19 de diciembre de 2012

Del calendario Zaragozano

FUE el Zaragozano el almanaque por excelencia y llegaba a todos los rincones de España. Hoy se sigue editando, pero sus cifras de venta, supongo, están lejos de ser las que fueron. A la gente le hará gracia, como un vestigio arqueológico, pero poco más.
Me entretengo en mirar el montón de ejemplares encontrados el otro día. Son todos iguales. Se diría que hasta las predicciones metereológicas que le hicieron célebre son idénticas cada año, a pesar de las cabañuelas. Y al fin ha comprendido uno la razón por la que en España había nombres tan raros hasta hace cincuenta años: los tomaban del sucinto santoral que venía en él, más que de los curas. Sin salir de una página: Socorro, Sinesio, Restituto, Eutropio, Quiteria... Les entregaba a las gentes rústicas las lunas y los soles, los meteoros y el firmamento al tiempo que le señalaba el camino de la vida, la sombra que es para todos nosotros el nombre propio, la sombra que queda aquí entre los vivos cuando ya no estamos entre ellos.
Lo demás en él parece escrito por un poeta, lo que explicaría su grandísima aceptación. Para la cuarta semana del mes de mayo del año 27, el de la generación de los poetas, pronosticaba: "Se afirmará el temporal de bonanza, mejorando de continuo el temple atmosférico, a pesar de que se presentarán algunos nublados tempestuosos, que descargarán con chubascos, granizo y tronadas". Y qué mimo en ese hablar: "tiempo bonancible de temple agradable", "vientos oscilantes o inciertos", "rocíos, neblinas y celajes", "vientos encalmados", "invierno benigno", "se espesarán cada vez más los nublados hasta llegar a verterse en lluvias copiosas y tranquilas".
¿Por qué ya no hablan así nuestros hombres/mujeres del tiempo?


Calendario Zaragozano, 1927. Viñeta de un hombre que se ha pisado un callo y se duele de ello.

17 comentarios:

  1. Tenemos a un político que aunque no es hombre del tiempo podría decirse que lo parece: Federico Trillo. Lo demostró cuando el incidente de la isla de Perejil: «Al alba, con tiempo duro de levante, con fuerte levante de 35 nudos de viento...»

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como el almirante Topete en la bahía de La Habana ante la armada estadounidense.

      Eliminar
  2. Que importancia se dan ellos con los cuatro vocablos que manejan y que todos conocemos , son unos siesos ,
    todos hacen los mismos gestos y muecas . Los antiguos al menos resultaban entrañables y las mujeres resultan más creíbles , Minerva Piquero lo hizo bien .
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ¿Le cuento cómo se habla hoy? Compré unos libros por internet y cuando los trajeron no había nadie en casa. Me llaman por teléfono los de la empresa de repartos y me dicen que no han podido dejar el paquete "porque hemos detectado una ausencia en destino". Se lo juro. Textual. Estos sí que son poetas y no el del calendario.

    ResponderEliminar
  4. Un locutor que transmitía partidos de baloncesto (Héctor Quiroga), cuando algún jugador se caía al suelo decía "Ha perdido la verticalidad".

    ResponderEliminar
  5. el ungüento mágico para los callos y otras casquerías encuentro que sería hoy de mucho provecho.
    saludos

    ResponderEliminar
  6. En la "Historia Crítica de la Literatura Española" (Edad Media) leí hace bastantes años que la palabra MUNDO procedía de un étimo, latino supongo, que apuntaba a la idea de movimiento. Lo que no se mueve en absoluto, está fuera del mundo, ya no es mundo.

    Pues bien, gracias a MUNDIFICANTE más que a SANTOYO, a mi vida le ha salido tardíamente otro sentido. Hoy empiezo a estar mucho más tranquilo en el mundo, en función de la raiz de la limpieza y no de tanto baile de San Vito. Sin tarantela alguna, mondo y lirondo ya del todo, al final morirse uno debe ser como hundirse en un diccionario y no salir más.

    Por si a alguien le vienen bien, dejo aquí unos restos de apuntes.

    MUNDIFICAR

    (Del lat. "mundificāre" = "mundus", limpio + "facere", hacer.)

    ► verbo transitivo / pronominal - culto - Limpiar, purgar o purificar una cosa:

    ■ con la lluvia, se ha mundificado el aire.

    Se conjuga como sacar.

    MONDIFIER

    (…) Terme de médecine. Nettoyer, déterger. Mondifier un ulcère.

    XIVe s. "Premierement soit mondefie la plaie par dehors", H. DE MONDEVILLE f° 42, verso.

    XVIe s. "Par le sang de Jesus Christ nous sommes purgez et mondifiez", CALV. Instit. 1044.

    ÉTYMOLOGIE. Provenç. mundificar ; espagn. mondificar ; ital. mondificare ; du lat. mundificare, qui vient du lat. mundus, monde 2, et facere, faire.

    http://enciclopedia_universal.esacademic.com/129325/mundificar

    ResponderEliminar
  7. No se habla así porque raramente, a día de hoy, se pone el alma en lo que se dice, pues se supone que lo ausente de alma suena más científico, más objetivo, y por tanto con mayor credibilidad, aunque las predicciones meteorológicas sigan siendo hoy, cuando se hacen a largo plazo, tan propias de adivinos como lo es el Zaragozano o lo pueda ser el calendario maya. Por cierto que el próximo viernes, ya saben. Hay gente que se ha comprado búnkeres esféricos y relativamente económicos con posibilidad de flotar en las imaginarias y tempestuosas aguas que inundarán la tierra si es que el fin del mundo va de diluvios. Esta gente piensa que el que ríe el último ríe mejor y por tanto no les impresionan nada las burlas de los incrédulos del apocalípsis maya. Si realmente no pasa nada, los días de preparativos que hayan pasado, esa película que se han montado y que han hecho real para sí mismos, les habrá compensado. Total, el fin del mundo, para todos y cada uno de nosotros no está más allá de unas decenas de años, acaso menos, pero eso ni lo sabemos ni nos interesa saberlo.

