28 de febrero de 2014

Se calientan ell*s solos

QUÉ sutil es ese “refrescar la memoria”, pues señala un hecho frecuente: que la memoria tiende a recalentarse, tal y como cantaba aquella célebre canción (“...se calientan ellas solas / viendo jugar al balón. / Viendo jugar al balón / también me caliento yo”, etc.). Y cuando se recalienta, tal y como se cuece el mosto en su cuba, deja de ser memoria para convertirse en otra cosa: una ficción, ese vino que tiende a subirse a la cabeza cuando se bebe en la copa o vaso de la Historia. Por eso a ciertos “memoriosos” (a los nacionalistas, por ejemplo) conviene refrescarles la memoria de vez en cuando.

Manómetros. El Rastro, 14 de febrero de 2014.



10 comentarios:

  1. La memoria reencarnada, todavía sangrante, en lugares como Guatemala.Trabajo de la periodista argentina Leila Guerriero:

    http://www.jotdown.es/2013/04/guatemala-la-transicion-requisada/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rectifico: El enlace del reportaje sobre Guatemala está sacado de una entrevista que hace Ramón Lobo a Leila Guerriero, pero no es de ella sino de Ramón Lobo.

      Eliminar
  2. Nadando a contracorriente: No hay manómetro capaz de medir la presión de la desmemoria.

    ResponderEliminar
  3. Antes de regalar nada , me apunto a la tragedia . Soy partidario como la gran mayoría de la Ley y de la pena de muerte o cadena perpetua para terroristas sutiles ya que son corruptos que no les importa poner en peligro la vida de los demás , yo a esos independentistas les odio igual que ellos a mi y haré lo que sea para defender mi honor como es natural y haría cualquier hombre .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La política y la suerte de la raza humana son formadas por hombres sin ideas y sin grandeza. Aquellos que tienen grandeza dentro de sí mismos no hacen la política." ( A. Camus )

      Eliminar
  4. "Nada graba tan fijamente en nuestra memoria alguna cosa como el deseo de olvidarla", dice Montaigne; en el pecado va la penitencia. De cualquier manera parece que se trata de otros registros de la memoria, poco o nada propicios al recalentamiento.

    ResponderEliminar
  5. Y qué decir de la oportuna memoria histórica que se maneja como el chicle con una frivolidad que desgraciadamente a pocos asusta. Somos un país que reniega de su pasado y pocas ganas tiene de construir el futuro.

    ResponderEliminar
  6. En el castigo va la penitencia , somos pecadores de la pradera .

    ResponderEliminar
  7. ―¡Tú rima historia y memoria!
    ―¿Y si rebajamos algo
    el café con achicoria?

    ResponderEliminar
  8. Todos los que lo vivieron recuerdan la primera pisada en la Luna de NA, ese recuerdo colectivo es memoria. De esa pasta se hace la Historia y con muchos mas ingredientes: contexto, cronología, fotos, prensa, comentarios y una labor de integración en una corriente racional y comprensiva.

    ResponderEliminar