13 de diciembre de 2012

El grand jeté

ACABO de volver del rodaje del documental que Luis Felipe Torrente y Daniel Suberviola están haciendo de Manuel Chaves Nogales. En los descansos se habló de este artículo, lo que le ha llevado a uno a leerlo ahora. De él no se me ocurre decir nada, salvo que es muy raro: 1, creer, si lo comparten muchos, que algo vale menos, y 2, no querer compartirlo si cree que vale mucho. Hubo ya otro artículo parecido hace años del mismo autor que quedó respondido con este, y aun con este otro, publicados igualmente en EP hace unos años. Así que no tiene uno más ganas de marear la perdiz.
Espero no obstante que la gente lo encuentre tan gracioso como lo encuentro yo: cruzó ante mis ojos (el artículo, me refiero) en puntas de pie haciendo frufrú con el tutú. Magnífico el developpé, pero sobre todo su grand jeté, quiero decir, la frase esa en que se proclama campeón de Chaves Nogales antes que nadie.

El Rastro, 13 de marzo de 2011

20 comentarios:

  1. Se ve que los muchachos han dedicado el día a invitar a insignes: el sr. Trapiello dice que acaba de llegar del rodaje y Muñoz Molina, según relata en su blog en la entrada de hoy, pasó la mañana con ellos, "antes de regresar en bici a su casa por el paso elevado de Juan Bravo". Si a esto le añadimos que J. Marías se deslizó este domingo a vindicar a Chaves Nogales en vez de satanizar al PP (como es su obligación con la casa), parece que los astros se han puesto de acuerdo para abrir los ojos a la plebe antes de que las navidades nos deslumbren a todos.
    Yo descubrí a ChNog a través, precisamente, de AT, en su joya "Las armas y las letras". De eso hará ya unos diez años, y todavía no digerí la villanía de Alberti y otros referentes que en sus páginas descubrí.

    ResponderEliminar
  2. Me pregunto qué más da si un libro es compartido por decenas de lectores, por cientos, por miles..., si cada uno de nosotros es una persona singular que establece con la misma lectura diálogos diferentes.

    ResponderEliminar
  3. De todo y todos
    solo su relación
    conmigo existe.

    Quien se ha hecho un nombre,
    o sea un hombre, solo
    he sido yo.

    ResponderEliminar
  4. "...Franco era radicalmente inculto y no se sabe de sus preferencia, si es que alguna tuvo".
    Las Favoritos secretos de Franco:"El verdugo" "El Gran dictador" "Sin perdón" "Desayuno con diamantes y con Carmen Polo" "El GatoPardo" "Nacido el 18 de julio" "Las Sandalias del Dictador"

    ResponderEliminar
  5. Yo soy tan simple que cuando escucho la música de Wagner no pienso en el nazismo, ni siquiera en Polonia, menos aún en Hitler… más bien pienso en selvas oscuras e impenetrables; y tal vez, si la luz del atardecer es propicia; en alguna blanquísima y feroz valquiria de orgulloso nombre y mirada desafiante que desciende hasta el funesto campo de batalla… Pero me temo que me he apartado excesivamente del tema que nos ocupa.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Supongo que Javier Marías habla desde su óptica, algo elitista, supongo que como su admirado Benet se siente fuera del rebaño. Siempre ha pertenecido a una élite y no adjura de ello por lo tanto si realmente piensa de esa manera no me parece desacertado que la explicite por escrito, aunque mucha gente, o alguna, no la comparta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me parece que esté en cuestión el hecho de explicar un pensamiento o sentimiento, eso sería como atacar ésta o cualquier otra bitácora o forma de escritura, sino el pensamiento o el sentimiento en sí.

      Por cierto, yo me pregunto si el autor aludido pensará lo mismo de los cientos de miles de lectores que lo leen (ha vendido millones de libros, de ahí mi cifra). Entre tanto lector seguro que habría que considerar a alguno o muchos de ellos popular, vulgar, insoportable o advenedizo, por usar algunos de los términos que él utiliza. Pero no creo que llegase a tanto, es decir, a referirse explícitamente a ellos. Y además, amén de cabrear a bastantes, seguiría sin tener razón.

      Un saludo,
      Enric

      Eliminar
  7. " Puntas de pie".
    Vino haciendo frufrú
    con el tutú.


    Ballet en " puntas"
    el tutú solo a veces,
    y sin frufrú.


    Viene Giselle.
    Traje de campesina
    y sin frufrú.


    Romeo y Julieta,
    lánguidos y sutiles
    también sus trajes.


    Y sin frufrú.

    ResponderEliminar
  8. Da la impresión de que la literatura, para él, no es más que una excusa para afirmar su exclusividad o sentirse miembro del selecto club que cree merecer. Una forma de tunearse la personalidad tan pueril o vana como la moda que deja de estar de moda para los iniciados cuando la generalidad la adopta como moda. Frivolidad.
    Habría que preguntarse si Chaves Nogales o Cervantes escribieron pensando en las inquietudes identitarias de los frívolos coleccionistas de escondidos tesoros literarios, si en realidad no prefería Cervantes que su Quijote fuese leído por la tendera de la esquina que por un ridículo círculo de snobs.

