29 de diciembre de 2012

Periodismo horizontal

VA a parecer que la tiene uno tomada estos días con los compañeros camaradas de El País, pero ayer mismo pudieron verse durante la mañana en la edición digital y en primerísimo plano, bajo la mancheta, estas dos noticias: "Los médicos de Madrid ponen fin a la huelga y acudirán a los tribunales", y al lado esta otra: "¡Han matado al doctor Vilches!".
Para los desavisados como yo, fue algo alarmante: "Esto ya ha empezado", mascullé desesperanzado pensando en la revuelta callejera, en las degollinas que las autoridades están propiciando con sus políticas demenciadas. Luego resultó que ese Vilches es un personaje de un serial televisivo al que sus guionistas han decidido finar, pero el modo en que se había editado esa noticia (por llamarla de algún modo) y el rango informativo que se le había dado, a pesar de estar en la columna de las variedades, no dejaba de ser una provocación, incluso el día de los inocentes, o acaso un acto involuntario, o una como venganza de alumnos de periodismo que han decidido, antes de que también los liquiden a ellos como a sus compañeros del Ere y al propio doctor Vilches, divertirse un poco con los lectores al grito de "Es todo tan grave, que ya no importa". Quiero decir, que hemos llegado a un punto en que la realidad vale lo mismo que la ficción, y la ficción no vale nada, mientras nos preguntamos: ¿Pero cómo de grave?

El tal Vilches, supongo. El País del 28 de diciembre de 2012.





10 comentarios:

  1. La gravedad de los acontecimientos la deciden, desde hace no poco tiempo,y para nuestra desgracia, los periódicos. Si a sus respectivos cometidos de agitar a diario la escena política les añadimos la pugna entre ellos por convertirse en el protagonista que se adueña de la verdad mientras más ejemplares vende, dan ganas de quemar los quioscos y usar el ordenador para cualquier cosa que no sea recibir la contaminación de las noticias.
    Ante el conflicto de la sanidad, por ejemplo, se nos ilustra con dos versiones: la del gobierno que considera inaplazable una reforma de arriba abajo para hacerla sostenible, y la de los médicos que, en un totum revolutum con los periódicos enemigos del PP, pretenden convencer a la opinión pública de la idea perversa que supone proceder a la privatización. Intereses de unos e intereses de otros, pero el ciudadano, prisionero de la manipulación, es incapaz de saber si con el cambio propuesto saldrán perdiendo o mejorarán. Gran paradoja esta, la de mantener a los afectados en el plano trasero y humillante de los convidados de piedra. Pero de eso se trata, precisamente.
    De igual forma, el ERE de El Pais, de cuyo director conocemos ahora sus escandalosos emolumentos, impropios de un empachoso acusador mesiánico (disfrazado con el uniforme de la izquierda que se arroga la facultad de ser la "autoridad moral"), es mucho menos grave y mucho más digerible socialmente que si se produjera en el ABC, suceso que resquebrajaría los pilares de nuestra democracia si además su director hubiera percibido las desorbitantes cantidades de dinero que en el otro caso se acaban de descubrir. Pecados veniales o mortales dependiendo de quien juzgue y posea el mejor amplificador, vaya usted a saber.

    ResponderEliminar
  2. A nadie nos gusta presumir de pobres , supongo que hay quien prefiere morir de inanición que rebelarse contra los que le condenaron , el adormecimiento es profundo y estoy seguro que ningún ciudadano de Europa aceptaría esto . Cuesta creer que los españoles seamos idiotas pero dado que comemos sin rechistar recortes , privatizaciones , corrupción y discursos pueriles en Europa nos tienen por tontos .
    Una gran mentira es que los jovenes españoles encuentran trabajo fuera , el ingles de esos ingenieros y licenciados que nos dicen triunfan en Europa no da ni para camarero y la gran mayoría vive muy en precario . Las grandes multinacionales alemanas hacen selección en Internet y luego entrevistan a los finalistas en un hotel , todos chapurrean bien alemán pero si te contratan pasas un año estudiando alemán en Alemania , el contrato te lo hacen en España y el destino suele ser la filial española ( Alemania no necesita ingenieros para trabajar allí ) .
    En España estamos llegando a la curva de Gauss que refiere Jacques Fresco y que teóricamente dará lugar a muy graves acontecimientos , el camino al no retorno es algo que no se puede aceptar con mansedumbre y una chispa produce el incendio .
    Chao

    ResponderEliminar
  3. La realidad, cada vez más, no existe. La manipulan tanto unos, otros y los de maroto, que sólo puede s escoger entre qué realidad creerte.En lo tocante a prensa, por ejemplo, no hay medio que no ofrezca titulares absolutamente sesgados. Una práctica habitual que me revienta, porque para eso he decidido dejar de leer más que unas pocas secciones de la prensa, es la costumbre de meter noticias políticas en Cultura o cuestiones de alcance nacional (y corte claramente político e intencionado en local). Podría dar nombres de medios, pero voy a ser más respetuoso que ellos. Por otro lado la "información libre" es panfletaria y sólo ofrece también la parte de realidad que ellos quieren que vea. Vamos, que sólo se puede ver un mundo de buenos y malos. Lo siento, yo soy de grises. Y todo este discurso, sólo para decir que a mi, cada vez se me parecen más realidad y ficción en los medios.

    ResponderEliminar
  4. ¡Dichosos aquéllos que, por haber nacido antes de la Ciencia, tenían el privilegio de morir de su primera enfermedad!

    A un amigo que dice aburrirse porque no puede trabajar, le replico que el aburrimiento es un estado "superior" y que relacionarlo con la idea de trabajo es rebajarlo.

