30 de mayo de 2014

Cuántos libros son necesarios para ser feliz

LA biblioteca de don Quijote la formaban, como es sabido, unas docenas de libros. La de Cervantes, acaso, muchos menos. 
Trabaja uno estos días en el Viaje a través de América del Sur, de Paul Marcoy, gentileza del amigo arequipeño Julio Armaza Galdos. Se habla en él de la ciudad de Arequipa, y de su biblioteca pública: "Data de 1821, y se debe al celo de Evaristo Gómez Sánchez, amigo de las luces. Posee hoy [1869] mil novecientos noventaicinco volúmenes, incluidas teología y jurisprudencia, el mapa del Perú levantado por orden del libertador Simón Bolívar, el Atlas de Vaugondy, hidrógrafo de S.M. Luis XV, un álbum de caricaturas de Gavarni, dos teodolitos, una esfera, y cuenta con un bibliotecario y un portero. Añadamos a estos establecimientos dos imprentas, cada una de las cuales publica un diario de pequeño formato, destinado a publicar los actos de gobierno; mencionemos como instituciones filantrópicas el hospital de San Juan de Dios, el hospital de niños expósitos, una casa de beneficencia y un depósito de vacunas, y habremos completados la lista de fundaciones caritativas, científicas y literarias de la ciudad".
Si trae uno a colación este párrafo no es tanto para recordar a lo que se le daba nombre de biblioteca hace doscientos años, sino el hecho de que el viajero francés dé a la literatura el mismo rango que a la ciencia y a la caridad. Y por lo que concierne a la literatura (no así la ciencia a la que tenemos derecho, como tenemos derecho a que no haya caridad), en lo que concierne a la literatura y al arte así es: por caridad se nos da (la famosa mano tendida de mendigo de la que hablaba Gaya) y por caridad lo damos, si es que está en nuestra mano darlo.


3 comentarios:

  1. En Arequipa nació Mario Vargas Llosa , y el héroe díscreto se desarrolla por esos parajes, por eso conozco el sitio . Mario fue auxiliar bibliotecario y al respecto el gran escritor dijo : Pienso que nuestra generación puede ser la última que conozca una experiencia semejante , las nuevas generaciones trabajaran rodeados de pantallas , no de estantes . La materia de los libros ya no será papel sino cristal liquido de computadora .

    ResponderEliminar
  2. Como solo hoy se puede hablar de ayer, informo a la concurrencia que mi asistencia a la inauguración de la exposición de GT me deparó la agradable sorpresa de encontrarme con una sensibilidad exquisita. Merece la pena acudir, oiga.

    ResponderEliminar
  3. Joe Trafficante Jr.30 de mayo de 2014, 22:02

    Por amor al arte más que nunca , es difícil que un escritor novel logre reconocimiento y ventas por bueno que sea , a mas ciencia menos arte , ya no avanzan al compás . Internet es un verdugo para los jóvenes artistas , los utiliza como contenido pero no les abre camino , crea micromundos que son falsos . No se donde oí , apenas se habla de ello , pero creo que apenas se compran libros para las bibliotecas , no hay afición que sostenga la literatura , la cultura es enemiga de la injusticia e irá todo a peor .

    ResponderEliminar