28 de mayo de 2014

El conejo ágil ataca de nuevo

DABA a conocer hace unos días Javier Rioyo esta foto desconocida de Salvador Dalí, descubierta por él en el Marché Brassens de París. 
Se maravilla Rioyo, cuya breve estancia al frente del Instituto Cervantes de Nueva York dejó en tantos imborrable memoria, de que importantísimos descubrimientos como ese sigan a la orden del día y de que la Virgen no haya dejado de aparecerse a los pastores.
Como decía Monsieur de La Palice: totalmente de acuerdo. 
A la misma hora y día en que Rioyo descubría y brindaba a la humanidad ese documento que ha puesto patas arriba la historia del arte, la suerte le iba a deparar a uno, en el Rastro de Madrid ("pulgas y conejos del mundo entero, uníos", podríamos decir), esta acuarela de Salvador Dalí. La firma, JV, corresponde a José Vilaplana, nombre con el que Dalí firmó algunas de sus primeras pinturas parisinas.
Sí, estas cosas suceden. 
Fuentes consultadas, entre ellas Juan Manuel Bonet y la Fundación Gala-Dalí, que pidieron permanecer en el anonimato, se inclinan más bien a considerarla una de las muchas versiones que hizo Maurice Utrillo del mismo tema.
Yo espero que la autentificación de este Cabaret du Lapin agile como obra de Dalí (incluso de Utrillo) aporte a nuestra sólida familia la liquidez de la que carece, y cuando ello no sea posible, la dirección, qué menos, de algún institutillo Cervantes para alguno de nuestros retoños: se conformarían sus papás con el de Fátima, patria de los pastorcitos con fortuna, en la imposibilidad de que sea el de Lisboa, a dos pasos del otro y ya adjudicado hace unas semanas al propio Rioyo. Como también repetía el no siempre comprendido Monsieur de La Palice echando mano del título de la tragedia de su amigo Philippe de Grandcouille: Dios aprieta pero no ahoga, o quien no llora no mama.

José Vilaplana (Salvador Dalí), Cabaret du Lapin agile. París, 1926

15 comentarios:

  1. Ay, qué cóctel: la admiración boba a las vanguardias, las sinecuras cervantinas, y la muy siniestra y curil mano que las reparte. Marca España... como para exiliarse, de no estarlo ya.

    Sepa quien lea que los directores de centros del Cervantes levantan más de 150.000 euros al año, completamente libres de impuestos, y que gozan de pasaporte diplomático. Aterra pensar lo que meterá en caja el decrépito déspota del palacio de las Cariátides.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues lo que viene a ganar ahora la miembra en su puesto a dedo en Nueva York; el reparto del botín, en suma

      Eliminar
    2. 150.000 €... Hombre, no exagere. Si fuese así yo no habría pedido el Cervantes de Fátima para alguno de mis seres queridos, ¡lo habría pedido para mí mismo!

      Eliminar
    3. Mejor dejar la demagogia para el joven de moda hoy en España.

      Eliminar
    4. Andrés, seamos claros, realmente no lo has pedido para ti mismo porque lo que "recaudas" en este espacio escribiendo cada día casi casi asciende a esa cifra. No sigo porque me pueden decir que "te hago la pelota" o que en este bar de copas entra quien quiera y cuando quiera a tomarse una caña porque le da la gana y además gratis.

      Eliminar
  2. Mi condena absoluta como aficionado a Mario Vargas Llosa , Savater , Krauze y Jorge Edwards , estos cuatro supuestos grandes escritores , han afrontado ellos solitos el centenario de Octavio Paz en Casa America sin contar con la premio Cervantes Elena Poniatowska que fue amiga de Paz y de su mujer Garro . No puedo decir que se trate de machismo , pero no es el Cervantes el gran mal de la Literatura española sino el posicionamiento de muchos que se comportan como políticos y que creo los aficionados debemos criticar para que no nos tomen por tontos , creo incluso que Juan Villoro hubiera sido mejor ponentes que estos literatos que tenían que haberse dado cuenta que 4 hombrones y ninguna mujer no es de recibo para hablar de Octavio Paz .
    Por otro lado en España está Almudena y otras que no tienen nada que envidiar a este cuarteto . Seguro no espetaba que nadie les iba a criticar por lo de Elena , cierto que Juan Cruz criticó antes el hecho en la SER , pero no dio nombres ni reclamo a Elena , seguro que leen esta critica , para mi no es plato de gusto criticar a quien admiro , me duele sentimentalmente pero toca ser humildes .

