2 de agosto de 2011

Por nosotros de nosotros

Si quien escribe sus poemas habla en nombre del Hombre, quien escribe sus cartas, dulcísimas y tiernas a menudo, joviales casi siempre, es apenas un niño que no acaba de comprender por qué del dolor se ha llevado él la dosis más grande. “Si muriese, no dejo tras de mí ninguna obra inmortal, nada que pueda enorgullecer a mis amigos de mi memoria, pero he amado el principio de la belleza en todas las cosas y si hubiese tenido tiempo habría conseguido ser recordado”, escribió Keats pocos meses antes de morir, sin sospechar que esos poemas, lo único que le resarcían de su penosa enfermedad, y esas cartas que dirigió a amigos tan desconocidos entonces como él, le harían inmortal. ¿Y quién es inmortal? Aquel que habla por nosotros de nosotros con la mayor intimidad, es decir sin envanecerse ni avergonzarse, como esta tormenta que ha irrumpido en agosto a destiempo, levantando de la tierra agostada los inefables olores a paja mojada, propios del otoño, al tiempo que llenaba en su memoria el firmamento de un romanticismo desusado.
(Foto: Gredos desde el coche, 1 de agosto de 2011. G.T.)

8 comentarios:

  1. Mi primera entrada en este almanaque de Andrés Trapiello. Una ilusión añadida al día. Y sólo para confesarme: no dejo de leer los diarios de Trapiello. Día a día, página a página. Salón de pasos perdidos que te absorbe y te atrapa, sin poder dejar de leer. Aquí un "trapielloherido" impenitente. Y emocionado.

    Eusebio Cedena.

    ResponderEliminar
  2. Habría conseguido ser recordado, dice Keats. No dejar en la memoria de los hombres mi canción, dice Machado. Y las dos ideas al tiempo, en esos mundos sutiles, hacen posibles y verdaderas los poetas. Si hubiese tenido tiempo, apunta Keats. Si hubiese tenido mánager,decimos autoconmiserativos hoy.

    ResponderEliminar
  3. La foto también es inmortal.
    Me habla de tormentas y de infancia.
    Cuando después del aguacero parecía adivinarse todo el esplendor moral del Otoño cercano.
    Cuando llevaba piedras en los bolsillos y polvo en las rodillas
    Cuando las noches de caracoles y luciérnagas.

    ResponderEliminar
  4. "Las grullas vuelan / sin dejar en el aire / ninguna huella". De quién era este haiku importa poco.

    ResponderEliminar
  5. Mi único boceto, perfil, del
    paraiso, es un amplio cielo azul, más azul y más amplio que el más grande que haya visto en junio, y en él están mis amigos- todos ellos- cada uno de ellos - aquellos que están conmigo ahora, y aquellos que se fueron mientras caminábamos, y eran arrebatados arriba al Cielo.
    Si las rosas no se hubieran marchitado y las escarchas no hubieran llegado, y no hubiera caído aquí y allí uno al que no pude despertar, no habría necesidad de más Cielo que el de abajo- y si Dios hubiera estado aquí este verano, y visto las cosas que yo he visto -imagino que Él consideraría superfluo Su Paraíso. Sin embargo, no se lo diga a Él, por nada del mundo, porque después de todo lo dicho al respecto, quisiera ver qué nos construía a nosotros, sin martillo, y sin piedra, y también sin obrero.

    Emily Dickinson

    ResponderEliminar
  6. Me siento como se encontraba Keats, acuciado por la añoranza de la inmortalidad. Más aún como un llorador desconsolado de palabras.

    He creado un blog, intento inútil de escapar de mi anonimato:
    hppt://revistadeunescritornovel.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Tampoco nos vayamos a poner todos así.

    ResponderEliminar
  8. Buenas Tardes,

    Fantástica foto de Gredos.Soy de la zona y opino que su belleza es inigualable.Casualmente el pasado 28 de Julio estuve haciendo una rutita por ella, concretamente por Candeleda.

    Salu2,

    ResponderEliminar