18 de febrero de 2014

¿Quién lo llama silencio?

UN día más es G. quien nos lleva de la mano a este minuto de poesía. ¿Y quién, viendo una piedra, no siente impulsos de sumarse a ella? ¿Quién llamaría silencio a un decir que se articula de este modo?


PIEDRA Y SUELO

Cada vez que una piedra
se rompe, nunca vuelve
a soldarse.
Así desde el principio
de los tiempos ocurre
y todas son heridas
que no cierran.

Ya sé por qué a menudo
mientras voy paseando
no levanto los ojos
del camino.
No es misantropía. Así las piedras
cada vez más pequeñas
y yo nos consolamos.
                     
                       (De Un sueño en otro, 2004)


Thompsonita

7 comentarios:

  1. entre la piedra
    y el sol, sobre la piel
    de la brisa

    ResponderEliminar
  2. Está claro que el título juega con la obra juanramoniana, pero tan parecidos fonéticamente (el cielo-el suelo), tan distantes, sin embargo. Gran poema. Que nos recuerda lo frágiles que somos

    ResponderEliminar
  3. La piedra aunque se quiebre sigue siendo piedra
    De Vicente fernandez y su tema el Rey :
    Una piedra
    en el camino
    me enseño
    que mi destino
    era rodar y rodar
    ( rodar y rodar )

    ResponderEliminar
  4. Piedra y Arte
    Cuando de niño entré en Altamira las pinturas están situados en el techo y tienes que tumbarte en una gran piedra para verlas , estar allí era como estar en otro planeta y más que una experiencia artistica era una experiencia corporal , el arte y el espiritu de los ancestros en la piedra , el origen de arte ,
    Muy bonitas las piedras ,. tienen su punto interplanetario

    ResponderEliminar
  5. “A lo que yo aspiro es a ser corneja y desaparecer entre las piedras.” Más que tú, Franz Kafka, muy pocos merecen una piedra en su tumba. Un día te la llevaré y esperaré un rato.

    ResponderEliminar