

    ResponderEliminar
  12. Adonde nadie va allí está ella, la rata, con su rabo en forma de látigo.
    Los poetas suelen ver mundos sostenibles sin salir de su habitación.
    La temperatura de ebullición de las ratas constituye toda una incógnita. Sé preludian las tormentas como nadie.

    ResponderEliminar
  13. Quise decir al final de mi comentario anterior: 'Sé que preludian las tormentas como nadie.'

    ResponderEliminar
  14. "...como juega el gato maula/ con el mísero ratón..."
    Así nosotros, o sea, que cuanto más sabroso sea el cebo, mejor. Más vale morirse a gusto. Yo, salchichón.
    No recuerdo de qué tango es el verso (¿Cambalache?), pero uno de los grandes de Gardel.

    ResponderEliminar