6 de diciembre de 2012

Jugos, juegos (aforismos)

LO que hace fascinantes al girasol granado y al panal de miel no es tanto su semejanza, sino el modo tan diferente y genuino con que uno y otro atrapan la luz: uno fosilizando el sol en un mosaico de guijarros grises y el otro licuándolo en oro rojo y crepuscular.
* * *
RUIDOS de tripas: juegos gástricos.
* * *
NADA puede un gran defecto contra una pequeña virtud, y no digamos contra las grandes. Las obras maestras están llenas de pequeños y aun grandes defectos, pues no serían maestras sin unos y otros.
* * *
LO vivo está lleno de defectos. Sólo lo muerto es, en tanto que muerte, perfecto. De lo que se deduce la superioridad del defecto, o sea de la vida, no sobre la virtud, sino sobre la perfección.

Rastro, 2 de diciembre de 2012

13 comentarios:

  1. Me convence . El primero es de lo mejor que he leido de usted estéticamente , del tercero como dijo Borges " quien tiene un amigo ya vive una vida que merece la pena ( más o menos ) , una llamada como la suya al optimismo y a la autoestima que es lo primero que tenemos que recuperar para salir del laberinto.
    El ruidoso jugador supongo se llama Hambre.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Con Madrid, ¡que sí! –le roi Soleil siempre El Rastro– rima hasta Paris.

    ResponderEliminar
  3. Los defectos son de agradecer. El defecto es lo único que nos hace vislumbrar la inalcanzable perfección. Lo muerto sólo es perfecto en sus defectos, pues ya son irremediables.

    Siempre busco el defecto. Sólo cuando soy capaz de encontrarlo sé dónde está/no está la perfección.

    Saber convivir con el defecto, resistirlo y hasta amarlo es, realmente, haber alcanzado la perfección.

    ResponderEliminar
  4. –¿Y mis ojos, por qué no fascinan? –protestó la mosca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a un tal Pako, de Cartagena, sí le fascinan, así que póngase las gafas, señora Mosca.

      http://bukowskisiemprelohizo.blogspot.com.es/2012/06/la-rave-virtual-y-el-aforismo-sobre-los.html

      « LA RAVE VIRTUAL Y EL AFORISMO SOBRE LOS OJOS

      (…) los ojos no siempre se reparten a pares: observad de cerca a una mosca y en sus enormes globos oculares veréis la respuesta. Miles de omatidios fotosensibles dentro de cada enorme ojo que el insecto díptero lava y cuida constantemente. Los ojos de una mosca son algo fascinante… Ojos compuestos, les llaman algunos, mientras otros hablan de grandes ojos hermosos. Tal vez sólo sea una cuestión de perspectiva. Puede que siempre sea así. Los ojos de la mosca te observan mientras tú no apartas la mirada de la pantalla del ordenador. Perspectivas.

      La simetría es algo muy importante. Podemos encontrarlos de dos en dos, de tres en tres, de cuatro en cuatro, de cinco en cinco… la rima es cada vez más fácil, pero el número no para hasta llegar a contarse por miles. Sea como sea, siempre tenemos el mismo número de ojos a cada lado del eje imaginario. Lo mires como lo mires, la simetría también es cosa de ojos. Los ojos son simétricos porque nuestra imaginación puede trazar ejes de simetría allá donde los ojos no ven realmente nada. La imaginación y los ojos, los ojos y lo que no se ve. Mientras haya imaginación, habrá esperanza.

      Ojos. Incontables ojos abiertos, todos mirando. Incontables ojos cerrados descansando en una esquina de la vida de algún ente. Ojos fotosensibles, en cualquier caso, como los omatidios de la mosca. Acabamos de nombrarlos y ya estamos otra vez hablando de ellos. Las moscas son seres misteriosos… Todos, sin distinción de sexo, raza, posición económica, clase social o especie animal, perciben imágenes estáticas o en movimiento de una realidad diferente en cada caso. Cada ojo, como un espejo, se sitúa estratégicamente en una perspectiva única, propia e inalcanzable para todo aquello que no sea él mismo y su mecanismo. Espejos que reflejan luces y formas. Espejos vivos, son los ojos.

