27 de diciembre de 2012

El verbo hurgar

"LOS informes contra políticos hurgan en casos de hace 20 años", titulaba ayer El País una de sus principales noticias.
Si ha leído uno las informaciones de este periódico sobre ese asunto, advierte que más que el caso mismo de corrupción que tratan de denunciar esos informes, a quienes han redactado esa noticia parece preocuparles sobre todo el modo en que un periódico de la competencia, El Mundo, haya obtenido su información, es decir, que les preocupa más el denunciante que el delito denunciado. Algo parecido sucedió hace años en el llamado caso de los Gal, en el que vimos, al menos al principio, que en El País parecían más preocupados por cómo El Mundo había obtenido informaciones "privilegiadas" que implicaban a los altos cargos del gobierno en un verdadero terrorismo de Estado y por cómo se les adelantaban en dar las noticias, más, digo, que los mismos atropellos que se estaban dando a conocer a una incrédula opinión pública. 
Pues lo sustancial aquí no es tanto que los informes traten de casos de hace veinte años, como si por el hecho de que fueran de hace veinte años tuviera menos importancia, sino si son o no ciertas las informaciones sobre la corrupción de esos políticos señalada por tales informes. Cuando hace diez o doce años se puso en marcha la llamada Ley de Memoria Histórica para asuntos de la represión del las víctimas de la guerra civil, principalmente de las del franquismo, iniciativa aquella apoyada por El País, este fue denunciado por algunos de sus colegas, entre ellos El Mundo, por querer hurgar también en casos de hacía más de sesenta años, y todo para no tener acaso que abordar este último periódico lo único importante, a saber, si las torturas y crímenes que trataban de recordarse eran o no ciertos. Que en El País se tendiese a favorecer una memoria discriminada sobre el pasado, no hace al caso ahora, aunque fuese igualmente parte del problema.
Ya que al utilizar el verbo hurgar se sugiere que no se está acatando una especie de código de honor en el modo de llevar las investigaciones, y que se está moviendo una porquería... irrelevante, cosa impropia de caballeros y de periodistas, pero no de fisgones, algo así como "meter las narices donde nadie les llama". ¿Y quién dicta las reglas del juego a la hora de recordar, nos preguntamos, cuándo nos empleamos en el noble acto de la memoria y cuándo en la infame extralimitación del hugar?
Sin la menor duda parecería que aquel que acusa a otro de hurgar es el que está en desventaja para recordar, es decir, aquel que por las razones que sea, negocio, política, precipitación, prefiere que los hechos se olviden, incluso antes de ser recordados. Y no se pone en duda aquí ni la probidad de los periodistas de El País, sitiados por dudas más que razonables tanto en la forma en que hemos conocido la noticia (tres días antes de las elecciones catalanas) como en el fondo, ni la tendencia de El Mundo a secuenciar sus sensacionales exclusivas guardándose un as en la manga o jugando de farol (para qué hablar de la teoría conspirativa del 11M con la que este periódico dio la matraca tres o cuatro años). 
De lo que aquí tratamos es sólo de esto: de cómo un verbo puede llevarnos a una u otra orilla de la verdad o a contaminarla.

Foto: Díaz Burgos. La Habana, 2012

10 comentarios:

  1. Si es delito negar el holocausto como es que los jueces españoles no hacen cumplir las ley que dice que las detenciones ilegales no prescriben . Supongo que cumplirán con la ley y facilitaran la resolución de casos de secuestro de niños y los paseos de la Postguerra ( no se como Europa no nos hace cumplir la ley ) .
    Sobre el Mundo hizo periodismo basura con los atentados de Atocha y no lo leo . ¿ Que no harían para colocarnos la urdida del GAL ? , mucho de lo que dicen no es verdad y todos conocemos el caso " Murdoch " aunque no digo que el Mundo sea un refugio de delincuentes como se ha demostrado con el grupo australiano ( muy bien asesorado , eso sí ) .
    Chao

    ResponderEliminar
  2. En el artículo, que por cierto no enlazas no sé por qué, no se habla de cómo El Mundo ha obtenido esa información y se asegura, incluso, que esa información ha ido circulando por diversos medios de comunicación, entre ellos El País y que ellos mismos la desecharon por tratarse de una información sesgada e incompleta.

    El País se limita a detallar la imagen completa de los informes que han hecho desde esa supuesta UDEF para desacreditarlos en su conjunto y para mostrar que el objetivo con el que fueron escritos no fue la búsqueda de la verdad si no manipular y echar mierda contra políticos porque sí.