    ResponderEliminar
  8. La gente apenas conoce el vocabulario y la mayoría no entiende cuando lee algo que se sale del típico - tópico , hablar es fácil pero escribir es un arte que requiere mucho trabajo ( sobre todo buscando originalidad ) y ganas .
    Los agricultores de antaño eran expertos en predecir el tiempo , formaba parte de su trabajo al igual que la fase lunar , imprescindible para siembras y recolecciones .
    Los mariscadores y pescadores de bajura tienen muy en cuenta la hoja de mareas , coeficiente y hora de altamar y bajamar ( con un coeficiente muy alto las bahías y rías descubren mayor extensión de arena y se pueden pescar almejas más grandes ) . En los rios que desembocan en el Cantabrico se pescan las angulas con luna llena , pocas debido a la contaminación .
    Las angulas es un manjar mágico y si las oyes crepitar hay hombres que no pueden evitarlo y las piden a pesar del precio ( solo los restaurantes caros las ofrecen de vez en cuando )

    ResponderEliminar
  9. Si en la Castilla católica (en el resto de España era más raro el fenómeno) había nombres tan raros puede que fuese por ese Calendario Zaragozano, pero creo que la explicación habría que buscarla en el Taco del Corazón de Jesús que uno encontraba en todas las cocinas, católicas. "Acaba de cumplir 125 años y está tan joven que ha dado el salto de la cocina al teléfono móvil" dice su propaganda. Sol, luna y su estado en el Zodiaco; número del día, enorme; una máxima; día de la semana en tipo grande y negrilla y ¡los santos del día! Estos son los de hoy: Urbano, Nemesio, Darío, Zósimo, Secundo, Síndimo, Avito abad, Nicomedia, Fausta y Anastasia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad que "El calendario del Corazón de Jesús" era una competencia dura para el"Zaragozano" sobre todo en las rudas tierras de Castilla la Vieja.

      Eliminar
  10. "Mágico ungüento",
    la terapia del verbo
    hizo su efecto.

    Es la palabra
    fiel trasunto del alma,
    tan delatora.

    En utopía,
    ¿no son la misma cosa
    lengua y poesía?

    La burocracia,
    una ciénaga mortal
    de la palabra.
















    ResponderEliminar
  11. Acabo de conocer que "Ayer no más" ha sido elegida por los lectores de El Pais la mejor novela del año. Se ve que tanto ellos como nosotros estamos en la línea correcta. Enhorabuena, Andrés.
    No comprendí, en cambio, que Almudena Grandes quedara en segundo lugar, pues poco añade su novela al espeso repertorio maniqueísta sobre la guerra civil. Me hubiera gustado que su puesto lo hubiera intercambiado con la magnífica "Absolución" de Luis Landero. Pero se ve que en la conciencia popular siguen primando las emociones políticas sobre las literarias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leo El País desde su aparición en mayo de 1976; pero no me considero "lectora de El País". Reconozco la utilidad de votaciones, concursos y premios para la promoción y clasificación correspondiente. Sin embargo, en el terreno de la literatura la cuestión es más delicada, y no conviene entretenerse en lo secundario.
      Mi duda es completa acerca de qué sea estar en la línea correcta. Es más, a lo mejor ni existe. Quizás lo único seguro es el placer ante una lectura que conmueve y te transforma de alguna manera.

      Eliminar
    2. Quería decirle que no comprendo a qué se refiere usted con "no conviene entretenerse en lo secundario".
      Con "estar en la línea correcta" pretendo un merecido halago hacia AT y, de paso, una broma participativa a todos sus seguidores. La he notado un poco desabrida...si no le molesta mi opinión.

      Eliminar
    3. No existe la linea es la correcta , la literatura está muy necesitada de aficionados con entusiasmo y lo que interesa es hacer nuevos lectores no complacer a una " elite " , sobre gustos no hay nada escrito pero las votaciones populares suelen acertar por más que pese a los que han conseguido unos porcentajes ridículos , esto no es el Planeta que esperó 3 años a que Mario V le diera la gana de presentar la novela ( ese año ganadores venideros guardaron el " manuscrito " para seguir con la comedia ) . Tiene que ser un orgullo muy grande recibir un premio de la afición , 1 voto de 3 es una victoria muy contundente . Felicidades

      Eliminar
  12. Me he llevado una gran alegría , llevo un año comentando con este equipo Ya dije que Andrés es el escritor mejor posicionado para algo grande y será muy pronto el candidato español al premio gordo .
    Respecto los nombres veo que en Castilla se tiraba mucho de nombres godos o germánicos . A mi me gustan más os nombres judios , mejor los acabados en el , que en ias. Es más bonito Rafael que Isaías ,
    saludos

    ResponderEliminar