9 de octubre de 2012

Nacionalbalompedismo

NO ha pisado uno nunca un estadio, pero he visto algunos partidos de fútbol por televisión. Tengo entendido que no es lo mismo, y que la diferencia entre una y otra cosa es parecida a la que existe entre una foto de las pirámides y verlas en el Cairo. Por eso, imagina uno lo que debió de ser el otro día, en el partido Barça-Madrid, todo ese mosaico desplegado por las gradas con la señera formada con las cartulinas de colores que cada espectador, de pie, hubo de mostrar con las manos arriba. Yo me pongo, sin embargo, en el lugar del culé no nacionalista. Nuestro amigo Félix Ovejero, por ejemplo. A pesar de las apariencias, cuesta creer que todos y cada uno de los espectadores fuesen nacionalistas e independentistas. ¿Qué habría sucedido si ese culé no nacionalista hubiese decidido quedarse en su asiento, sentado sobre la cartulina, rodeado de la masa enardecida de nacionalbalompedistas y sin sumarse a los cánticos patrióticos? 
Como suelen decir los políticos, es sólo una reflexión ante un momento de exaltación y fervor sin parangón en el último siglo, si exceptuamos, claro, aquel lejano Congreso Eucarístico de Barcelona de 1952 en el que miles de catalanes formaron larguísimas colas para confesar sus pecados en improvisados confesionarios públicos. Y se ha acordado ahora uno del Congreso Eucarístico por una asociación de ideas, a saber, que al igual que en todas y cada una de las partículas de la hostia consagrada sigue estando el cuerpo de Cristo, por mucho que aquella se fragmente, igualmente estará, salvando las distancias y sin ánimo sacrílego, el espíritu nacional catalanista en todas y cada una de las miles de cartulinas ("tú eres roja / tú eres gualda"). 
Le intriga a uno saber si habrían respetado que ese culé profanara la señera, sentándose mismamente sobre uno de sus pedazos, pero para saberlo (los periódicos no se ocupan de los detalles exactos, sólo las novelas) tendría que haber ido uno al Camp Nou. Pero no sé si para corroborar una sospecha como esta, habría estado uno dispuesto a echar por la borda eso tan bonito que es morirse sin haber puesto los pies jamás en un estadio. 


Camp Nou, 7 de octubre de 2012. Y acaso algún lector pueda aportar una foto del Congreso Eucarístico de Barcelona de 1952, por ejemplo, aquella célebre en la que se ven collas de feligreses confesándose de rodillas en la vía pública. De momento, atención de un lector, va esta, a falta de la otra que recuerdo fue obra de algún fotógrafo conocido tipo Colom, Miserach, Masats, Català-Roca... 


17 comentarios:

  1. Todos conocemos a muchas personas aficionadas al Barcelona C.F., seguidoras de este equipo, fuera de Barcelona y de Cataluña. Andaluces, extremeños y también madrileños y de otros sitios. Todos están desorientados.

    Lo que está haciendo el Sr. Mas es indigno. Está movilizando las pasiones viscerales más letales que anidan en el corazón humano. Ésas que llevaron, generación tras generación, a un sinfín de enfrentamientos entre pueblos. Hoy vivimos en una Europa relativamente unida y no tenemos idea de lo que era vivir en un avispero (cuando Francia entraba en guerra con España, o Inglaterra con Alemania…, y no había una mínima seguridad de que el país fronterizo iba a mantener la paz). Porque a eso nos llevará la disgregación de Europa.

    Creíamos que la Unión Europea era irreversible, pero ya se ve que no. También la república de Weimar (la democracia en Alemania) parecía definitiva, pero llegó un Hitler y acabó con ella. En este caso es el señor Mas quien puede acabar con el sueño europeo. Sin duda se sentirá orgulloso.

    ResponderEliminar
  2. Para defender la senyera no hace falta ser independentista. Esa bandera representa a Catalunya. No es la estrellada, que sí es independentista.
    Seamos rigurosos, por favor.
    Firmado: un extremeño.

    ResponderEliminar
  3. El fútbol es como un Congreso Eucarístico,las hostias las reparte Pepe y las consagra Mourihon. Piqué (el novio de Shakira)piensa con los pies (lógico), pues si pensara con la cabeza no hablaría de independencia.En liga Catalana no creo que cobrara 6 millones de euros por darle patadas a una pelota, aunque fuera nacionalista, (La pelota y la pela) Por cierto cuando esté falto de ideas hágase socio de un club de fútbol y tendrá para escribir una novela por temporada.

    ResponderEliminar
  4. No hay mayor evidencia de lo lejos que ha llegado el nivel sociocultural en España que toda la política gire en torno al fútbol y si el Barcelona juega en la liga española o en la catalana.

    Estamos donde nos merecemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más claro no se puede decir. Totalmente de acuerdo.

