24 de junio de 2014

Álbum de Historia Natural (y 4)

POR no hacer más larga esta incursión en el Álbum de Pirala (quedan fuera de estos comentarios los reptiles y peces, con los que le resulta a uno mucho más difícil entenderse), aquí la cerramos con lo que se dice en él del estornino.
Llevaba uno de los tomos del Spp el título de El canto del chamariz, que ya había cambiado hace tiempo por el de El canto del estornino. En su lugar quedarán explicadas las razones de elegir entre uno y otro pájaro, hermanos en esto del cantar imitando los cantos y voces de otros congéneres e incluso de quienes no lo son en absoluto.
¿Quién no desearía ser como el estornino? 
Veamos cómo lo describe Pirala: "Parecido al mirlo, es charlatán, inquieto, sociable, y toda su existencia, toda su ocupación se reduce a cantar o gozar. Viven de 7 a 8 años, y aún más en estado de domesticidad. Pueden aprender a hablar en francés, alemán, latín, griego, etc., y a pronunciar frases largas: articula la r con claridad". 
Lo que le hace más humano que a ningún otro de los pájaros no es, como da a entender Pirala, que pueda aprender a hablar alemán o francés, latín o griego, sino el que casi nunca quiera.



4 comentarios:

  1. En la “selección natural reproductiva” los mamíferos se comportan a lo bruto (luchas feroces entre machos para decidir el más fuerte de la manada: el que se aparea con las hembras).

    Pues bien: Frente a la fuerza bruta de los mamíferos, las aves han desarrollado un método mucho más refinado y sutil, consistente en concursos de belleza (plástica, musical, artística…).

    De ahí el canto de los pájaros, su maravilloso colorido, sus adornos, colas, moños, crestas, etc.

    Mientras que entre los mamíferos los machos pugnan cuerpo a cuerpo o se embisten a corná limpia, los pájaros –en cambio- rivalizan en el terreno estético y artístico (cromatismo, música, canto/trino, imitación de sonidos, estilismo, embellecimiento corporal…).

    Es claro que los mamíferos tienen (tenemos) mucho que aprender de las aves.

    ResponderEliminar
  2. Ah los pájaritos...

    "In my poor mind it is most sweet to muse
    Upon the days gone by; to act in thought".
    Como escribía Charles Lamb.

    PS; UPy D y Savater son conservadores.

    ResponderEliminar
  3. Estando de acuerdo con el primer comentario , decir que hay un mamífero que es excepción ,se llama tarsius , primate endémico del sudeste asiatico ( gremlin) y al que Wislawa Szymborska dedicó un maravilloso poema . El refinamiento del tarso es tal que cuando se siente estresado , se suicida .

    ResponderEliminar
  4. No solo el ave, del paraíso habla todo animal.

    ResponderEliminar