31 de enero de 2013

La crítica del juicio

ES una suerte vivir con quien puede leer La crítica del juicio no porque lo haya perdido y desde luego sin perderlo, sino porque nos irá señalando los pasajes a los que uno jamás habría llegado solo, devorado por el apretado bosque del pensador de Königsberg. Así que gracias le sean dadas a la dueña del ala oeste de esta casa por la cita que hoy ha espigado en ese libro que nos recuerda que hay que distinguir entre lo oscuro y lo opaco e impenetrable. No hay nada oscuro, si responde a una razón de ser, que no tenga una puerta, y aun ventanas esperando ser abiertas. La naturalidad del oscuro es ser oscuro, como la sencillez del barroco por naturaleza es ser barroco, y su afectación sería ser sencillo. Lo impenetrable nos obliga, por el contrario, a dar vueltas a su alrededor y a extenuantes pérdidas de tiempo:

"No se sabe bien si debe uno reírse más del charlatán que esparce en su derredor tanto humo que incapacita para juzgar nada claro, pero que por eso mismo da más campo a la imaginación, o del público, que se figura ingenuamente que su incapacidad de coger y conocer claramente esa obra maestra de la penetración proviene de que se le ofrecen nuevas verdades en grandes masas, estimando, en cambio, el trabajo detallado (en explicaciones adecuadas y examen ordenado de los principios) como chapucería."


El Rastro, 27 de enero de 2013

18 comentarios:

  1. No hay nada oscuro, si responde a una razón de ser, que no tenga una puerta, y aun ventanas esperando ser abiertas.
    Acabo de leer "Balzac y la Comedia Humana" de Carlos Pujol y creo que el estilo de este gran crítico, además de poeta y traductor, concuerda perfectamente con el enunciado que antecede.

    ResponderEliminar
  2. Bien, esa frase entrecomillada hay que apuntarla en el cuaderno de las grandes y memorables citas.

    ResponderEliminar
  3. Alguien se acerca al puesto buscando horma contra la deformación de sus zapatos en el viaje. Pero quien siempre está en forma es el azufre que ya casi gatea por las piernas esculturales de la revistera. De gitanas, cabareteras o militares, entonces a todas sus formas se les decía esculturales sin serlo. Para distinguir la pequeña, vieja y única verdad que ha de bastarle, de las nuevas y falsas verdades en grandes cantidades, luego tal vez lea a Kant. Ahora, de marinerita no puede sino fumar y hacer como que mira de frente el mar. En realidad toda su vida, alta o baja sólo pudo mirar el río. Fue al revés. Quien nunca dejó de mirarla a ella fue el mar, siempre reordenando muebles y rompiendo jarrones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tal vez lea a Kant, no le queda casi otra salida. Tendrá que poner orden en ese caos, para que sea cosmos propio… no sin considerable trabajo por su parte.
      ***

      "Busca el arquero con los ojos un blanco para sus flechas, y ¿no lo buscaremos para nuestras vidas?".

      Las palabras de Aristóteles en el comienzo de su "Moral a Nicómano", parecen una declaración de estilo personal. El aire está claro y el horizonte despejado. Basta con dejarse llevar por la "Luz", cuando ésta se manifiesta, para "ser".

      En "Los Nibelungos" de Hebbel, la nórdica Brunilda llega desde su patria hasta la luminosa Borgoña y se queda indefensa: "No puedo acostumbrarme a tanta luz. Me hace daño, me parece como si estuviese desnuda. Como si ningún vestido fuera suficientemente tupido".

      Así estamos desde hace tres siglos: Buscando trajes a Brunilda. En ello colaboró no poco el filósofo de Königsberg.

      Desde entonces existir en la luz, ha supuesto un considerable esfuerzo por liberarse de todas las oscuridades que amenazan eclipsarla.

      Eliminar
  4. Poeta, por ser claro no se es mejor poeta./Por ser ocuro, poeta -no lo olvides-,tampoco. ALBERTI.
    JFSobrino

    ResponderEliminar
  5. Máxima popular: "Debe ser verdad lo que dice porque no lo entiendo."

    ResponderEliminar
  6. Esta entrada en su almanaque me enternece porque el clan que entre Guillermo, Rafael, Miriam y usted han construido, que se deja entrever en las nuevas tecnologías, es un éxito vital de primer orden. Ya me gustaría tener a mí una familia tan unida. Se apoyan unos a los otros aunque a los dos chicos se les nota que van más por libre. Normal.

    En casa de Mercé estamos esperando sus nuevos diarios con cierto cabreo porque se está demorando un poquito.

