2 de diciembre de 2012

La España Agrícola

DE la tipografía moderna le gustan a uno, sobre todo, los impresos viejos. Que este era moderno en su tiempo lo declara el carácter enteramente romántico de su tipografía: profusión de tipos y cuerpos y, sobre todo, los blancos. La armonía de una página es combinación de texto y márgenes. Lo demás no hace sino añadir un poco de sabor local al conjunto, como en una novela de Galdós, si Galdós hubiese escrito novelas rurales (Doña Perfecta y su Orbajosa fueron la excepción). Así se nos dice de Don José de Hidalgo Tablada, director de La España Agrícola, que fue "escritor agrícola, inventor de varias máquinas aratorias premiadas por Su Majestad, catedrático de agricultura, oficial cesante de la Administración de Hacienda Pública, sócio de mérito de la sociedad económica de Baeza, de número de la Matritense, Jerez de la Frontera y Tudela, corresponsal de la de Valencia, y propietario cultivador. ¿No nos recuerda todo esto a Bouvard y Pechuchet? De la página aquí reproducida sólo puede decirse que es un dechado tipográfico insuperable.


La España Agrícola (Asociación General de Labradores) 1862. Periódico editado en Sevilla.

6 comentarios:

  1. escritor agrícola, escritor avícola,escritor terrícola, sí, y sobre todo la gracias poética de los abonos fosfatados, que debían ser los transgénicos del aujordhuy.
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Con lo prolijo que era se echa de menos en que facultad le dieron el titulo de ingeniero . Por otro lado el artilugio era anacrónico , incluso en España se fabricaban tractores Ebro y existía una epidemia de aradofobia , agacharse estaba visto como algo innoble y bajoestofista.
    Chao

    ResponderEliminar
  3. Preciosa la página, y hablado de agricultura y labradores, ganaderos, lo de que agacharse estaba visto como algo innoble es un detalle porque en España, en general, lo que siempre ha estado mal visto es trabajar. Me gustaría saber por qué esa diferencia con el resto de Europa, en Francia, la agricultura, el campo, la cultura agrícola es un patrimonio, se cuida para que se mantengan los "savoir-faire" en relación a las producciones de cada región, así la diversidad de productos y procedimientos son respetados y conservados. Existe una cultura de trabajo, de respeto al trabajo que supongo que tiene que ver más con las ideas de los protestantes que a España nunca llegaron.

    ResponderEliminar
  4. La España Agrícola… “Menos cultura, más cultivo” (ideolojía juanramoniana).

    ResponderEliminar
  5. Cierto; hermosa composición tipográfica; y si a ello añadimos la oscura atracción de la prosa agraria el resultado es ciertamente fascinante.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Me imagino que ‘La España Agrícola’ se imprimió allá por 1862, no 1962 como dice el pie de foto.

    ResponderEliminar