28 de octubre de 2014

El abrazo del sol

SOMOS la memoria que dejamos en otros, en las cosas, en tal o cual paisaje, en un rincón, en las palabras que escogimos en el costal de las palabras para decir aquello que quisimos ser. Todos ellos, personas, objetos, lugares, libros, devolverán nuestra alma a la vida tal y como hace la tierra durante la noche con el abrazo que recibió del sol
Así es como vivimos en la memoria muchos años, y aún podríamos vivir eternamente, como el universo que se expande sin cesar, ya que nada es tan feraz como lo es ella.


Louvre, Pierre Henri de Valenciennes, 10 de cotubre de 2014

11 comentarios:

  1. Metafísico estáis.
    La verdad es que somos bien poca cosa.
    Enseguida pasa.

    ResponderEliminar
  2. Somos una partícula de polvo en el Universo infinito. Esto lo dijo, claro, un filósofo alemán.
    El cuadro es precioso.

    ResponderEliminar
  3. Sin embargo, el cerebro insiste en hacernos creer que SOMOS algo, por qué será.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque la nada no nos gusta nada. "La muerte no me da miedo; la muerte me da sólo pena. Porque sé lo que no voy a encontrar en el otro lado: no habrá nada. Hay que vivir lo más posible, con salud." (Ramiro Pinilla).

      Eliminar
  4. ―Y aquel herrero romano del año 34, o el huérfano liberiano que acaba de morir ebolizado, ¿en qué memoria viven?

    ―Pues mire, en la de las palabras que usted acaba de juntar.

    ResponderEliminar
  5. ¿Y qué importancia tiene que nos recuerden? Total uno no iba a estar para agradecerlo... Esa preocupación por el post mortem está ahí, aunque sea uno ateo redomado: cuesta admitir que la fiesta va a seguir sin nosotros.

    ResponderEliminar
  6. He algun sitio he leido que algun neurólogo sueña con la posibilidad de trasladar en un chip todo su código genético una vez de haber pasado a "mejor vida" encontrando otro soporte físico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, un tal profesor Robokop von Metrallen.

      Eliminar
  7. ¿Y si la muerte no fuera más que el paso a otra vida nueva? ¿Y si morir fuera, más bien, despertar?

    ResponderEliminar
  8. La energia se trasforma ,no desaparece

    ResponderEliminar