    ¿Sería, según tú, correcto por parte de El País ocultar esa información y no poner al descubierto la nula calidad de los informes que revela El Mundo?

    ResponderEliminar
  3. EL rito eterno de la colada,
    en La Habana;
    coladas primorosas en Haití
    tras el terremoto.
    Querer exorcizar la sordidez con agua y jabón.
    Fantasmas bailando la danza de la luz;
    sosteniendo a la vez su desgarramiento.
    Lavando siempre trapos sucios,
    arrancando en la mayor intimidad
    la inevitable mugre.
    La colada,
    respiración necesaria,
    ritual supremo de la no claudicación.
    ¿Supervivencia?
    Presencia velada
    alentando transparencias.

    ResponderEliminar
  4. Por suerte parece que, gracias a internet, el periodismo español es menos sectario que hace unos años. Yo recuerdo aquella época en que El Mundo, al mismo tiempo, que publicaba en portada las novedades del caso Juan Guerra, ponía sordina e intentaba acallar el caso Naseiro.

    Pero el periódico El Mundo, que ciertamente fue parcial, manipulador y sesgado, ahora es un periódico bastante plural que incluso apetece leer.

    El País también ha ido desprendiéndose progresivamente de su parcialidad y sectarismo pro-Psoe. Esto también lo hace legible.

    Ahora ya casi nadie compra periódicos para que le manipulen y teledirijan, sino para que le informen con objetividad, imparcialidad y pluralismo.

    De modo que todos hemos salido ganando y, como digo, esto ha sido gracias a Internet, o sea, merced al pluralismo social, que siempre es superior al de los periodistas, igual que la sabiduría popular es siempre mucho más amplia que la de los políticos.

    ResponderEliminar
  5. Está claro que gracias a Internet surgen voces nuevas , voces mayoritariamente anónimas que todos los dirigentes politicos leen ya que tienen su gabinete de internet para visionar ciertos blogs ( como este ) y lo que comenta la gente en los diarios de la red . La campaña del mundo contra los clanes plutócratas que nos quieren robar Cataluña me parece bien , en España la mayoría de los periodistas son mercenarios . Por cierto se tiene una visión periodística errónea sobre lo que va a perpetrar Mas y los sediciosos , creo van a declarar la independencia en la Generalitat antes del posible plebiscito , los oligarcas ni sus hijos ni sus nietos van a la guerra .
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Para empezar matemos a todos los abogados", así comenzaba Shakespeare una de sus obras, si el comienzo es alarmista luego se ve la simplicidad del sarcasmo, si rondan los abogados la trama se hace tediosa de ahí el eufemismo. Mejor no alarmar "Sedición, guerra", no será para tanto, la historia está llena de estos pequeños detalles. ¿No será únicamente una petición, estentórea, de una mejora en la financiación de Cataluña?

      Eliminar
  6. Quien tanto abusó ayer de estas páginas y de la paciencia de algunos tiene problemas momentáneos para entrar en Pay Pal. Los años y la ignorancia en estas lides han hecho mella en mí. Así que pediré el rescate doméstico en cuanto mis hijos se dignen a auxiliarme, aunque me insulten con sus carcajadas. Aclaro esto para que AT no me tenga por un fantasma inconsecuente.

    ResponderEliminar
  7. Ningún anónimo. Día de la resaca. Otros cachorros, tan dormidos los de anoche, nos pararon a mi mujer y a mí ante un escaparate de la calle no recuerdo si Salitre o Cuarteles. Dos bolas de pelo fundidas, tan quietas. "Lo mismo los han drogado".

    ¿A los pliegues de este almanaque algo de un día ya un poco lejano? Algo "tierno y sensible", diríase antiguamente. Si el zíngaro del platillo lo admite, ahí va mi eurillo:

    "CUANDO se estaba haciendo de noche, bajé a darme una vuelta. Iba sin pensar en nada, sólo por el placer de andar. Llegué hasta Alonso Martínez, me metí por Fuencarral, di la vuelta... Iba solo. Hay tardes en las que la soledad no le importa a uno, pero otras, la misma soledad pesa como unos zapatos llenos de agua. Me quedé un rato en el escaparate de una pajarería mirando unos cachorros muy pequeños de perro, como pelotas de tenis peludas. Tenían frío, como yo mismo. Levantaban un hocico de ratón hacia una lámpara de infrarrojos. Se pararon también junto a mí dos colegialas. Las colegialas se enternecieron, dichosas de sentir ya en ellas la maternidad, luego se fueron como si tal cosa. Antes de que se marcharan, se paró un hombre, que se detuvo porque ya éramos tres mirando. Seguramente creyó que lo que mirábamos era más interesante, cuando vio que sólo eran unos cachorros, siguió su marcha. Tras él se alejaron las colegialas.