      ¿Sabemos de qué estamos hablando? ¿Qué es un ojo? ¿Cuál es la mejor definición para ese órgano tan popular en la poesía romántica como en los libros de texto? ¿Hay ojos más allá de la galaxia Abell 2218?

      “Ojo”: dícese de cada ventana abierta a un universo único, insólito y desconocido para todos los demás ojos presentes, pasados y futuros.»

      Eliminar
  5. La libertad es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.

    La codicia humana reina y tiene su señorío aun entre las peñas y riscos del mar y en los corazones duros y campestres.

    El cielo sabe sacar de las mayores adversidades nuestras, nuestros mayores provechos.

    Las dichas y las desdichas suelen andar tan juntas que tal vez no hay medio que las divida; andan el pesar y el placer tan apareados que es simple el triste que se desespera y el alegre que se confía.

    Los oficios y grandes cargos no son otra cosa sino un golfo profundo de confusiones.

    De las palabras ociosas nos han de pedir cuenta en la otra vida.

    No parece mal estar en la mesa de un banquero, junto a un faisán bien aderezado, un plato de una fresca, verde y sabrosa ensalada.

    Venturoso aquel a quien el cielo dio un pedazo de pan, sin que le puede obligación de agradecerlo a otro que al mesmo cielo.

    (MIGUEL DE CERVANTES." Flor de aforismos peregrinos")

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contra la codicia. “Corazones duros y campestres”. Urbanos casi todos hoy, no son mejores; ni siquiera duros sino con tanto yate, fofos. Trofeos de caza y pisos en Nueva York… Reyes y presidentes, ya está bien.

      “Una fresca, verde y sabrosa ensalada” junto al faisán en la mesa del banquero. Tiene su gracia, vegetariana, que aún hoy en pueblos del norte de Córdoba, España, “los faisanes” en muy primer lugar sean unas setas que al guisarlas se ponen tan negras como el futuro de tantos hijos, nietos y hasta bisnietos. Banqueros o ministros tan poco maestros y tan banqueros, ya está bien…

      “Venturoso aquel a quien el cielo dio un pedazo de pan, sin que le QUEDE obligación de agradecerlo a otro que al mesmo cielo”. Debo de tener la misma edición de su libro (Edhasa, 1995). De él la errata (aforismo 821, página 175) y no suya. Algo tontamente he estado repasando unas páginas y, la verdad, no he encontrado ninguna errata más. Aun así, debió arrojarle usted su “sic” al último aforismo.

      Gracias por copiarlos aquí.

      Eliminar
  6. Toi et moi. Soleil, fragilité et résistance.

    París, adieu. De Madrid al cielo.

    ResponderEliminar
  7. El defecto es como una espuela para los buenos y un freno o embocadura para los malos.

    ResponderEliminar
  8. RUIDOS de tripas: juegos gástricos ¿en exceso?
    PROBIÓTICOS

    ResponderEliminar
  9. A los defectos públicos se les puede contrarrestar con virtudes privadas . Desarrollar el sexto sentido es clave para verlas venir y buscar que la suerte no te sea adversa , ¿ Como ? Evitando hacer el mal y estudiar la literatura y el cine que son las artes principales , socialmente hablando ( no hay mente que aguante la profusión de mensajes caóticos sin beber de la cultura ) .
    Los golfos profundos son grandes cargos que nos engañan . Muy buenos los de Cervantes , Orson Welles dio en la tecla con " el Quijote " , recalca mucho la crisis y demuestra al mundo que Cervantes es un visionario y que su mensaje para buen entendedor es siempre actual y certero .
    El post es bueno y bonito ( como casi siempre )
    Chao

    ResponderEliminar
  10. Flexión del almanaque algo más ligera hoy, Constitución.

    Si se aprueba, colaboración comercial con hilos de más arriba y memoria de AGC.

    ALMACENES

    Madrid-París.
    Toi et moi en El Rastro
    ya pour toujours.

    “¿Cómo lo ves?
    Tan solo piensa en ti
    El Corte Inglés”.

    -----------------------------

    Agustín, ánimo.
    Contra Tiempo y Dinero,
    ¡golpe de estado!

    ResponderEliminar