23 de junio de 2014

¿LIbertad: para qué?

TODOS hemos percibido que el líder de Podemos, Iglesias, se quiere comer el mundo: es joven, hace ostentación de su apetito y se le supone una gran dentadura. Apenas tres días después de su asombroso pelotazo electoral anunciaba que en año y medio Podemos estará en condiciones de ofrecer un equipo de gobierno, es decir, capacitado para gobernar este país mediante movimientos asamblearios, sacar a España del euro y de Europa y sacar a Euzkadi y Cataluña de España, entre otras políticas de menor cuantía.

Interesado uno en este fenómeno, acabo de ver en Youtube tres monólogos suyos, muy a lo Chávez y Castro, grandes monologuistas, y una actuación estelar. En esta se ve a Iglesias orquestando un escrache a Rosa Díez, a golpe de euskogudariak y en el más puro estilo “Revolución Cultural”. Los monólogos son también bastante pedagógicos. Búsquenlos. El primero lo cierra con un “Dios salve a América” por permitir que en los EU los ciudadanos puedan llevar armas. Lo explica: “El monopolio de la violencia no puede ser sólo del Estado”. En otro, en una herrikotaberna, le dice a sus oyentes que “esto” [la Constitución  y demás] sólo lo han entendido aquí “la izquierda abertxale y, sí, Eta”, (*) y les anima no ya a decidirlo en referéndum, sino directamente en una secesión, camino que allanan mucho, qué duda cabe, las escopetas. En fin, en el tercero de los vídeos se refiere a un ratero que les quiso robar una mesa de mezclas: lo llama  “gentuza”, y añade: “de clase mucho más baja que la nuestra”. Hasta aquí podíamos llegar.

Uno, que ni es ya joven, ni tiene tanto apetito y de sus dientes prefiere no hablar, se queda dubitativo, y se pregunta: ¿Y qué pensarán de este hombre los pacifistas que  hicieron del 15M un movimiento esperanzador, y que no conocían, como yo, estos vídeos? ¿Qué les parecerá su narcisismo, ellos que elevaron el anonimato a seña de identidad? Dándole la vuelta, Iglesias se ha defendido: Sólo así (con mi cara en las papeletas de voto y en la tv) he llegado al Parlamento. Pero tampoco  parece muy partidario de esa casa: su propósito, asegura, es vaciarla de “la casta” que la ocupa. ¿La llenará de encastados bolivarianos, etarras y miembros de la Asociación del Rifle? ¿Lo advertirán sus votantes de buena voluntad? Tiempo tendrá de ir concretándolo, y acaso en otro tono menos voraz y suficiente que ese que tanto recuerda el famoso “¿Libertad: para qué?”.
    [Publicado en el Magazine de La Vanguardia el 22 de junio de 2014]

(*) Y hoy mismo acaba de decir P.Iglesias en cierto foro, tal y como recogen las portadas de todos los periódicos que "el terrorismo etarra causó dolor, pero tiene base política", por si a alguien le quedaba alguna duda.

Al hilo de ello, este comentario que Félix Ovejero ha compartido en fbook, y que es de mano maestra: 

Asumir que, por “políticos”, los “chicos de la gasolina” y los de las pistolas son mejores que los criminales comunes. Después de todo, no hay razón para pensar que las razones políticas son más limpias que las impúdicamente criminales. Más bien al contrario, el crimen por “razones políticas”, en una sociedad democrática, es peor que el crimen que no busca coartadas ni escamotea su indignidad. No cabe exculpación en la invocación a la naturaleza política de los objetivos de la organización terrorista, cuando precisamente la política decente se sostiene en el respeto a la dignidad del discrepante. Pero la magnitud del desarreglo moral es todavía mayor, si tenemos en cuenta que la política no siempre es coartada: pocos disculpan los crímenes de nazis y xenófobos. La vileza radica en que cuando se dice “por razones políticas” se está queriendo decir “razones políticas justas”. Ahí se instala la línea de demarcación con los nazis, la que sostiene el edificio entero de la comprensión, la que hace impensable la retórica del arrepentimiento, la que allana el camino a que, al salir de la cárcel, los criminales sean recibidos como héroes y encuentren a los suyos ofreciéndoles el balcón de los consistorios a su disposición para los aplausos de los vecinos. Nada que ver con el final del franquismo, cuando los cómplices de la dictadura volvían discretamente a sus casas, confiando en que nadie les recordara su pasado. El problema no era de poder, pues poder siguieron conservando los franquistas durante bastante tiempo, mucho más que el de una ETA policialmente derrotada por un Estado democrático, sino de paisaje moral, de ese sórdido paisaje moral ocupado por el mentiroso relato nacionalista de conflicto. El problema era que “franquista” era una ofensa y “aberzale” es un honor. 