    El éxito, los honores y todo lo demás sólo son excusables si quien los conoce siente que acabará mal y los acepta únicamente para, llegado el momento, gozar plenamente de su propia caída.

    La base de una sociedad, de toda sociedad, se halla en cierto "orgullo de obedecer". Cuando este orgullo deja de existir, la sociedad se derrumba.

    Entre una bofetada y una falta de delicadeza, se soporta mejor la bofetada.

    Según la mitología sumeria, el diluvio fue el castigo que los dioses infligieron al hombre por el ruido que hacía-¡qué no daría yo por saber cúal será su recompensa por el estruendo actual!

    Dos viejas conversan con gravedad en el mercado. Al separarse, la más deteriorada de ellas concluye: "Para vivir tranquilo hay que procurar quedarse en lo normal de la vida".
    Es con otras palabras, lo que decía Epicteto.

    E.M. Cioran. "Desgarradura".Montesinos"

    "Mucho ruido y pocas nueces"
    Y en medio, la víctima abstracta, en el fondo; aunque se concrete en la vulnerabilidad y desprotección de miles de ciudadanos. Siempre la "voluntad de poder" gravitando. La voluntad de unos en detrimento de la voluntad de los más. Es nuestra naturaleza. Milagro es que aún conservemos utópicos atisbos de esperanza.

    Pero quedarse en "lo normal de la vida" no parece empresa fácil para muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me cuesta mucho creer que Cioran haya dicho que la voluntad de unos en detrimento de la voluntad de los demás , es nuestra naturaleza humana ( eso forma parte del gran fraude de las religiones ) , la utopia sí forma parte de la genética humana . ¿ Lo normal de la vida ? .
      Es bueno matizar lo que es citado de lo propio para no dar lugar a equívocos sobre los artistas , por otro lado sus comentarios son bastantes buenos con citas apropiadas , que duda cabe .
      Un saludo

      Eliminar
  5. Frases de un periodista entrevistado en abril de 2001. Por si algún avispado lector, con el tiempo de sandwichera lograra adivinar una nueva tostadura en este lío del periodismo y su futuro. Partidario del buen anonimato, también como juego, permítaseme “anonimar” al periodista, que bien activo que sigue hoy. Además, con los buscadores…

    P. ¿Por qué quieren ser periodistas sus alumnos?
    R. En realidad, quieren hacerse famosos. Yo les digo que los periodistas nos ocupamos de los famosos.

    Tengo la impresión, aunque soy poco apocalíptico, de que la crisis del periodismo de nuestros días es profunda y, en términos generales, el oficio se ha convertido en algo mucho más peligroso de lo que era antes. La causa fundamental es que el periodismo ha tenido demasiado éxito. La realidad de las sociedades contemporáneas sólo se vive desde el aspecto mediático.

    Uno de los problemas del periodismo es que se ha creído capaz de totalizar la mirada social, es decir, de hacer pasar por el agujero de su aguja a toda una serie de miradas, desde la política, la sociología o la literatura, que son perfectamente autónomas. Cuando el periodismo se hace voraz, se convierte en algo grotesco.

    P. ¿El periodismo es hoy transformador o más bien transformista?

    R. Hoy tiene un problema serio, no sólo construye una realidad falsa, como dicen algunos teóricos. El problema es que para ello, destruye la realidad. Y ese papel de excavadora es una lacra preocupante. La crisis del periodismo no es retórica y afecta a todo el mundo. Estoy seguro que todos los periódicos serios del mundo, como Le Monde, The New York Times o EL PAÍS han publicado estos días noticias interesantes, pero también una falsa: la del supuesto barco cargado de niños esclavos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por una vez, sigámosle el juego. En Google, "supuesto barco cargado de niños esclavos", así entre comillas, y con un solo resultado... el periodista queda "nominado" .

      Si no fue todo un montaje periodístico como se insinúa y aquellos niños existieron, ya han dejado atrás sus infancias. Ojalá hayan sido tolerables aunque fuera trabajando.

      Eliminar
  6. Parece que se ha reducido el número de asistentes y participantes en este blog. Espero equivocarme y que las "novedades" no hayan resultado disuasorias...me quedaría un recuerdo difícil de explicar.
    Al sr. Trapiello lo he visto en el vídeo de El Mundo, tan pausado y al mismo tiempo tan brillante y emotivo. Le pediría, Andrés, que no termine de aburrirse de nosotros: hacen falta referencias. Un abrazo y mi agradecimiento.

    ResponderEliminar
  7. Cuando los carroñeros descubren un cadáver comen y devoran en un orden que establece la propia fuerza y el grado de agresividad, primero los grandes buitres negos, luego los leonados, mas tarde alimoches, cuervos, cornejas, urracas, y demás córvidos. Cuando los huesos están mondos y sin chicha llegan los quebrantahueos y los últimos restos de cadáver desaparecen. Pongamos metaforicamente la noticia en la piel del cadáver y la prensa sería esa cadena trófica de carroñeros ¿Y el lector? pues el humilde pajarillo que picotea y observa el espectáculo atraido por los graznidos.

    ResponderEliminar
  8. Andrés, llevo leyéndole con gran provecho desde que Destino publicó en bolsillo el primer tomo de los Diarios y lamento decirle, con lo poco que yo sea para ello, que la frase

    "Esto ya ha empezado", mascullé desesperanzado pensando en la revuelta callejera, en las degollinas que las autoridades están propiciando con sus políticas demenciadas."

    me parece la más desafortunada que usted ha escrito, y no solamente desde la perspectiva del estilo.

    Dicho lo cual, mis mejores deseos para el 2013. David Fdez

    ResponderEliminar