11 de noviembre de 2012

Los amigos de Homero

El amigo Félix Ovejero leyó este artículo espléndido, aparecido en La Nación de Buenos Aires, y le comentó a su autor, su amigo Alejandro Katz, que sus tesis coincidían con las de Ayer no más. Katz le respondió que ya tenía noticias de esa novela por su amigo Fernando Savater, de visita esos días en Buenos Aires. El amigo Félix nos enlazó al texto de su amigo Katz, donde se cita al amigo Homero. Y uno, que ha dicho tantas veces que todo lo sabemos entre todos, querría agradecerle a Katz, a quien no conoce, ese su escrito, abrochado oportunamente por palabras del amigo Aquiles que, de haberlas recordado, no habría dudado uno en poner al frente de su novela leonesa: "Dejemos en paz el pasado por mucho que nos aflija. Yo depongo mi ira, pues no puede ser justo estar siempre enojado" (Ilíada, XIX). 
Y así vamos nosotros los solitarios cerrando los círculos de la amistad gracias a triangulaciones azarosas.

Cuervo de Kawanabe Kyosai, 1831. Se posó ayer en el Fbook de Miriam, y ella me lo envió a mi ordenador,  triangulándolo con Guillermo, el japonés de la familia.

15 comentarios:

  1. Alejandro Katz concluye su artículo diciendo: "Cuando se niega a olvidar, la memoria hace un pacto con la muerte, porque todo, incluso el duelo, debe concluir". Uno opina que su tesis puede aplicarse en España, donde son los nietos quienes reivindican la memoria de sus abuelos represaliados, y se les puede hacer comprender tras un acuerdo de mínimos (por ejemplo, en el Parlamento), que sus antepasados pueden tener una reparación moral. En Argentina es más complicado, ya que los secuestros y torturas han acaecido en fechas relativamente recientes. Aún viven personas que han sufrido el "terrorismo de Estado" en sus propias carnes, y aunque quisieran no podrían olvidar; soportan importantes daños psicológicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo. Con todo lo fácil y criticable que puede resultar opinar cuando uno no se ha visto afectado por el furor asesino de la guerra y posguerra, el perdón y el olvido me parecen la única actitud posible para impedir que se confundan el deseo legítimo de justicia y el instinto vengativo que todos llevamos dentro. El odio envilece y el perdón agiganta.

      Eliminar
  2. Grandísimo artículo lleno de sensatez de Alejandro Katz. Gracias por compartirlo,

    ResponderEliminar
  3. Provengo de una familia que no tuvo grandes tragedias en la Guerra Civil pues nunca se significó por estar en un bando u otro. Sufrió, como tantas otras, el hambre y las privaciones lógicas en un país arrasado por la guerra, pero su lucha no fue ideológica ni política, únicamente pugnaron por sobrevivir y salir adelante con su trabajo.
    Quiero decir, por tanto, que mi percepción personal y directa sobre la memoria de la Guerra no es, tal vez, más que un reflejo que junto a otros, acaso opuestos pero también reales, forman la imagen total del caleidoscopio de la realidad.
    Mi percepción personal es que la gente normal, la de a pie, vive sus tragedias en familia y recuerda a los suyos no por su lucha política e ideológica sino por su cualidades como persona, como padre, hijo, marido, hermano…La muerte de estos es asumida como se asumen todas las muertes, por muy dolorosas que sean. El tiempo hace su labor y la propia necesidad de los supervivientes de retomar su vida les hace ir amortiguando cualquier sentimiento de odio, rencor o rabia que pudieran haber surgido tras la muerte para ir quedándose con pensamientos positivos y consoladores sobre la memoria del finado.
    Cómo esta forma familiar y personal de llevar el duelo puede convertirse en un hecho social que, desde mi punto de vista, alimenta de nuevo por motivos políticos todos aquellos sentimientos negativos que el tiempo había amortiguado, Alejandro Kart lo explica claramente:
    “la así llamada memoria histórica o memoria colectiva es en verdad el resultado de complejas operaciones políticas orientadas a construir un sistema de creencias respecto de un pasado que se asumirá como común. Es, por tanto, producto del esfuerzo que algunos realizan para que otros crean. En la tarea de construir una memoria histórica colectiva, los discursos públicos, los monumentos, las fechas y los actos de conmemoración son herramientas destinadas a controlar el relato del pasado, no a conocer y explorar la historia.”
    No debemos olvidar, sin embargo, que dichas operaciones políticas son de un signo político y del contrario. Tras cuarenta años de dictadura en que se impuso una visión tergiversada de la historia y del pasado en libros y en escuelas era necesaria una revisión para conocer la verdad. Lo que sucede es que esa revisión justa y necesaria fue aprovechada por muchos que la utilizaron políticamente para sus objetivos actuales. Es decir, como afirma Kart, se empeñaron en vivir en el pasado, revivir un pasado que en muchos casos ya había sido asumido en el proceso familiar y personal de muchas familias que perdieron a los suyos en la guerra y del que apenas quedaba rastro de odio o rencor.

