12 de enero de 2012

Afable, cuidadoso, atento

“SE hacen abstractos para parecer profundos” (Joubert). Consuela saber que alguien hablaba para nadie hace dos siglos, pensando en nosotros.
* * *
LO más parecido a Velázquez en literatura es Azorín. Cervantes es Murillo; Quevedo, Carreño de Miranda; Galdós, acaso, Goya; JRJ, Rosales; Pío Baroja, Ricardo Baroja; José Gutiérrez-Solana, Solana; Unamuno, Zurbarán; Valle-Inclán, Romero de Torres; Ramón, Maruja Mallo; Pérez de Ayala y Ortega y Gasset, Zuloaga; Blasco Ibáñez, Sorolla. Sólo Azorín se acerca a las atmósferas velazqueñas, tanto en los interiores como al aire libre.
* * *
AFABLE, cuidadoso, atento. Atentos, si vivimos; cuidadosos, si hemos muerto; afables, si nos dejan. Y todo eso junto, si podemos.
***
COSA extraña y triste: narcismo sin belleza, sin gracia ni encanto.

Palace, Patio, Barcelona, 7 de enero de 2012

11 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un análisis muy pictórico. Desde luego, la literatura está llena de imágenes. Saludos

      Eliminar
    2. ¿Un comentario del día 11 a una entrada del 12?

      Eliminar
    3. Si el comentario madre ha sido eliminado, ¿a qué responde esta respuesta?

      Eliminar
  2. Y las imágenes llenas de literatura.
    En una exposición de expresionismo abstracto observé a una señora que plantada frente a un cuadro manifestó su impresión a un acompañante:...sí,pero no,dijo la señora.Todo un tratado en tres palabras.

    ResponderEliminar
  3. ...Verlos trabajar era la cosa más fascinante que había. Si por una casualidad le enviaban a uno a comprar alguna menudencia, unos tornillos, unas puntas, un destornillador, me ponía en un rincón e iba dejando pasar delante en el turno a todos los que iban llegando, demorando el mío,sólo para ver a aquellos colosos también, que se rociaban el torso desnudo de un baño de centellas que salían despedidas del torno,o que templaban el acero en una pileta de agua negra, entre gemidos de hierro y vaharadas blancas, mientras alguien avivaba las brasas candelas de la fragua y seguía picoteando su melodía monótona en el yunque un martillo de voz atiplada.
    ¿Azorín?...¿Josep Pla? Pues no: Andrés Trapiello.

    M (Y no soy su mujer)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Jardín de la Pólvora (diario). Y la ferretería donde se desarrolla lo narrado era en León y se llamaba De las Ceremonias.
      M

      Eliminar
  4. Para otro día, la brillante actualidad: ***** *******, el gotelec o Roberto Alcázar y Pedrín; ****** ******, las tapaderas de las cajas de galletas holandesas; ******* ****, versión caja de bombones de San Valentín; ******** *******, los cromos de Panini.
    Hasta premios se podrían conceder.
    Jairo.

    ResponderEliminar
  5. Lo siento, no coincido practicamente en nada

    ResponderEliminar
  6. El otro día me presentaron a un tal Joubert. Yo estaba en una cafetería ojeando el periódico mientras tomaba el segundo café del día. No sin timidez, me dijo: "Disculpa, si no te importa, ¿qué leías?" Cogí el suplemento cultural y se lo acerqué para que pudiera verlo bien. Lo miró, y de forma afable, cuidadosa y atenta me dijo: "Unos gustan decir lo que saben; otros lo que piensan. Muchos van a la verdad por los caminos de la poesía. Yo llego a la poesía por los caminos de la verdad". Hoy, al leer esta entrada he comprendido por qué a Joubert le dejan que pueda estar a la vez vivo y muerto.

    ResponderEliminar
  7. Manuel Cañedo Gago12 de enero de 2012, 17:40

    Mesonero Romanos, Aureliano de Beruete; Cansinos Assens, Rafael Barradas; Umbral, Antonio López; Manuel de Lope, Pollock; Juan Manuel de Prada, Botero, y no por su orondo físico, entiéndanme, sino por lo ampuloso de su prosa.

    ResponderEliminar