4 de octubre de 2014

Cuento chino

OÍMOS, o leemos, la expresión "como dice un proverbio árabe", o "según una leyenda antigua china", y de inmediato nos asalta la sospecha de que son apócrifos. Acto seguido pensamos en la persona que, a lo largo de los siglos, ha estado fabricando en serie leyendas chinas y proverbios árabes, tal y como pulía Spinoza lentes en su mechinal, para circularlos por el mundo, pero no como los monederos falsos, sino como un prestímano que se llamara Marco Polo. 

Peonza de GTrapiello

4 comentarios:

  1. Como al pobre Einstein. Como a todos los pobres hombres de ciencia o de letras 'chic' fotogénicos. Les adjudican cualquier cantidad de frases estúpidas.

    ResponderEliminar
  2. Ése que paseando por el Generalife vio unas flores acuáticas y preguntó a su acompañante qué era eso, a lo que éste contestó: "Pero si ésos son los nenúfares que continuamente estás nombrando en tus poemas".

    Yo se lo he oído colgar a Rubén Darío, a Villaespesa, a Amado Nervo... y en general a todos los poetas modernistas.

    Así que probablemente no pasó nunca.

    ResponderEliminar
  3. LEYENDA ANTIGUA china / ANTIGUA LEYENDA china (googlecracia)

    A) "según una LEYENDA ANTIGUA china"

    « Search Results: About 120 results (0.35 seconds)

    1. hemeroflexia.blogspot.com/ 6 hours ago - OÍMOS, o leemos, la expresión "como dice un proverbio árabe", o "según una leyenda antigua china", y de inmediato nos asalta la sospecha ...

    You've visited this page 2 times. Last visit: 4/9/14 » [Juraría que esta es la primera]

    ---

    B) "según una ANTIGUA LEYENDA china"

    « Search Results: About 1,310 results (0.38 seconds)

    1. Teika-breik - LAS CUCHARAS https://es-es.facebook.com/.../posts/402605706428016 - LAS CUCHARAS. Según una antigua leyenda china, un discípulo preguntó a su maestro: -¿Cuál es la diferencia entre el cielo y el infierno?. El maestro le ... [¿Muy larga la cuchara? A la boca del otro el puré de patatas…]

    ***

    Fuera Google, mejor otra historia (c/c p.ej. para JP y sus siete hijos).

    « ENTRE LAS MÁS BELLAS HISTORIAS que me ha sido dado escuchar está la que me contó un joven periodista en Bruselas. No conocía su origen, que situaba en “algún lugar de Oriente”.

    En un lejano país vivían un hombre muy rico y un hombre muy pobre. Cada uno tenía un hijo.

    El hombre muy rico subió con su hijo a la cima de una colina, le mostró con un gesto el paisaje que había a su alrededor y le dijo:

    —Mira. Un día todo esto será tuyo.

    El hombre muy pobre subió con su hijo a la cima de la misma colina, le mostró el paisaje que los rodeaba y le dijo solamente:

    —Mira. »

    JEAN-CLAUDE CARRIÈRE, “El segundo círculo de los mentirosos. Cuentos filosóficos del mundo entero” (Lumen, 2008).

    ResponderEliminar