    ResponderEliminar
  4. Palabras hermosas de Aquiles y estupendo el artículo de Katz cuyas recomendaciones también son de utilidad para el debate identitario que no cesa.
    Javier

    ResponderEliminar
  5. Qué impresión más profunda me ha causado la entrada de hoy.
    Para que luego digan por ahí que Trapiello sólo acierta cuando se ocupa de cuestiones "literarias", y a poder ser de literatura "decimonónica" (en el sentido más peyorativo y despectivo que este adjetivo pueda tener), y que cuando opina sobre temas políticos ó de actualidad, pierde pie. La entrada de hoy y el enlace al artículo de La Nación valen por unas docenas de editoriales de acreditados opinadores profesionales y a un par ó dos de ensayos sesudísimos e inextricables.
    Esa cita de Homero ten hermosa y bien hallada, no es grano de anís, que diría Galdós.
    Además, a partir de hoy voy a explorar el venero La Nación de Buenos Aires y al tal Katz, del que me he prendado. A ver si el flechazo acabase en idilio apasionado.

    ResponderEliminar
  6. Casi todos los argentinos escriben bien . Exigir el perdón es un paradigma inviable , invitar a la reconciliación es necesario . Katz habla de 30 años , en 1945 el fascista Perón seguramente en afán por complacer a Truman y basado en su fanatismo por Mussolini nombró comisarios de la Comisaría de Florida a policías ajenos a la Escuela de Policías con el fin de sonsacar información a comunistas , estos mártirologos abusaban de la picana eléctrica lo que trajo asesinatos, Perón les suspendió de sus cargos y estuvieron unos años refugiados al albor de Stroessner en Paraguay , compartiendo exilio dorado con criminales nazis . El caso es que cuando vuelve el peronista Lopez Rega( triple A ) repatría y recibe como héroes a los comisarios de Florida ( Cipriano Lombilla , Jose Amoresano y Wasserman ) .
    "Si todos somos Peronistas nuestros sueños serán posibles " , frase clave del fascismo que ahora retumba con el latiguillo " si todos somos catalanistas nuestros sueños serán posibles " . Tiempos modernos , viejas recetas populistas , no solo en Cataluña .
    Han puesto recientemente en Youtube una película chilena con ánimo reconciliatorio que firma Miguel Littin y de titulo Dawson 10 , la isla . ( isla prisión en Magallanes )
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Me remite Miriam, supongo que desde su fbook, el comentario de este lector, que yo me permito subir aquí, pues fue también mi preocupación ayer, antes de traer aquí mi entrada, y que, en efecto, hace que dude uno mucho de las traducciones:
    La cita textual de Katz era: "Dejemos en paz el pasado por mucho que nos aflija. Yo depongo mi ira; no debo mantener para siempre un furor obstinado".
    La de la traducción en verso de Fernando Gutiérrez, que sigue la de Alsina, y que me descubrió hace años Eloys Sánchez Rosillo (que ambos preferimos), es esta:
    "Mas dejemos lo que ya ha pasado aunque estemos muy tristes
    puesto que el corazón lo debemos domar en el pecho.
    He aplacado mi cólera, pues no podía ser justo
    estar siempre enojado."
    Y una que pillé en internet, esta: "Mas dejemos lo pasado, aunque nos hallemos afligidos, puesto que es preciso refrenar el furor del pecho. Desde ahora depongo la cólera, que no sería razonable estar siempre irritado".
    La nota de Pablo A. Sande García, dice así, y que el lector saque sus conclusiones:
    En traducción diferente los libros son libros distintos? Las palabras de Aquiles (Ilíada, XIX) que AT recuerda son estas:
    "Dejemos en paz el pasado por mucho que nos aflija. Yo depongo mi ira, pues no puede ser justo estar siempre enojado".
    Estas son las que Alejandro Katz cita en su artículo, al que el mismo AT nos remite:
    "Dejemos en paz el pasado por mucho que nos aflija. Yo ya depongo mi ira; no debo mantener para siempre un furor obstinado".
    Y estas las que leemos en mi viejo ejemplar homérico:
    "Mas dejemos lo pasado, aunque nos pese, que lo hecho, hecho está, y domemos nuestro corazón y nuestra pena, pues la necesidad, más fuerte aún, nos obliga a ello. Por mi parte, desde ahora renuncio a mi cólera, pues indignó de mi sería, además de poco razonable, el seguir siempre irritado".

