11 de marzo de 2014

Aquel 11M

ALGO de lo que sucedió aquel 11M y lo que siguió, quedó contado en las páginas de Miseria y compañía. En las de Los confines, algo también. Al protagonista de esta novela, fotógrafo aficionado, le sucede en parte lo que le sucedió a nuestro amigo el fotógrafo profesional Pablo Torres, que viajaba en aquel tren, y a quien debemos muchos de los detalles exactos, y algunos de los testimonios gráficos más estremecedores. Dieron la vuelta al mundo, llevando el dolor humano más allá de investigaciones y sospechas. Uno de ellos, el que se publica aquí, le valió el premio Ortega y Gasset. El destino llevó en ese tren a quienes habían de perder su vida en él y al hombre que iba a encontrar allí no sólo su mejor trabajo fotográfico, sino el silencio de las víctimas y la impronta que dejaría el atentado en nuestra propia memoria, uno de los días más tristes en la existencia de tantos.

Foto: Pablo Torres. Atocha, Madrid, 2004

14 comentarios:

  1. ¡El 11 (once) de marzo! Tanto decir “11 M” es por querer olvidarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Todas las desgracias de los hombres provienen de no hablar claro", dice A.Camus. Pero esto es como pedir peras al olmo; porque hablar claro supone poder desnudarse y no desaparecer en el proceso; y sólo se desnuda quien así se siente arropado. Ya lo dijo el griego: Los dioses han ocultado a los hombres las fuentes de la vida"...

      Día once de marzo de 2004, sí, mejor el silencio.

      Eliminar
  2. Ayer se me ocurrió ver El Intermedio, de la Sexta, y de verdad que es impresionante la Gran Farsa que organizaron El Mundo y Cope (Pedro Jota/ Losantos) para ganar audiencia... y dinero. Yo no estaba al corriente, pues no sigo esos medios. Como dijo una de sus víctimas, para esas personas el fin justifica los medios. Es terrible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo vi y estoy de acuerdo contigo. Las vergüenzas de P.J. Ramirez ya quedaron al descubierto en el programa Salvados, de hace dos domingo, del tan criticado Jordi Evole que se trabajó muy bien la vanidad del impresentable P.J.

      Eliminar
  3. La masacre inhumana cometida por los terroristas contra las 192 víctimas mortales y contra los miles de heridos y damnificados por el atentado del 11 de Marzo de 2004 fue el precio que España pagó por su participación en la guerra de Iraq, uno de cuyos máximos impulsores e ideólogos fue Aznar (recuérdese la célebre foto de las Azores), secundado fielmente por Rajoy, su sucesor, y el resto de integrantes de su Gobierno, así como por el grupo parlamentario del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, con la única excepción del diputado Juan Morano Masa, que tuvo la honradez de oponerse a la bestialidad de la guerra de Irak, en tanto que sus compañeros aplaudían alborozadamente la votación del acuerdo favorable a la participación de España en aquella carnicería... Por cierto, el defensor en el Congreso de tal ignominia fue Rajoy, encargado de leer el discurso de justificación del apoyo del PP a la guerra ilegal de Irak.

    Todos los demás en España estuvimos en contra; todos los demás. Solo el Gobierno del PP y los fanáticos que les apoyaban, gentes como Bárcenas o Correa, estuvieron a favor de que España entrase en aquella guerra contra un país que nada nos había hecho.

    La culpa de lo ocurrido el 11 M no fue de los millones de personas que se manifestaron en las calles de toda España contra la guerra. Que cada quien saque las conclusiones pertinentes. Y cuando miréis a la cara a Rajoy, fijaos bien en él: es el rostro de alguien CAPAZ DE LO QUE SEA por el poder.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante la lucidez y profundidad de su análisis le recomiendo que compre papel higiénico El Elefante (no rasca), no vaya a ser que se irrite al defecar semejante sarta de majaderías aprendidas de memoria en una de las cientos de manifestaciones que se convocan a diario contra la guerra de Siria para que no se repita la carnicería de Irak, donde murieron muchos inocentes bajo las balas del ejército, la aviación y la marina de la confederación de países españoles dirigidos por Rouco, Aznar, Rajoy y Martínez de la Pera.
      Debería usted convocar a sus amigos para que se recreen con este inolvidable alegato democrático.

