24 de enero de 2013

Pretérito

EN uno de los apartijos del mechinal de esta página web, el que lleva el epígrafe de "artes y oficios", se reproduce uno de los trapos en los que limpia uno sus plumines y pinceles de acuarela. Lo reproduje con harto temor, pensando que pudiera creerse que estaba presumiendo de algo. No, sigue uno siendo un poeta y un memorialista de portal, no un secuaz del action painting. Pero el arte siempre me ha tirado un poco; como dicen los flamencos, ha sentido uno su pellizco, y no me resisto a hacer mis propios gorgoritos (o borborigmos o gongorigmos).
Encuentro, ahora, limpiando de papeles mi escritorio, una de esas tarjetas que mandan las galerías, a veces por duplicado. Si se muestran juntos la tarjeta y el trapo le asombra a uno la fraternidad entre una pintura y otra. El arte, qué duda cabe, salva, al menos lo que habría acabado en la basura. ¡Viva el arte contemporáneo!, diría hoy, si este no le hubiera cogido a uno ya un poco pretérito.

Los colores del crepúsculo, de AT. Ca. 1987. Técnica mixta sobre tela, del tamaño de una tarjeta de visita. La foto no le hace justicia porque está desenfocada. La obra gana al natural.
Los colores de la tarde, obra expuesta la Galería Marlborough Barcelona el pasado otoño. Técnica mixta, de tamaño colosal. Aquí la foto es mejor también.

11 comentarios:

  1. Pero don Andrés, ¿es que no cree usted en el arte contemporáneo? Acabáramos. Siempre dale que te pego con Velázquez y todas esas gentes provincianas que no han estado nunca en New York. ¡Venga!

    ResponderEliminar
  2. Su trapito de lo espiritual en el arte es más misterioso; y en arte de misterio se trata, de lo imposible, de lo invisible, en el Moma están los cuadros de Kandinsky y los action painting de Pollock, hay que verlos, los de Pollock son cuadros happening, realizados imitando las danzas de los nativos norteamericanos; lo que es una estafa es imitar a Pollock y hacer mecánicamente su resultado. Hoy he visto en un documental L'AngeNouveau de Klee que acompañó a Walter Benjamin hasta que se lo envió a Scholem a Jerusalem, quiso hacer una revista con éste nombre pero no pudo hacerla.

    ResponderEliminar
  3. El arte inexplicable sirve para el diletantismo, o sea, para dárselas de gafapasta y cultureta: para decir a los otros "Qué burro eres que no ves lo que con tanta claridad se ve aquí", aunque claro, el que lo dice tampoco ve nada: a lo sumo se imagina que se lo imagina.

    ResponderEliminar
  4. Todo agustinito, incluso leonés, también tiene derecho a pintar su obra maestra desconocida, o sea, "tout petit-augustin, même léonesien, aussi a le droit de peindre son chef-d'œuvre inconnu". Amén, "ainsi soit-il".

    Saludos desde la Plaza de la Merced, "Salut de la Plâce de la Grace".

    ResponderEliminar
  5. El cuadro de la galería puede ser arte pero el trapito es vida, que diría Gaya.
    Estimado Andrés, ¿cuándo sale Miseria y Compañía?

    ResponderEliminar
  6. En ello andamos. Para la primavera. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. También podría titularse, el cuadro, el suyo de usted, “Fragmento de meandro del río Torio con mariposa sobre el alma entristecida”. De la misma manera que el cuadro de la tarjeta podría titularse “Cumbre borrascosas o la confusión del espíritu”. ¿Por qué no? Los creadores de la abstracción podían permitir que la gente que acudiese a las galerías (caminos subterráneos que se hacen en las minas para descanso, ventilación, comunicación y desagüe) titulase sus obras y así, ¡ todos llenos de contento!

    “Todos llevamos una novela dentro”, pues bien, todos llevamos en nuestro pañuelo de tela, pasado el tiempo, un magnífico cuadro abstracto. Y el que lo niegue o refute no sabe de arte ni de abstracto.

    ResponderEliminar
  8. Recordando…

    “TANKA” PARA UN BOCETO

    Atardecer,
    salpican las orquídeas
    en las cunetas.
    Brisa de un mayo frío.
    La Fuente de la Reina.

    4 de mayo de 1986 en "La Fuente de la Reina", paraje de los "Montes de Málaga".

    ***

    Ana,de 7 años, a su hermano Miguel, de 3 , señalando la pizarra blanca:

    ---Miguel, ¿ahí vas a planificar tu vida?

    ResponderEliminar
  9. El autor del óleo muestra matices de gran riqueza y una mano muy suelta para manejar el pincel. He puesto el zoom y, tal como sospechaba, se trata del mismo Bárcenas.

    ResponderEliminar
  10. El de abajo es muy bueno , parece haya pintado sobre la pared de una cueva o sobre una pared rocosa y tiene mucha vidilla , me parece que es de un tal Juan Correa , me convence . El de arriba no está mal .
    Chao

    ResponderEliminar