14 de marzo de 2012

Europa-Kalender 1944/45 (1)

LOS hallazgos del Rastro. ¿Cómo llegó hasta aquí? Mitad agenda, mitad almanaque. En cuarto. Encuadernación de hule rojo. Apropiada para llevar encima, sin duda en un macuto. Tipografía dura, de batalla. La batalla del Reich en toda Europa. Atrás han quedado ya derrotados los sueños imperialistas de la letra gótica: venció una egipcia (de la familia rockwell), en la que está compuesto. Este ejemplar no ha sido utilizado. 1944/1945. A semana por página. En las páginas finales sólo unas notas, a partir del 4 de mayo del 45. Aquí y allá, intercaladas, efemérides alemanes, desde el nacimiento de Nietzsche a la anexión de Hungría. Recordarles a los soldados de todos los frentes por qué luchaban, quiénes eran. Y muchas páginas de publicidad. Recordarles que les esperaba de nuevo el confort del hogar, los adelantos modernos, en cuanto dejaran instalado en la vieja Europa el trono de los mil años. Debió de pagarla Telefunken, privilegiada en el trato. Anuncios de Merces-Benz, de Agfa, de Pelikan, del Deutsche Bank, de Zeiss Ikon y de otras empresas; presentación de Ribbentrop, fotos de artistas alemanes, músicos alemanes, intelectuales alemanes, industrias alemanas. Todo en ella es alemán, exaltación nacional. Llama la atención, no obstante, la ausencia de símbolos del Tercer Reich. Acaso por esa razón pasara inadvertida a los siniestros sabuesos nazis que todavía hoy recorren el Rastro a la búsqueda de estos trofeos.
Lo más sorprendente, con todo, son estas anotaciones últimas, a lápiz y con apretada, segura, firme caligrafía de alguien urgido a dejar constancia de esos días, sin duda cruciales. "Últimos días de Bln". [¿Berlín?] la única frase en español. Esto lo vuelve más misterioso. El dueño de esa agenda en 1944 (rara agenda en la que figura el calendario completo del año 1944 y sólo hasta marzo el de 1945), estaba lejos de sospechar que sólo un año y medio después todo se desmoronaría para él, quedando así como testimonio de una derrota y ahora, para nosotros, como vestigio de una de las épocas más demenciadas de la Historia.
¿Qué era tan importante anotar en una agenda que ha permanecido intonsa en todos y cada uno de los días que van del primero de enero de 1944 al 31 de marzo de 1945?
                                                                 (Continuará)

Cubierta, páginas interiores y anotaciones manuscritas.

3 comentarios:

  1. agenda de los últimos días en Barcelona, quizás?
    ¿últimos días con Belén? Rueda de la historia, en todo caso

    ResponderEliminar
  2. En el titular, supongo que por error, se lee 1944/1955, en lugar del "1945" que imagino correcto.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso hallazgo, sin duda. La santa paciencia de recorrer el Rastro cada semana trae consigo estos trofeos.
    La semana pasada aproveché para ver Shoah, el famoso documental de Lanzmann, y es tan hermoso como estremecedor.

    ResponderEliminar