      Eliminar
    2. Anónimo de las 15:52, Rajoy intentó sacar rédito electoral de los atentados del 11 M atribuyendo falsamente su autoría a ETA, con el fin de ocultar al pueblo español que los atentados habían sido cometidos por terroristas islamistas en represalia por la participación de España en la guerra de Irak, guerra que en nuestro país no tuvo más seguidores que Aznar, Rajoy, su Gobierno, y por lo que se ve, usted, Anónimo de las 15:52, pues como es bien sabido muchos votantes del PP de buena fe estuvieron en contra de esa guerra ilegall e inmoral, como lo estaba el mundo entero, incluido el papa Juan Pablo II, Alemania, Francia, Europa, etc... Todos menos Aznar, Rajoy (el "sucesor"), Bush y usted, Anónimo de las 15:52

      Y tal vez por esa misma razón (ocultar la responsabilidad última de los atentados) el ministro Acebes mintió con descaro; mintió e insultó, llamando miserable a todo aquel que dudase del dogma aznariano de la autoría de ETA. La ministra de Exteriores Ana Palacio presionó a los embajadores para que mintieran a su vez; el propio Aznar, en persona, presionó a los medios de comunicación, nacionales e internacionales, y condicionó la información, exigiendo portadas, titulares, omisiones... Se presionó (con la ayuda de Bush) a la ONU, a la Asamblea de la ONU, a la que se arrancó bajo chantaje emocional una declaración falsa, una solemne falsedad, que provocó la indignación internacional contra el Gobierno mentiroso de Aznar al día siguiente, originando el descrédito español en las instituciones internacionales. Hubo también amargas quejas de los corresponsales extranjeros en España por la actuación coactiva y manipuladora del Gobierno de Aznar, ¿no lo recuerda usted?

      Una vergüenza, caballero, una auténtica vergüenza.

      Ya el mismo día de los atentados, a las cinco o seis horas, se supo con casi total seguridad que el explosivo utilizado no era Titadine, como alguien (Agencias) filtró maliciosamente, aludiendo a "fuentes de la lucha antiterrorista". ¿Quién fue el que filtró que el explosivo era Titadine? ¿Lo sabe usted, Anónimo?

      Pero resultó que no era Titadine, como las inoficiosas (e inexistentes) "fuentes de la lucha antiterrorista" afirmaban. El explosivo Titadine solo existió en la mente mentirosa de Acebes, de Aznar, y de Rajoy. Los expertos, desde el primer momento, sin descartar tajantemente que pudiera haber sido ETA, ya advirtieron al Gobierno de que todo indicaba que aquello era algo distinto a lo que acostumbraban a hacer los asesinos de ETA. Por ejemplo, los detonadores hallados en la furgoneta Kangoo a las 12 h. de la mañana del mismo día 11 de Marzo servían para detonar el explosivo Goma 2 ECO, pero no el Titadine. La palabra "Titadine" se filtró maliciosamente por las citadas "fuentes de la lucha antiterrorista" con la finalidad de vincular a ETA con los atentados.Esta información (que el expolosivo era Goma 2) el Gobierno la ocultó mientras pudo, hasta que desde dentro de las propias Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado surgieron filtraciones que dieron al traste con la maliciosa campaña de intoxicación informativa y desinformación puesta en marcha por el Gobierno de Aznar, Acebes y Rajoy. Todos los indicios apuntaban al terrorismo islamista de Al Qaeda. El Titadine no existió. Fue una invención.

      Es muy difícil engañar a un pueblo entero. España no tragó los embustes interesados de Aznar y Rajoy, que trataban de camuflar su responsabilidad como autores, ellos sí, de la participación criminal de España en una guerra ilegal e inmoral, y por eso el día 14 los españoles fuimos a las urnas completamente desengañados, a decir con nuestro voto que no nos creíamos la versión oficial de la autoría de ETA, que sabíamos que había sido Al Qaeda, porque no somos tontos, no tanto como piensan ustedes, Anónimo, usted, Rajoy, Aznar, Bárcenas o Correa. Fuimos en masa a las urnas, todos, salvo los de siempre, los que usan la verdad de los atentados con "oscuros intereses políticos", como dice Rouco.

      Eliminar
    3. Yo creo que de las pocas verdades que todos compartimos es que de no haber ocurrido la espantosa masacre en la casual fecha que se produjo no hubiéramos tenido la enorme suerte de ser gobernados por uno de los más nefastos e irresponsables iluminados de nuestra historia.
      Y otra cosa: no quiero darle un grave disgusto, pero su libro de cabecera publicaba el domingo en su portada un artículo que desmonta la otra teoría conspiratoria: la que atribuye a la foto de las Azores la responsabilidad directa del atentado. Lea, lea, y apréndase de memoria esta nueva versión que ha tardado diez años justos en salir a la luz. Hay que ver cómo es de juguetón el azar, casi tanto como aznar.
      Y sea un poco más inteligente, hombre, y no deduzca que quien rechaza a esta izquierda actual de pesebre y crucero con señora tiene que ser de derechas.