22 comentarios:

  1. Las personas carismáticas son terribles. Se oyen a sí mismas cuando hablan, se creen salvapatrias y su mesianismo sólo ha traído sufrimiento a la humanidad. Carismáticos y santones fueron Napoleón, Hitler, Sabino Arana, Chávez... A mí, por el contrario, me gustan las personas sosas que no cuentan cuentos, sino que hacen cuentas, y que no ofrecen soluciones mágicas sino pequeños pasos prácticos y tangibles para la pequeña felicidad cotidiana.

    ResponderEliminar
  2. Me parecen argumentos muy radicales los tuyos A. Trapiello. Esta bien salir del bipartidismo y no con Rosa Diez, precisamente. Pablo Iglesias es un chico preparado como otros de su equipo, hay que darles una oportunidad y no ser tan cerrados.Tú qué tienes hijos jóvenes, lo debieras comprender más.Es un discurso el tuyo muy de derechas. Un saludo y decir que me gustan muchos de tus libros!

    ResponderEliminar
  3. Hombre, radical radical P. Iglesias, Eta, la Joven Guardia Roja, los de la Asociación del Rifle. ¿Y qué problema hay con Rosa Díez? Lleva diciendo desde hace siete años básicamente lo mismo que parece haber inventado ahora P. Iglesias, eso sí, ella siendo demócrata. ¿Y qué quiere que le diga? Yo no daría una oportunidad, ni media, a la Joven Guardia Roja, a la Asociación del Rifle, a Eta ni a P.Iglesias. ¿Es esto de ser de derechas? Yo creía que esto era precisamente ser demócrata (como Azaña, Chaves Nogales, JRJ, Clara Campoamor)... En fin, si ha leído los libros de uno (gracias), ya sabe de qué hablamos. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí que me parece que el mérito de Pablo Iglesias radica en la televisión, mediante. UPyD, por otro lado, me parece un partido conservador, con Sabater a la cabeza.

      Eliminar
  4. Sorprende que un alumno de Galdós parezca tan alejado de la realidad. Sorprende también que, de los miles de monólogos que Pablo Iglesias tiene en la red, usted traiga aquí algunos de los más ocultos ( parece que se ha sumergido bien en el fango). Por cierto, el escrache, según los jueces, es perfectamente legal, y si es a una señora ávida de poder (recuérdese su última intervención en un congreso del PSOE) que lleva más de veinte años chupando del bote y a la que no se le conoce otra profesión, mucho más. Recuerde: nunca nos equivocamos cuando nos ponemos de parte del más. débil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Es que son menos graves sólo porque estuvieran ocultos? Al contrario, hemos de estarles agradecidos a quienes los han circulado, porque ahora, estando a la luz, habremos de ser consecuentes con aquello que ya no podemos decir que no sabíamos. Si usted apoya a P.Iglesias ya no puede ignorar que apoya a quien sostiene que "el monopolio de la violencia no puede ser del Estado", es decir, a alguien que quiere acabar con el Estado de Derecho. Y yo no diría que Eta, la JGRoja, los del Rifle son los débiles. Y lo del "bote": el mismo del que "chupará" P.Iglesias a partir de ahora, al igual que los millones de funcionarios, profesores,médicos, policías o políticos honrados que hacen mejor o impiden que vaya a peor esta sociedad.

      Eliminar
    2. Disculpen, escribí Sabater en lugar de Savater. Bueno, Podemos... a lo que voy; sin TV Podemos no hubiera sido nada.

      Eliminar
    3. Marhuenda, tampoco. Que conste. Es responsable de su caricatura -porque tomarlo de otra forma es como para intepretar que es un ser acusica, deleznable, mediocre, infame-.

      Eliminar
  5. Lo más gracioso de PI es que justo después de las elecciones, en los programas de televisión, cuando le preguntaban por su partido, él decía, llenándosele la boca: "mi partido es un partido español que bla, bla..."
    Yo también he buscado por youtube vídeos de PI, porque me interesaba y compartía lo que decía en programas de La Sexta o Cuatro. No sólo lo hago con él, me gusta escuchar a mucha gente, y buceo por la red; así a bote pronto he disfrutado mucho del mismo AT en conversaciones con carlos Pujol, de las entrevistas a Borges de Soler Serrano o de Umbral en un programa de los setenta.
    Y no sé si también considerará PI fango a sus programas donde habla menos de "mi partido español" que de la condescendencia con la banda asesina.