    ResponderEliminar
  3. Viviendo en Madrid, años 60 y 70, Banco Central. Por la puerta de las Cariátides entré y salí varias veces sabe Dios a qué: bien pronto se olvidan los asuntos prácticos. Lo único que ahora entrevé mi cabeza es la escena de un "thriller" español allí rodada: tras una columna, desde el lujoso pasillo de arriba un señor vigila la llegada de una mujer que va a retirar dinero (!): nada seguro estoy, pero no tengo otra cosa.

    Frágil la memoria; déspota o no de la cultura o incultura, bien frágil el hombre; a muy largo plazo, frágiles hasta el dinero y la lengua de Cervantes. Oremos: Que, sea la que sea, mucho antes que la última lengua, ¡se resquebraje el dinero!

    ResponderEliminar
  4. ¿¿¿directores de centros del Cervantes que se levantan más de 150.000 euros al año, completamente libres de impuestos???? qué más quisieran ellos... hay que informarse un poquito para tener un minutillo de gloria con fundamento. No es cierto y/o no del todo. Informémonos

    ResponderEliminar
  5. Un Dali alucinador , de otro mundo , un aura que parece embelesa al mozo con boina , un Dalí dionisiaco
    Espectacular el Museo Dalí en St. Petersburg , Bahia de Tampa , FL.

    ResponderEliminar
  6. Todo patrón, de lo que sea... A veces, qué papelón.

    ResponderEliminar
  7. y yo que creía que Andrés era amigo de Javier R...!!

    ResponderEliminar
  8. "The apparition of these faces in the crowd;
    Petals on a wet, black bough."

    Ezra Pound, 1913.

    ResponderEliminar
  9. Sí, 150.000 al año. Es lo que a mi se me ofreció para dirigir uno de esos centros en 2012. Señor Trapiello, pregunte a su amigo Bonet. Igual ha habido tijeretazo últimamente, pero esto es lo que sé, muy de primera mano.

    ResponderEliminar
  10. No, esto que usted dice es rotundamente falso. no obstante, debería usted decir su nombre, porque quizá es usted Mario Vargas Llosa y En ese caso quizá quisieron hacer una excepción con usted. No siendo así, mejor no intoxicar. No hace falta, y menos para hablar del descubrimiento mundial de una foto de Dalí, que es de lo que estábamos hablando.

    ResponderEliminar
  11. Como quiera, don Andrés. Yo digo lo que me dijo en conversación telefónica el summus pontifex cervantino en mayo de 2012 cuando me ofreció dirigir el chiringuito en una capital europea. Es muy cierto que siempre ha arrastrado este individuo una irreductible fama de mentiroso, y tal vez fui pasto de sus falacias. Pese a todo, aquello no cuajó, y hoy vivo feliz dedicado a mis cosas.

    La anonimia se debe a temor a represalias, evidentemente. Ya sabe usted cómo es el mundo académico patrio. Y si no lo sabe, mejor para usted. Tendría mucho gusto en identificarme en una conversación privada, pero no en público.

    Lo que le confirma que no soy aquél a quien Onetti le prestó su dentadura...

    Un muy cordial saludo, y mis excusas si estos comentarios míos, absolutamente ajustados a la verdad de mi experiencia, le han parecido inoportunos, o impertinentes. Si no lo desea, no es preciso que publique este comentario, que escribo principalmente para usted, no tanto para quien leyere.

    ResponderEliminar