    Mientras se decide a publicarlos, leemos a Leopardi, a Bolaño, Stendhal y a algún poeta leonés de nombre sospechosamente igual al suyo. ;)

    Me ha llamado mucho la atención que en estos días "La cosa en sí" haya vuelto a aparecer. Fue mi primer libro que conocí de usted una noche de carnaval en Tenerife y como veía que no podría dormir tuve la suerte de encontrar una buena librería y el título de su diario me atrajo porque yo en aquellos momentos estaba muy interesado en mejorar mi cultura porque soy demasiado técnico y me encontré de golpe con Kant y con usted. Inolvidable.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. En octubre del 94 la revista CLAVES DE RAZÓN PRÁCTICA llevó a Kant a su “Casa de citas”. Transcribo algunas.

    «¡DEMOS GRACIAS a la Naturaleza por la incompatibilidad, por la envidiosa vanidad que nos hace rivalizar, por el anhelo insaciable de acaparar o incluso de dominar! Cosas sin las que todas las excelentes disposiciones naturales dormitarían eternamente en el seno de la humanidad sin llegar a desarrollarse jamás.

    (…) Tal y como los árboles logran en medio del bosque un bello y recto crecimiento, precisamente porque cada uno intenta privarle al otro del aire y el sol, obligándose mutuamente a buscar ambas cosas por encima de sí, en lugar de crecer atrofiados, torcidos y encorvados como aquellos que extienden caprichosamente sus ramas en libertad y apartados de los otros; de modo semejante, toda la cultura y el arte que adornan a la humanidad, así como el más bello orden social, son frutos de la insociabilidad».

    Demasiado occidental, don Manuel. Aunque lo pensara, un demasiado oriental quizá no hubiera tenido el valor de decirlo:

    “ES VERDAD que yo pienso con la más límpida convicción y una enorme satisfacción cosas que jamás tendré el valor de decir, mas nunca diré algo que no piense”.

    También de aquella "Casa" la cita anterior y las que siguen:

    «CUANDO SÓCRATES afirmaba: “Mis queridos amigos, los amigos no existen”, venía a decir que ninguna amistad coincide plenamente con la idea de amistad y no le faltaba razón, ya que no es posible una coincidencia absoluta.

    (…) Un verdadero amigo es aquel de quien puedo presuponer que me echará realmente una mano en caso de apuro y, sin embargo, esto es algo que no puedo demandarle, pues al ser yo también buen amigo suyo no puedo colocarlo en ese brete, debiendo limitarme a confiar en él sin exigirle nada y preferir encarar sin ayuda mis reveses a perturbar con ellos a mi amigo.

    POSEEMOS una mayor inclinación a ser respetados que amados, si bien la tendencia a amar a los demás predomina sobre la de respetarlos, dado que, mientras el amar a los otros nos hace sentirnos superiores, el profesarles respeto nos empequeñece un poco.

    ENTRE la naturaleza y el azar cabe un tercer término: la libertad.

    [Naturaleza y azar. / Entre medias, un tercer / convidado: libertad. ―Perdón. No soy sabio:]

    AQUEL que sabe satisfacer sus deseos es sagaz; quien sabe dominarlos es sabio.

    TODO CUANTO es azaroso es inconstante; la dicha del hombre es azarosa, luego es inconstante.

    SI DIÓGENES, en lugar de hacer rodar el barril, hubiera cultivado los campos, hubiera sido más grande».

    [DIÓGENES.― Le doy toda la razón, don Manuel. No nos hubiéramos conocido, pero al cabo de tantos siglos he de reconocerlo: sí, yo hubiera sido más grande.]

    ResponderEliminar
  8. « (…) Los jóvenes tienen mucho sentimiento, pero poco gusto.

    En todo aquello que se refiere al sentimiento bello o sublime, lo mejor que podemos hacer es dejarnos guiar por los modelos de los antiguos: en la escultura, arquitectura, literatura y oratoria, en costumbres tradicionales y en constitución política antigua; los antiguos estaban más cerca de la naturaleza; nosotros hemos interpuesto entre la naturaleza y nosotros mucha frivolidad, mucha opulencia, mucha depravación esclavizante. Nuestra época es el siglo de las bellas minucias, de las bagatelas, de las quimeras sublimes.

    Es antinatural que un hombre tenga que emplear gran parte de su vida para enseñar a un niño cómo ha de vivir algún día. Algunos preceptores como Jean Jacques están afectados por ello. En una situación modesta, a un niño se le prestan sólo unas pocas atenciones: en cuanto tiene algo de fuerza, él mismo realiza pequeñas acciones de utilidad propias de los adultos, como ocurre entre los campesinos y los artesanos, y va aprendiendo poco a poco lo demás.

