5 de diciembre de 2012

Retratos de familia

CUENTA Felipe Benítez Reyes en el prólogo de este libro, raro de partida (150 ejemplares: pedidos al autor), que los escritos que se incluyen en él sobre escritores del pasado, unos por encargo y otros por el gusto de escribirlos, fueron su manera de explicarse y comprender algunas cosas concernientes a su literatura, pero también de sí mismo. FBR, así aparece encriptado en la cubierta, es un escritor brillante; eso es sabido. Inteligente, también. Pero, tratándose de pequeños estudios literarios, es original y ameno, cosa rara en esa clase de género. Erudito lo justo, jamás retórico, ameno siempre, quiero decir con inesperados y valiosos puntos de vista personales.
El lector que venga aquí se encontrará con muchos de sus escritores predilectos, de Nabokov o Chesterton a Gómez de la Serna, de Manuel Machado, Bergamín o Gaya a Auden y Chaves Nogales, de Eliot a Salvador Rueda o Zorrilla, o al revés. La lista de poetas y novelistas es larga. Únicamente echa en falta el propio FBR algún ensayo sobre Borges, Dickens, Laforgue, Stendhal, Pessoa... Confía en que el tiempo le permita escribirlos un día, y lo esperamos nosotros. 
Los que se han incluido le han hecho pasar a uno dos tardes inmejorables (como aquellas lejanas dedicadas al memorable libro de Adolfo Salazar Hazlitt el egoísta y otros papeles), bien porque nos ha traído a la memoria viejas lecturas compartidas, bien porque acabamos viendo en todos ellos su parecido, el aire de familia: en efecto, no hay uno solo que no se parezca al propio FBR, cada cual engendra a sus maestros. Una familia que contará desde ahora con ciento cincuenta parientes más, pues leyendo estos retratos de FBR yo creo que también se nos pega algo de él o eso consigue hacernos creer su autor, que es prestímano, como se sabe.

Pedidos aquí

4 comentarios:

  1. Es un escritor del que leo lo que pone en su blogg y suelo opinar , me gusta como escribe y lo que dice , sus poesías son geniales y compuso hace poco un tema excelente para Paco Cifuentes , no he comprado nunca un libro de él pero estoy en ello .
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. pedido! mil gracias por la noticia!

    ResponderEliminar
  3. quizás es que entonces Felipe Benítez lleve además sangre de su segundo apellido en la palma -y en el envés- de la mano. Enhorabuena por el libro.
    saludos blogueros

    ResponderEliminar
  4. Muy buenos los collages, lo de la Oficina Universal de Soluciones me ha recordado a Borges y su Historia Universal de la Infamia, aunque cuánta falta nos haría una burocracia eficaz y universal. No había leído su poesía, me gustaron mucho los dos poemas del libro Identidades el de la nieve y el de Saint Petersburgo, el palacio y la cabaña y la nieve como el mármol. Un descubrimiento, muchas gracias.

    ResponderEliminar