    ResponderEliminar
  8. Espléndido dibujo y maravillosa ave, el cuervo, dicen que una de las más inteligentes que existen, aparte de que puede reproducir sonidos (incluidas voces humanas) como los loros. Nada que ver, pese a la homonimia, con el Máximo Cuervo de la pasada entrada. (En el blog de Muñoz Molina, en el que a veces también comento, nos reímos mucho con el Máximo Cuervo director general de prisiones.)

    Qué bien los nombres ponía
    quien puso Máximo Cuervo
    al que en Prisiones regía.

    ResponderEliminar
  9. El artículo de Katz es muy bueno porque con mucho tino dice algo muy necesario, la izquierda latinoamericana en los sesenta y setenta legitimó la violencia y el asesinato político. La ferocidad de las dictaduras militares tuvieron su contraparte en los movimientos violentos inspirados de la revolución cubana y sus iconos. Obviar la violencia de la izquierda y convertirla en gesta heroica es una falta de honestidad intelectual y de justicia. La lucha armada como única solución a los conflictos sociales, el descrédito de las instituciones y reglas democráticas, los golpes de Estado o la toma del poder por grupos guerrilleros que al poco tiempo han devenido dictadores y dictaduras, todo éste caldo fue la base de muchos movimientos de extrema izquierda y de la inestabilidad y el horror que generaron éstos movimientos. Creo que el político no es el que olvida, debiera ser el que tiene la capacidad y la posibilidad de ser justo y de garantizar una historia basada en la verdad de los hechos, lo más próxima a ésta, sin concesiones. Es la única manera de que la experiencia y la acción política puedan regenerar y hacer avanzar a las sociedades. La memoria la manipulan con intereses electoralistas y en función de proyectos políticos, es una memoria selectiva como dice Katz, en función del relato del grupo interesado, un ejemplo es el slogan de Mas: "la voluntad de un pueblo" es pura demagogia y construcción subvencionada. La gente quiere vivir tranquila y que funcionen bien los servicios públicos elementales en una sociedad civilizada, prosperar, ver crecer a sus hijos, o a sus animalitos de compañía, todo lo otro es una construcción política e intelectual para la que los fines casi nunca son el interés general, las naciones, las banderas, las fronteras. Trapiello en política, por lo que he podido leer, no es sectario, y en España esta es una gran virtud.

    ResponderEliminar
  10. Eso es estar al quite y saber lidiar, ya que es clave . Estar enojado dista mucho de furor obstinado . El enojado es prácticamente un estado de ánimo y el furor son pulsaciones que matan u obligan a cometer locuras a quien lo padece y ahí Homero no habla de perdonar porque sí , por eso me parecía un paradigma inviable otra cosa es que el perdonar te beneficie , si todos acabamos contentos ¿ Que mejor modelo ? . hacer justicia a los grandes es importante para veamos su magnitud y creer en sus sabias razones .
    A veces un par de palabras pueden distorsionar y falsear un texto . Por eso Clara Campoamor no firmo el documento que selló la igualdad de hombres y mujeres hasta que quitaron " en principio " del texto " En principio todos los españoles y españolas somos iguales .. " .
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Añadir el concepto de indignidad a la persistencia en el cabreo y en el recuerdo de lo malo hace brillar todavía más la cita de Homero. Todo lo que es indigno del hombre debe ser remediado, para que su conducta sea de verdad humana.
    Me han entrado ganas de ver mi propia edición de Homero, a ver lo que dice. Y tampoco sería mal propósito volver a leerlo, por darse pisto, epatar y cumplir aquello que leí en un libro de A. T.: "leer no sirve absolutamente para nada, salvo para pasar el tiempo y cambiar el mundo".
    Gracias.

    ResponderEliminar
  12. Decimonónico ? al contrario , es un escritor jovial y muy del siglo 21 , por eso sus post tienen resonancia y buenos comentarios, en Internet se aprende más que leyendo libros y periodicos . escritores buenos hay mogollón pero creadores de post con swing excasean , muchos no se atreven y A T. es de los que no pierde el paso .
    chao

    ResponderEliminar
  13. 'En internet se aprende más que leyendo libros y periódicos'. Gran error. En internet solo hay hojarasca, y está formando una generación de incultos sabiondos, si vale el oxímoron. La verdadera educación está, y estará, en los buenos libros.

    ResponderEliminar
  14. Oximoron , para ti la perra gorda . ¡ Viva la imaginación ¡

    ResponderEliminar