      Eliminar
  5. es un sinsentido suicida el llamar, desde el nacionalismo dizque moderado y burgués, a las masas por la Independencia en momento tan delicado, con todas las alarmas atronando, sobre la cuerda floja todos, y la Historia verdadera algún día señalará esa estúpida y clamorosa irresponsabilidad que a todos pone en vilo.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sinsentido llevan tiempo practicándolo esos señores de azul del PP, una mafia que está liquidando España.Los Hunos de la España Huna y su divina Hunidad junto con su ConstitHución.Los Otros son muchas tribus, desde los indignados hasta los nacionalistas.

      Eliminar
    2. Cada vez entiendo menos a mi tribu. Suscribo aquello de que "¡Todo nacionalismo es toxico! y no comprendo cómo en una casa de vecinos a uno de ellos que es moroso y no paga la comunidad ni colabora en las labores comunes, además de hablar en una lengua extraña y tener costumbres diferentes, sentirse diferente del resto .. todavía no lo han echado de la Comunidad ... ¿o es que queremos que se vaya este vecino con la boca pequeña y a la vez con la grande exigimos por la fuerza de la LEY que se quede contra su voluntad? ¿Nos hemos vuelto vuelto locos?
      En cuanto ala HISTORIA VERDADERA...la estudie de memoria en la ENCICLOPEDIA ALVAREZ... y he descubierto con la edad que todo era mentira...
      Que PAIS este!! Maldito parné!

      Eliminar
    3. Vicente, esa parábola se ajusta muy poco a la realidad.Resulta que el vecino paga la comunidad y sobradamente, por no decir el que más, pero por ojeriza del presidente de la comunidad, su rellano no lo limpian.(Un error..no muerdas la mano que,en parte, te da de comer).Una lengua extraña dice? minoritaria, sí, pero extraña? una lengua románica? que hacemos entonces? los aniquilamos? "sentirse diferente" es algo individual y también colectivo, si no me cree pregunte en Villarriba y Villabajo.Seguidamente tire usted a la basura la enciclopedia Alvarez y todas sus opiniones formadas and... Think n'Try again (yourself)!

      Eliminar
  6. Muchnik Editores, Barcelona 1977 / "Mas y poder", Barcelona 2012 (perdón). Estúpido de mí, fardé alguna vez de haber leído “Masa y poder” antes de que le otorgaran a su autor el Premio Nobel de Literatura. En alguno de sus libros autobiográficos cuenta don Elías Canetti cómo en los años 20 alquiló un apartamento muy cerca del Estadio del Rapid de Viena para oír los rugidos de la masa en días de fútbol; los años 30 y 40 harían innecesaria tal fuente de inspiración. Tras buscar sin éxito ese pasaje en los libros, la frustración e internet me han llevado, entre otras, a una página venezolana en la que con más apoyo judío (Kafka) y sin repasar mucho, don Lorenzo Dávalos escribe sobre la gravedad de la masa frente a la levedad de las redes sociales. De ella es el párrafo siguiente:

    "Lo que me llama la atención, lo que en este momento es el centro de mi interés en la masa, de la cual se ha distanciado sustancialmente la red social, es la densidad. Canetti dice que la masa ama la densidad. Si tomo esta afirmación como rasgo cualificador de la masa, puedo comenzar a imaginar la masa como un cuerpo pesado, grave y opaco que puede ser fácilmente dirigido desde dentro, por sus respuestas básicas a los estímulos que la perturban (los hooligans, los hinchas, los fans de un equipo de futbol, ante las hurras y expresiones de apoyo de un equipo contrario o, los militantes de un partido ante las manifestaciones de los militantes de un partido opositor o adversario), o desde afuera, por esa minoría a la que hace referencia Ortega".

    http://caracas1067.wordpress.com/tag/elias-canetti/

    Y a esta otra menos erudita, página colombiana, en la que don José Luis Guzmán anotó lo siguiente:

    “El escritor austriaco Elías Canetti, inspirado en la visión que tenía desde su departamento en Viena de un estadio de futbol, escribió el ensayo “Masa y poder”. A partir de sus observaciones futbolísticas, fue capaz de desentrañar esa fáustica relación entre las masas y el poder político. Para Canetti, ese estadio de futbol era la olla en la que hervían las emociones populares.