    De todos modos, no está bien que un hombre dedique su vida a enseñar a muchos a la vez que a vivir, y que después el sacrificio de su propia vida, por el contrario, no sea tenido en cuenta. Las escuelas son, por ello, necesarias, pero para que sean posibles hay que educar a Emilio. Sería de desear que Rousseau mostrase cómo podrían surgir de ahí escuelas. Los predicadores rurales pueden empezar esta tarea con sus propios hijos y los de sus vecinos.(…)


    Uno de los grandes problemas de la educación es conciliar, bajo una legítima coacción, la sumisión con la facultad de servirse de su voluntad. Porque la coacción es necesaria. ¿ Cómo cultivar la libertad por la coacción? Yo debo acostumbrarle a sufrir una coacción en su libertad, y al mismo tiempo debo guiarle para que haga un buen uso de ella. Sin esto, todo es un mero mecanismo, y una vez acabada su educación, no sabría servirse de su libertad. Ha de sentir desde el principio la inevitable resistencia de la sociedad para bastarse a sí mismo, de estar privado de algo y de adquirir para ser independiente.(…)»

    KANT, PEDAGOGÍA.

    ResponderEliminar
  9. Voy a poner un extracto de Borges , que me convence como todo lo de él
    El hecho de que toda filosofía sea de antemano un juego dialéctico ha contribuido a multiplicarse . Abundan los sistemas increíbles o de tipo sensacional . Los metafísicos de Tlön no buscan la verdad ni siquiera la verosimilitud : buscan el asombro . Juzgan que la metafísica es una rama de la literatura fantástica

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Yo también digo que es una suerte que la parienta de uno haya participado siempre de las mismas inquietudes culturales. Y más aún que el domicilio común tenga varias alas, una circunstancia muy de agradecer por si hay que salir volando de estas tierras de fango y niebla.

    ResponderEliminar
  11. Detallado que no prolijo( razones muy fundamentadas) . Me baje el libro y estoy muy contente porque su terminologia es fácil y Kant es un gran artista , enseguida se te mete en el espiritu lector y te capacita entenderlo . Hay que leerlo en dosis pequeñas y no requiere un orden.
    Kant : las capacidades del alma son 3 ; la facultad de conocer , la facultad de sentir y la facultad de querer.
    Gracias por acercarnos a este escritor
    chao

    ResponderEliminar
  12. "El hombre siente la falibilidad del instrumento intelectual (...) y recuerda, volviendo la mirada a las épocas felices en que la razón aparecía en ecuación casi perfecta con los acontecimientos, y entonces de estos dos sentires contradictorios nace la reforma, la crítica del entendimiento."

    MARÍA ZAMBRANO, DICTADOS Y SENTENCIAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doña Maruchi:
      Le reconozco que sus continuas citas, analogías y referencias literarias son muy de agradecer porque nos culturizan a todos (en mayor medida a mí, que soy de ciencias), pero ¿sería posible que aportara usted alguna opinión personal? Lo digo porque si al placer de unos por mantener su anonimato le añadimos la circunstancia de los que se identifican pero solo aportan lo que dijeron otros, resulta que somos cuatro gatos los que hacemos comentarios a las entrada de AT. Y esto significa que con nuestras ignorantes respuestas quedamos descaradamente en ridículo.
      Espero que no se moleste, en realidad mi insinuación persigue conocer la personalidad de quienes día a día compartimos estas páginas. Si no, cuando dimitamos o el mismísimo AT nos purgue, apenas quedarán otros recuerdos que los fantasmales.

      Eliminar
  13. Habla por tí, si alguien sabe de un blog de un escritor con un nivel de opinión superior a este por favor que me lo diga , eso sí que tenga al menos 10 opiniones diarias . Por cierto esta feo adular tanto al escritor y es bueno pensarse lo que dices y trabajar la opinión para no caer en un cotilleo que aburre , ni que fueras de boicoteador . Un poco de seriedad y prueba aportar más con trabajo , que no nos conocemos de nada y todos somos almas sensibles aunque no creamos ni en Dios . Lo que tu digas me importa muy poco pero si sigues así yo te responderé ya que se lo que es tóxico y conozco muy bien el percal y hay gente que ejerce de caballo de Troya contra un escritor que va contra el PP , si tu eres arquitecto yo soy ingeniero y pasiego , no soy un urbanita de la citi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Visceralidad incomprensible ante una ofensa inexistente.

      Eliminar
    2. Sobran los certificados de tripas o inexistencias. No hará falta dimitir; por Dios, tampoco nos purgará nadie. Fantasmitas somos y en el camino no nos encontraremos. Se desvanecerá todo recuerdo y pasará y no pasará nada.

      Eliminar
    3. Ayer subí a la cumbre
      y me asomé a un precipicio de mil pies.
      Vi un árbol inclinado sobre el borde.
      El viento implacable había rajado sus ramas.
      La leña podrida por la lluvia
      y secada por el sol
      era ya polvo fino.
      Con un suspiro, miro ese árbol,
      robusto antaño,
      ahora convertido en un montón de cenizas.

      Han—Shan.

      Eliminar