    ResponderEliminar
  9. Nunca había leido a Marías , es algo denso y circunvala creo en exceso. A su pregunta sobre Umamuno y Azorìn está claro que quisieron aprovecharse y en cierta manera tuvieron la vanidad de equipararse a Cervantes con un titulo plagiador . Me gusta mucho la versión conematografica de Welles , pero claro Orson es de los grandes artistas Universales
    Lo de los fans ¿ Como puede decir que a los escritores muertos les resbalarían los fans actuales ? Cuando tener fans en algo verdadero y vale más un fan que el halago de un compañero de editorial y no por ser fan se es más tonto .
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Siendo justos, el propio María reconoce que su reacción es mezquina y ridícula

    ResponderEliminar
  11. Pues yo creo que Marías describe un sentimiento muy natural, el de querer "ser el primero" en algo, y considerar advenedizos a los que llegan y se ponen al día a última hora. No había leído el artículo, pero reconoce que ese sentimiento no tiene lógica, lo que habla en favor de su sinceridad. A mí también me pasa, y no sólo ne literatura. Es como si eres de la Cultural Leonesa de toda la vida, un año gana la liga y de repente treinta mil personas se hacen socios del club, en igualdad contigo, que has vivido la época de oscuridad. Tampoco hay que darle más vueltas, creo yo...

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema surge cuando ese impulso natural ciega el entendimiento y se mete la pata, porque entonces se sitúa uno muy próximo al ridículo.
      Marías, con todo lo gran escritor que es, cae muy a menudo en contradicción y además pontifica cual Pepito Grillo, sin ser en persona un tipo antipático. En su columna dominical de El País a veces tengo la sensación de estar leyendo a un pensador interesante y otras, las más, a un mercenario chabacano que cobra por escupir a la derecha como un progre cabreado.

      Eliminar
    2. Tampoco es que le demos demasiada importancia, creo yo, simplemente algunos lo entienden y otros lo consideramos una ridiculez. La diferencia entre su sentimiento de pertenencia a la afición de toda la vida de la Cultural Leonesa y la actitud de Marías, es que usted no dejará de ir al campo de fútbol porque este se llene cuando gane la liga. Sin embargo, fíjese lo que dice Marías: "y no es raro que, al ver cómo se populariza y vulgariza la figura admirada, nos alejemos injustamente de ella y aun cesemos en nuestra devoción." Ante esto es lógico que nos preguntemos ¿le gusta la literatura, un autor, por sí mismo o por considerar que eso le da prestigio en su círculo de snobs?

      Eliminar
  12. No estaría mal que un año de éstos Marías descubriera a Galdós y a Baroja. Su prosa ganaría en defectos y en vida, y nosotros, trapiellófilos y galdosianos y barojianos, sentiríamos al fin que vamos con la moda, con los tiempos, y soltaríamos un olé emocionado cuando el señor Trapiello rechazara el premio Cervantes.

    ResponderEliminar
  13. Cada uno da las vueltas que quiere o puede , la literatura es enemigo del ignorante y todos somos advenedizos , pasa que igual tienes unos lectores de folletin y piensas que eres un grande porque juegas el papel del " rey que iba desnudo " . Claro que siempre hay alguien que sabe y no le cuelan como grandes a los escritores de chirigota , les hay muy malos que venden libros y están endiosados . Está de moda citar como hace Marías a Nabokov ( su lista de favoritos le retrata ) , me alucina el fervor que causa " Lolita " sin que nadie hable de sus virtudes .
    Tengo dudas de que Nogales fuera un escritor taurino otra cosa es que hiciera una biografía de un torero . Lo cierto es que en el Cossio editado en 1943 no vi una referencia a Nogales , sí se ve escritos de Moratin , Lorca , Machado , El Bachiller , Cervantes ......y en un tono cervantino grandes escritos de Ramón Gomez de la Serna , de hecho Ramón y Borges son los más dignos herederos de don Miguel .
    Chao

    ResponderEliminar
  14. Una pregunta, por si alguien puede contestármela: los "tomazos" a los que se refiere el señor Marías, editados por la Diputación de Sevilla, ¿no se publicaron en el 2001? A lo mejor manejo un dato equivocado, pero como dice que los leyó hace ya "dos décadas", si la primera edición fue en el 2001,como yo creo, estaríamos ante un caso prodigioso de anticipación lectora digna del estudio de astrólogos, videntes y otras gentes igualmente fantásticas y mágicas. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La "Obra narrativa" se publicó en 1993 y la "Obra periodística" (a la que usted alude), en 2001. No miente, por tanto, quien habla de dos décadas.

      Eliminar
  15. Muchas gracias por la aclaración, señor Cancio. Pero no se trataba de tachar de mentiroso al señor Marías, sino de un poco exagerado. Nada más.

    ResponderEliminar