24 de febrero de 2012

Fisiognómica

LA fisiognómica fue una ciencia a la que no hubo novelista del siglo XIX y comienzos del XX que no se acercara: confiaban sus personajes a indicaciones y estudios que hicieron clásicos a Lavater o Le Brun. En el libro Expresión del rostro, del Dr. Adr. Vander, publicado en Barcelona en 1950, hay un gran número de descripciones que hoy nos resultan más cómicas que preocupantes y que se tomaban en serio gentes que no veían incompatibilidad entre la ciencia y el racismo, como Baroja, quien daba gran importancia a la volumetría y angulación de los cráneos de las razas humanas a la hora de determinar "las causas que predisponen a cometer actos inmorales, delitos o crímenes". De todo ello ha quedado poco; hoy sólo estas láminas que podría haber concebido Duchamp y que habrían encantado a Diego Lara. A Dada le debemos esa mirada de ver humor donde sólo hubo dogma y fatalismo de una sociedad que creyó a pie juntillas que Caín llevaba en su cara el estigma de su crimen mucho antes de acabar con la vida de su hermano Abel, a quien Gila hubiera dicho que si no sabía aguantar una broma, mejor irse del pueblo.

4 comentarios:

  1. Mejor enterrar estas teorías. Todavía quedan regímenes que, con el beneplácito de otros, podrían recurrir a ellas. A las tiranías siempre les ha gustado presidir la vanguardia científica.

    ResponderEliminar
  2. es posible que también hoy haya "ciencias" o "saberes" a las que damos pábulo de indiscutibes siendo filfa, porque sólo el Tiempo, ese-juez-insobornable-GARZÓN-que-da-y-quita-razones... en realidad el Tiempo no aclara nada, que es casi todo ruido y furia contado por dostoievsky y eso.
    Por cierto cabe una fisiognómica de robots? Demuéstrese!
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Como dice José Luis, ésto que expones era la vanguardia del mundo, ciencia ultimísima aplicada a la eugenesia racial. La racionalidad del racismo en estado puro.

    ResponderEliminar
  4. EL capitalismo premia las caras bonitas y los implantes de silicona y titanio, una cara bonita tiene más fácil conseguir trabajo y engañar a los demás,
    Por cierto " tiran más dos tetas que dos carretas "
    Saludos

    ResponderEliminar