1 de abril de 2013

La momia y la mano dura

AL expresidente Chávez lo van a embalsamar y su momia será expuesta al público para que dure su memoria, en palabras de Maduro, “eternamente”.  Hugo Chávez al morir dejó de ser presidente como dejaremos todos un día de ser mortales cuando, paradójicamente, más mortales que nunca, dejemos de serlo y nos muramos. Como la vanidad atiende a los negocios sutiles de esta tierra, los mortales han arbitrado leyes con el fin de mantener algunas ficciones el mayor tiempo posible, “eternamente”, fingiéndose inmortales, y así por ejemplo los embajadores, aunque finen su carrera, serán de por vida embajadores, como a los presidentes de muchos países, entre ellos los de Estados Unidos, se les sigue dando tratamiento de tales hasta que se mueren, como “reinas madres”.  Chávez suponemos que ha muerto bastante contrariado, porque había llegado a creer, y para ello había cambiado la Constitución, que también gobernaría como comandante en jefe sobre Venezuela eternamente, sueño muy común en los dictadores, de izquierdas o de derecha. La particularidad está, sin embargo, en que son los dictadores sedicentes de izquierda los más aficionados a embalsamarse.

Cuando los rusos entraron en Berlín en 1945, Stalin ordenó quemar los cuerpos de Hitler y Eva Braun, machacar los huesos que el fuego no hubiese podido reducir a cenizas, y dispersar estas para atajar cualquier intento de mitificación, veneración y culto de las reliquias. Lo sabía bien Stalin, que dio la orden de embalsamar a Lenin y exponer su momia en un mausoleo en Moscú, para que el pueblo soviético guardara eterna memoria de él, albergando, supongo, la secreta esperanza de que hicieran con él lo que él hizo con Lenin, como así ocurrió. Murió Stalin, lo embalsamaron y expusieron su momia junto a la de Lenin. Pero eso no le duró mucho, porque sus propios compañeros camaradas lo sacaron de allí y lo enterraron al pie de la muralla del Kremlin. Si la momia de Lenin, todavía en la Plaza Roja, sigue allí, en medio de una gran polémica, tiene ya que ver más con la sociedad del espectáculo (como la momia de Bañolas, a escala mundial) que con la memoria de una revolución que destruyó cuatro o cinco generaciones de rusos (y de no rusos)  y dejó tras de sí cuarenta millones de muertos. Maduro, en un gesto de estadista verde, ha recordado que Chavez será embalsamado “como Lenin, Mao y Jochimín” (de Stalin, de Eva Perón y de los dictadores norcoreanos ha preferido olvidarse), y que él, Maduro, como dijo en la ceremonia que le convirtió en mediopresidente, hará cumplir la constitución “con mano dura”:  ¿Cómo, si no es con mano dura, conseguiría que su régimen y una momia durasen “eternamente”?

Aunque no hubiésemos sido testigos de las bufonadas de Chávez (tan parecidas a las del Duce, tan imitadas de las de Fidel, su ídolo), bastaría ver su momia para sacar algunas conclusiones. Eso es así desde el Antiguo Egipto, que de momias sabía lo suyo, lo mismo que de pirámides. De hecho donde hay una momia, hay cerca una pirámide, y no hay pirámide, dicho aquí en sentido figurado por Estado, que no se haya levantado gracias a funcionarios esbirros y a millones de esclavos, forzados o voluntarios.
                 [Publicado en el Magazine de La Vanguardia el 31 de marzo de 2013]

8 comentarios:

  1. Parece un deseo de Chavez con el fin de resucitar , el caso es estar guapo cuando llegue la hora de la clonación . Según Maduro influyó en la elección del papa ya que su alma se unió a la del espíritu santo , fue llegar y besarle . ¿ Es Fidel un clon de un extinto Fidel ? , creo que sí , de otra manera Chaves hubiera preferido una criónización a lo Walt Disney .
    De Ramon G de la Serna :
    Se pusieron tan fríos los espejos que comenzó a nevar dentro de ellos .
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Una persona que desee ser embalsamada o erigida en estatua demuestra ser un psicópata narcisista incapacitado para la tarea de gobierno. Esto se aprecia también en su verborrea histriónica de charlatán, como el otro payasete (Fidel). Lo enigmático es por qué los humanos tendemos a procurar que sea el más inepto, el más insolente y el más engreído quien nos gobierne.

    ResponderEliminar
  3. «El capitalismo ha consumado la liberación de la colectividad humana en relación con la naturaleza. Pero esa misma colectividad ha heredado inmediatamente frente al individuo la función opresiva que antes ejercía la naturaleza».

    «EL hombre es esclavo en la medida en que entre la acción y su efecto, entre su esfuerzo y la obra, se encuentra interpuesta la intervención de voluntades ajenas».

    Simone Weil.

    ***

    Siempre manejados de una forma u otra; la alienación envolviéndolo todo, de tal forma enmascarada que ya pasa por ser un ingrediente más de la necesidad.

    ResponderEliminar
  4. DOMINGO DE RESURRECCIÓN

    Jean, el camarero venezolano de CASA VICENTE, más de una vez nos había confesado que estaba en España por culpa de “ese hombre”.

    Ayer, tras saludarnos, nos recomendó al precario cuando éste acababa de decirnos que no había coquinas:

    ―Estos señores son cosa mía, atiéndelos bien...

    Como el bar estaba lleno, al estrecharnos las manos, yo le había medio gritado:

    ―¡Resucitó!

    El amigo venezolano no debió captar la broma y se fue a otra mesa. Quise explicársela al precario cuando acabó de anotar claras con casera, gambas, almejas y jibia frita:

    ―Le he dicho “Resucitó” por Hugo Chaves, no por el Cristo; tú sí te has dado cuenta, ¿no?

    ―¡No!

    Nos reímos. Por la precariedad puede que aún no conociera a sus compañeros.

    Cuando Jean volvió a pasar por nuestra mesa, le explicamos la broma a él también.

    ―¡Uy, ese hombre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chávez como pura metáfora del orden "caósmico"... sólo eso; sin exagerar.

      "¡Abominable Clío!" E.M.CIORAN.

      Eliminar
  5. Para convertirse en Momia solo hace falta un buen cirujano plástico y estar Maduro.

    ResponderEliminar
  6. En San Bernardo Cundinamarca ( Col ) se produce la momificación natural , un misterio que ha dado lugar a la exhibición en urnas de los momificados , en una especie museo anexo al milagroso cementerio , cedidos por los familiares para fomentar el turismo y colocar San Bernardo en el mapa . Una de las momias conserva el bigote y ha despertado la imaginación popular que relaciona la momia con Hitler, tanto que está tomando visos de verosimilitud .
    Hace poco oí a J.L.Cuerda decir : la tragedia humana es que procedemos del mono mas tonto .

    ResponderEliminar
  7. Las momificaciones comunistas son el horror porque los egipcios, la cultura Paracas en el Perú momificaban por la creencia de preservar el cuerpo en el más allá.
    Los cuerpos se ocultaban, no había exhibicionismo, tampoco peregrinaciones; las tumbas egicpcias eran protegidas para impedir el acceso, pero las momificaciones de Lenin, Stalin y Chávez son para convertir en reliquia el cuerpo del líder y manipularlo como un fetiche en los aquelarres político ideológicos, el cuerpo como talismán encarnado del socialismo del siglo XXI, en el caso de Chávez. Es alucinante que todavía la irracionalidad religiosa controle el espacio político en países que han sido condenados por éstos mismos líderes al oscurantismo y el primitivismo social disfrazado de progreso y justicia social.

    ResponderEliminar