    A menudo busca uno en las cosas un puente que explique su estado de ánimo, y todo aquello por lo que uno, dentro de su felicidad, es un ser insatisfecho. La vida huye por todas partes. Mañana alguien habrá comprado uno de los cachorros, pasado mañana otro. Dentro de una semana habrán desaparecido todos. Cómo seguirles la pista a todos ellos, acompañarles a su final. Me habría gustado haber cruzado unas palabras con las colegialas. Se reían por todo. En cambio uno, qué triste es, cómo miraba los perros, con qué angustia. Me sentí como uno de ellos. ¿Cuál es mi intimidad en un día como hoy? Quién sabe. No siento nada. Iba vacío por aquellas calles. A veces le gustaría a uno sentir de nuevo la llama de la vida, abrasándole entero. Es bonito mi barrio, en lo que tiene de viejo y derruido. Esta vida de uno, qué poca vida es. En medio de todo, no quiero que se vayan dispersando mis días, como perros de raza. Quédate conmigo, día inútil, día en nada memorable, día gris, quédate no para consolarme, porque la tristeza de hoy es igualmente inútil, gris, insonsolable, quédate porque yo te he dado a luz, sólo porque soy la perra que te trajo a este mundo, la perra que hace un rato iba por las calles, sin saber a dónde ir ni saber quién o qué nos ha soltado en la ciudad ni para qué. Pobre día también, tú, que a punto estás ya de morir".

    ResponderEliminar
  8. Como ha puesto una foto de La Habana, le traigo un refrán de allí referido a los políticos y sus círculos próximos: el tiburón se baña pero salpica. La foto de La Habana con esos paños regulares recuerdan los sacos de harina de trigo que se reciclaban, los panaderos además de amasar harina, vendían en el mercado negro los sacos vacíos, había que borrar con lejía el logo ruso y con esos paños nos cosíamos parte de la ropa, un lujo si lo vemos como piezas únicas, una forma de vida artesana. La pintora Antonia Eiriz enseñó a entintar las telas con aquellos redondeles amarrados y luego se cosían faldas, vestidos, camisas hippies para los hombres, todo hand-made. Realizó talleres para enseñar a entintar y estampar a mano. O serán sábanas de una cuna de una inocente criatura que todavía no tiene trapos sucios que lavar, ni aclarar, así decía mi abuela asturiana, aclarar, en lugar de enjuagar. Perplejos estamos con los datos que ofrece El Mundo, lo más increíble es que Pujol empresario maneja los hilos de sus empresas desde Madrid, la capital del reino de España y como dicen en el artículo es el casero de El País. Vivimos una democracia aparente y lo terrible es que una parte de la prensa está en relación con la corrupción política. Leía que Hermida le hará una entrevista al rey Juan Carlos pero no le preguntará por el caso de corrupción de su yerno, son entrevistas pactadas. Comunicación. Imagino que todo es cierto, no creo que vayan a publicar esos datos tan precisos siendo falsos, lo que es inquietante es que sea justo ahora que salta la liebre porque tantos millones no fueron amasados en unos pocos años. Al menos hay que agradecer la denuncia y esperemos que se pidan cuentas y responsabilidades. Le he dejado mi eurillo de contribución, cuando pueda me abonaré. Muchas gracias. Saludos y felices fiestas a Trapiello y su familia y a los lectores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "El tiburón se baña pero salpica". Cuánto mejor el baño del elefante en agua o tierra con sus naturales salpicaduras.

      Lo de los antiguos coches americanos bien sabido es. Pero sin su eurillo-comentario casi todos desconoceríamos lo que con sacos rusos son capaces de hacer los cubanos. Como su abuela asturiana, mi madre andaluza también empleaba siempre "aclarar" significando 'enjuagar'. "La colada, / respiración necesaria, / ritual supremo de la no claudicación", habrá podido leer más arriba. Curiosamente "enjuague" según la RAE es también 'negociación oculta y artificiosa para conseguir lo que no se espera lograr por los medios regulares'. Pues a lavar los trapos sucios pero solo para que se evapore el agua, no lo demás. Que se pague por ello. Responsabilidades, como dice usted, y cuentas: que todo corrupto devuelva siempre todo lo robado.

      Gracias y mucha salud.

      Eliminar