    “Otra característica interesante del futbol es la de su connotación social. No existe otro deporte que movilice tanto los sentimientos de nación, o grupo humano organizado bajo símbolos nacionales. El equipo de futbol sirve para defender los “intereses emocionales” de diversos grupos. No es casual que Boca Juniors y River Plate, América y Guadalajara, o Real Madrid y Barcelona representen tradicionalmente no sólo a clases sociales distintas, sino a maneras de entender la vida y visiones políticas contrapuestas”.

    http://www.caracol.com.co/noticias/actualidad/el-mundial-de-futbol/20060531/nota/292718.aspx

    ResponderEliminar
  7. Elías Canetti no es austriaco , es un judío sefardita que nació en Bulgaria ( por entonces Imperio Otomano ) . El fútbol cambió mucho en 90 años , La olla donde se cuecen las emociones , que más puede pediese a un arte ( el mayor de las artes cuando lo ejecutan los grandes jugadores ) ahí estoy de acuerdo
    Que es el fútbol y el toreo : Emoción , estetica, euforia, pasión , espectáculo, impaciencia, belleza, adrenalina , batallas y ganas de celebrar .
    El aficionado taurino no va premeditado , todo el mundo se emociona al unisono cuando cualquier torero que realice un alarde estético acompañado de riesgo .
    El aficionado futbolista quiere celebrar una victoria y lógicamente solo le emociona lo que le favorece y difícilmente reconoce los méritos del contrario .
    Todos los gobiernos del mundo protegen el fútbol ya que es el único espectáculo ( el mayor ) del mundo que saca ciudadanos a las calles para celebrar y dar salida a las emociones.
    El fútbol quitara votos al independentismo ya que la gente quiere ver los Madrid - Barcelona por encima de todo , esa es la paradoja de la foto
    Chao

    ResponderEliminar
  8. Qué pena, señor Trapiello.

    ResponderEliminar
  9. El delirio coreano catalán, al final se irán de Europa a China o Corea donde la productividad es envidiable...Cataluña y las grandes acciones propagandistas del totalitarismo, el deporte y la política para proyectar el ideal, en Europa, Berlin en los años treinta o Moscú, la misma estética de organización perfecta y la presunta superioridad, racial o ideológica. El nacionalismo es una enfermedad social creda por los políticos y las políticas, resulta asombroso todo ésto, porque éstos delirios permiten conocer la calidad de la educación en Cataluña y hasta qué punto son ignorantes los que aceptan y se prestan para éstas coreografías en Europa en el siglo XXI. Saludos.
    Maite.

    ResponderEliminar
  10. Disfrutando de la gran fortuna de disponer de doble nacionalidad y de ejercerla sin condicionamientos culturales (mi madre nació en El Burgo de Osma, mi padre en Solsona y he vivido en muchos sitios) me duele relativamente, pero me duele, el apreciar en Vd. y en la mayoría de su tertulia, una definida deriva, quizá ya en el tiempo sostenida, hacia posiciones de poco esfuerzo por mantener una posición de objetividad en el tema, pasado, presente y futuro, de Catalunya como identidad. Con un pequeñísimo punto y de antemano pido disculpas por decirlo, intelectualmente torero y también con un ápice de superioridad/menosprecio. Como si fuera imposible dentro de su lógica, tener otra actitud a pesar de haberlo intentado hasta el límite de su razón y haber dicho: ¡basta!
    Aprecio mucho el leerles, lo he hecho bastante y a menudo me he identificado con Vd. en sus pasos perdidos en el salón. Por eso me duele, relativamente, pero me duele.
    Para mí esa contaminación que supongo cultural-genético-educativa y que distorsiona, poco o mucho, cualquier análisis sobre esta realidad, es incomprensible. Para mí, claro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Y el nacionalismo de la "roja"? Una mínima alusión a este y otros nacionalismos españoles pondría un puntito de ponderación y rigor en entrada y comentarios. Pero ya se sabe: sólo huele mal el nacionalismo ajeno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El nacionalismo español salió muy tocado del franquismolo y esto afectó a sus símbolos- hasta que ha reaparecido con el éxito del fútbol, la bandera no "se paseaba" , sobre todo en ciertos ambientes de izquierda-.
      Por contra, todo lo relacionado con las regiones y nacionalidades históricas o de nuevo cuño- gozó de prestigio, sin necesidad de ganárselo-.
      Después de 35 años lo que se ha puesto de manifiesto es el que el sistema hace agua y que algunas comunidades actúan con una falta de lealtad institucional evidente y que lo único que les vale es crear su propio estado para ganar poder.
      El nacionalismo de la "roja" como tu lo llamas es puro pintorequismo, pero creo que lo que no le interesa a los nacionalistas es el concepto menos romántico de ciudadanía- que implica igualdad de derechos y obligacionjes, con independencia del lugar de nacimiento-.
      Javier

      Eliminar
  12. La manipulación de las masas, la movilización de los tibios, la exaltación histérica, el entusiasmo desmedido, las euforias teledirigidas, en fin, no me sentiré nunca parte de esos jolgorios, ni en fútbol ni en nada creo, así que entiendo su agria ironia Sr. Trapiello, independiente de las servidumbres o simpatías políticas. Bueno quizás si hubiera podido asistir a un concierto de María Callas o de Miguel Fleta en sus momentos álgidos hubiera caído en el entusiasmo loco y arrebatador.

    ResponderEliminar