      Eliminar
    4. Hubo quien habló de golpe de estado, ¿verdad? Almodóvar, creo recordar... Y la verdad es que no andaba muy desencaminado el director de cine manchego (si es que dijo tales palabras, que no lo sé), pues una manipulación informativa del calibre de la que se vivió aquellos días en España, pretendiendo que 45 millones de personas se tragasen el bulo de la autoría etarra del atentado, cuando en el mundo entero se tenía ya noticia de que Al Qaeda había reivindicado los atentados es algo muy gordo, algo muy sucio, tanto como un golpe de estado.

      Se ve que no han sido suficientes diez años para que el fanatismo de quienes promovieron y apoyaron la guerra de Irak (¿ansia de sangre?) haya disminuido un ápice, ni siquiera a la vista de las terroríficas consecuencias que dicha guerra tuvo para España en forma de atentados terroristas de represalia. Se siguen dando golpes en el pecho, como gorilas (gorilas no en el sentido de golpistas), orgullosos de haber tomado parte en la matanza de Irak, con un millón de muertos civiles inocentes. Como dice el señor Rouco, "oscuros intereses políticos"... Algo así. Y tan oscuros. Tan oscuros y tan negros como el petróleo sin refinar que George Bush y su cohorte de criminales fueron a robar a mano armada a Irak. La verdad solo tiene un camino, y todos sabemos cuál es.

      Eliminar
  4. De estos acontecimientos verdaderamente trágicos lo mejor es el respeto hacia los que los sufrieron y el silencio como homenaje a los que perdieron la vida.

    ResponderEliminar
  5. Hay un juez español que para mi sentido ético no da la talla , ese juez no ha cerrado una demanda de injurias contra la víctima rumana que delató a un terrorista del 11 M ( que cumplan como los etarras ) y mantiene un sumario para mi ridículo e incluso morboso . Todos somos iguales ante la ley y los jueces son humanos y tienen que someterse a la critica popular ya que son profesionales ( la gran mayoría son honestos ) , no están para meter miedo con actuaciones que parecen arbitrarias sino para actuar con probidad y sujetos a la libertad de expresión de los demás y no a veleidades políticas que dan que pensar

    ResponderEliminar
  6. E igual de lamentables son las muertes de los soldados españoles en Irak y Afganistán , víctimas del terrorismo . El reconocimiento de estos inocentes héroes parece esta etiquetado y cobardemente se les " defenestran " en cierto sector de la prensa y artistas corruptos .
    El periodismo basura es propio de degenerados y prefiero no enfadarme pensando en traidores , todo me huele a corrupción a crimen camarro organizado .
    Pensé desde el primer momento que el avión desaparecido con pasaje Chino cayo de una explosión detonada por terroristas uigures ( un nacionalismo que está generando una nueva forma de terrorismo , un terrorismo surrealista y creativo que a mi me está causando sorpresa y estupor . El hecho se quiere archivar como enigma pero ... )

    ResponderEliminar
  7. Hace diez años no tenía clara mi intención de voto, y tras el 11 de marzo decidí votar al PSOE. El 16 de marzo ya me estaba arrepintiendo de mi decisión (ojo, tenía claro que no pensaba votar al PP)... así que los que hablan de manipulación por parte del gobierno durante aquellos días, que no se olviden de hablar de la otra manipulación, la que nos llevó a muchos (no soy el único, lo he hablado con varias personas) a dar nuestro voto a un partido tan inepto y mentiroso como el que había gobernado hasta ese momento.

    Por otro lado, tampoco me parece tan descabellado que en un país brutalmente azotado durante décadas por el terrorismo de ETA, en un principio se sospeche de esta organización como autora de un atentado como aquel. No me digan que, a primera hora de la mañana, cuando en las noticias decían que había explotado un tren en Madrid, no pensaron todos lo mismo. Luego se demostró que no, pero no creo que sea nada raro haberlo pensado.

    Y sé que esto me convierte automáticamente en un facha peligroso a ojos de muchos, pero si tengo que elegir, en cuanto a rigor informativo y ambiciones democráticas, entre lo que representa el equipo de investigación de El Mundo (con todos sus -muchos- defectos e intereses) y lo que representa el fantoche sectario y repulsivo que presenta El Intermedio, lo tengo bastante claro...

    Al final, lo más triste es que nos dediquemos a hablar de estas cosas, en vez de rendir el merecido homenaje y respeto a todas aquellas víctimas.

    Un saludo

    ResponderEliminar