3 de agosto de 2011

De frente y con firma

AL tiempo que se publicaban en La Veleta los aforismos de JRJ, aparecía, con el título de Río arriba, otra selección de aforismos realizada por Juan Varo Zafra. Los primeros se escogieron a lo largo de muchos años, antes incluso de que el recordado Sánchez Romeralo nos regalara el volumen de Ideolojía en el que figura el total de aforismos del poeta (si bien se podrían espigar muchos más en el resto de sus obras). Si algún día el volumen de La Veleta se reeditara, le gustaría a uno añadir estos que Varo Zafra antologó en el suyo. Unos no se incluyeron en aquel por su extensión o por  indecisiones de última hora, y otros los supo ver Varo Zafra mejor que nosotros, poniendo en ellos un acento especial, que les dio relieve:

72 AÑOS. Tengo 72 años. Desde los 11 estoy leyendo, escribiendo, viajando. Sí, he leído y tratado a poetas de muchos países, a casi todos los del mío. Creo que por todo eso, tengo derecho a opinar sobre la escritura española.
Yo podría sintetizar hoy mi gusto poético en cuanto a poesía española diciendo, por ejemplo, que el “Romance del Conde Arnaldos”, las estrofas tal y tal y tal de la “Canción del alma” de San Juan de la Cruz, la “rima” “Con mi dolor a solas” de Bécquer, el poema “Él flotando en las aguas” de Unamuno, “La muerte de Abel Martín” de Antonio Machado, significan los logros mayores líricos de nuestro idioma.
Si otros críticos no piensan como yo, no me preocupo por ello, ya que así será más estenso el vivero jeneral de la poesía española. Y tampoco ataco al crítico que me contradiga, pero defenderé mi derecho a mi gusto y diré lo que pienso de los ejemplos de otros escritores. Y también de ellos como hombres. Pero de frente y con firma.
Y si todavía viviera más y cambiara de gusto, lo diría también, como en años anteriores unos esaltaron más a Góngora o Garcilaso, por ejemplo, más que hoy.

CREO que la vida verdadera es trabajar y gozar, y ayudar a los otros a gozar y trabajar. Y señalar la farsa, la indignidad, la cobardía al que la tenga.
Esto es lo que yo he intentado siempre hacer y lo que pienso seguir haciendo hasta mi muerte.

LO que debió hacerse, debe hacerse, aunque hacerlo no “sirva” ya de nada.

NADA como la proporción, la justeza, en correspondencia. Un hombre no debe vivir en un palacio, la noche no debe alumbrarse con luz artificial, un libro no debe olvidarse que es sólo un soporte.

EL mundo debiera separarse en dos reinos: locos y tontos. (Claro que habría muchos tontos que se creyeran locos).

LAS malas curvas. El flexible de espinazo es siempre falso y artificial. Saludo derecho, saludo derecho.

CUANDO estoy trabajando quiero acabar y no acabar. Es como ir en un tren con deseo del amor, de la gloria, un fin grande, y sin embargo estar contento sin llegar, llegando.

TENEMOS la seguridad de que no gustaremos nunca del todo a los demás. Seamos, pues, plenamente de nuestro gusto.

NO hay peor combinación humana que la de lo bueno y lo bruto. Porque no es posible perdonarle la bondad porque es bruto ni condenarle la brutalidad porque es bueno.

ESTOY embriagándome largamente con mi obra, plena, trabajada, difícil, ante mí.
De pronto, sale completa, grande, bella, la luna.
¿Qué es ya toda mi obra, ay?
DEUDA.– Todos algo, muchos mucho, algunos todo.



P.D. Quienes tengan la edición de La Veleta, podrían imprimir estos y añadirlos, incluyendo este, que allí, página 17, se deslizó con errata misteriosa: “Gusto poco de la escultura en jeneral; y menos de la policroma: se parece demasiado a la realidad para que parezca verdadera o real. ¿Paradoja? Nada de eso. El arte, para que parezca real, debe mantenerse un poco alejado de la vida”. Donde dice “Gusto poco de la escultura jeneral”, decía “Gusto de la espesura jeneral”. En cuanto a la fotografía que acompaña esta entrega, procede de una exposición del fotógrafo Teo Martínez sobre la España de los años 50, 60 y 70 en Teruel Punto Photo 2011), y enviada por J.M.Bonet bien podría cerrar esta entrada dedicada al poeta de los niños.

8 comentarios:

  1. Los arcos me han recordado a Fuentepiña.

    ResponderEliminar
  2. Qué curioso!!! Apenas hace un par de semanas encontré un volumen de la primera edición de la Antolojia en una librería de viejo en Coyoacán... Y también una traducción de Platero y yo al francés por Claude Couffon... Dos JRJ singulares en una tarde es un buen botín, ¿no?

    Llegué a su blog de acasualidad, siguiendo el rastro de un devoto lector. Volveré largo... (sin tareas pendientes)...

    Buena foto la que le dejó el Bonet, tan bicho raro él como raras las bellezas que colecciona...

    Saludos, desde el otro lado, bajo el volcán...

    Pau Llanes

    ResponderEliminar
  3. Qué buena foto para ilustrar soledades y melancolías.

    ResponderEliminar
  4. No tengo la edición de La Veleta. Pero sí tengo un raro ejemplar (raro al menos para mí) de la revista "Peña Labra" dedicado a Zenobia y Juan Ramón de 1988. Es una preciosidad. No sé si es fácil conseguirlo o no, pero yo lo tengo. Es una joyita de mi colección, con mucho contenido, incluido un "Diario íntimo" de Juan Ramón curioso y bello. Lo pongo a disposición del señor Trapiello, si por una rara casualidad no lo conoce. Mi duda es cómo contactar, si le interesara.

    ResponderEliminar
  5. Hablando de erratas... Al pie de foto dice: "En cuanto a la fotografía que acompaña esta foto...".

    Estupendo blog. Saludos


    p.

    ResponderEliminar
  6. "Gusto poco de la espesura jeneral, y menos de la polícroma, se parece demasiado a la realidad". Le voilá la visión profética del Artista: retrato a cien años vista de Tele 5. Bravo

    ResponderEliminar
  7. Buenas Tardes,

    Magnífica la foto al pie. Tengo grandes y buenos recuerdos de mi infancia en un pueblo de Toledo, allá por los 70.Dicha foto me retrotrae a aquellos días. uff !! que melancolía.
    Por otra parte, soy un "drogodependiente" de los libros de Trapiello sobre todo de su diario Salón de los Pasos Perdidos.
    Y coincido con Fernando Sánchez Dragó cuando dijo que el último volúmen de ese "salón" (Apenas Sensitivo) era demasiado delgado.
    Salu2,

    ResponderEliminar
  8. Pues con "escultura" el aforismo me parecía muy expresivo. Se me representaba en la cabeza en todo su espesor toda la imaginería polícroma del Museo Nacional de Escultura de Valladolid, por ejemplo, una estética poco juanramoniana, supongo.

    Saludos

    ResponderEliminar