    ResponderEliminar
  6. Sr. José Jurado, el vídeo en el que Iglesias da órdenes a una chica para sabotear un acto de Rosa Díez en una universidad pública de Barcelona no está oculto, como no lo estaba el propio Iglesias aquella mañana (ya le hubiera gustado). En el fango se sumerge quien organiza "escraches" de esa naturaleza, sean o no "legales". Rosa Díez es administrativa, trabajó unos años en eso, y lleva casi toda su vida con cargos de representación pública, primero en el PSOE (del que se salió por dejar de ser un partido que garantizara la libertad y la igualdad de todos los ciudadanos) y ahora con UPyD. Si usted cree que llevá más de veinte años chupando del bote, yo creo que lleva más de veinte años ejerciendo de manera notable la labor de representación política que la Constitución nos reconoce a todos los ciudadanos. Y me alegro. Usted, que acusa al sr. Trapiello de sumergirse en el fango buscando cosas ocultas de Iglesias, nos recuerda la última intervención de Rosa Díez en el congreso del PSOE !!del año 2000¡¡; intervención en la que por otra parte no se ve avidez de poder por ningún lado, teniendo en cuenta que estamos hablando de unas elecciones primarias al PSOE. Y eso de que nunca nos equivocamos cuando nos ponemos de parte del débil es, en mi opinión, no haber entendido el tema. Primero porque el asunto planteado no es de fuertes y débiles, como no lo es de derechas o izquierdas, sino de demócratas o no demócratas. Rosa Díez lo es e Iglesias tiene serias dificultades para serlo.

    ResponderEliminar
  7. Primara cuestión sacada de contexto: http://blogs.publico.es/pablo-iglesias/819/lumpenes-y-gentuza/

    ResponderEliminar
  8. Ante todo, le pido disculpas por el tono de mi primer comentario.
    En primer lugar, acaso no acaban con el Estado de Derecho esos agentes de la ley que dinamitan impunemente las manifestaciones pacíficas -y que, ppor cierto, nunca aparecen en El País, el Mundo y demás periódicos que reciben jugosas compensaciones publicitarias por parte de los diferentes gobiernos-.
    Acaso no acaban con el Estado de Derecho la ausencia de separación de poderes, las puertas giratorias que suceden a las privatizaciones, los aforamientos a la carta, los hijos de los gallardones de turno...? No oigo a nadie, y mucho menos a Rosa Diez, clamar al cielo por ello.
    Yo no comulgo con esas ideas de P. Iglesias sobre las armas, pero la diferencia entre éste y los otros es que su programa se decide en una votación abierta a todos aquellos que quieran participar.
    En segundo lugar, todos los eurodiputados de Podemos han firmado un acuerdo por el cual se comprometen a cobrar sólo tres veces el salario base español ( la vida en Bruselas, ya se sabe, está mucho más cara). No me imagino a la señora Díez, con sus trajes de marca, con sus almuerzos en el Ritz-esto lo han visto mis ojos-, sobreviviendo con lo que consideraría calderilla.

    ResponderEliminar
  9. Sr. José Jurado, si usted no ha escuchado a Rosa Díez clamar contra la politización de los órganos del poder judicial, contra las puertas giratorias y los aforamientos a la carta, una de dos, o usted no se informa o tiene mucha cara para decirlo aquí como si los demás nos chupáramos el dedo. De lo demás que dice mejor no hablar, sobretodo si son cosas como los desayunos en el Ritz que "han visto sus ojos".

    ResponderEliminar
  10. Vuelve la locura y vuelven los fanáticos, esas personas que no son capaces de mantener una conversación sin acudir a la manipulación del sentido de las palabras, a la invención grotesca, a la atribución de los vicios y los defectos más repulsivosa aquellos a quienes odian, a la negación de los hechos. Han vuelto los iluminados por las tinieblas, los cínicos que nos explican que eta causó dolor (sic), pero que tiene también tiene explicaciones políticas (sic). ¿Una izquierda nueva? Un fanatismo viejo, viejísimo.

    Jorge Martín

    ResponderEliminar
  11. En fin, nada más lejos de mi intención que llenar Hemeroflexia de un argumentario guerracivilista y dogmático. Si por algo se caracteriza este blog, es por el tono siempre respetuoso de su anfitrión. Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  12. Pues ya tiene Pablo Iglesias algo en común con José Bergamín. Tal vez lo único que merezca la pena de este juguete roto de Ferraz que se ha convertido en su muñeco diabólico. Y sí, Doña Rosa Díez ess un soplo de aire fresco democrático. Y no, el señorito Trapiello no parece de derechas. No.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. RD es los más rancio que parió... el PSOE, y si alguien se pregunta (y se responde) donde esta la LePen española, puede colegir que todo el PSOE pequeñoburgues que no quiere cambiar nada de nada porque al fin y al cabo ellos lo han dejado así por algo, ellos son, desde luego, de derechas (pero no de toda la vida, vaya).

      Eliminar
  13. Sin la existencia del arma , jamás se habría producido el crimen de León , tener un arma es mal asunto , una pena que muriera el yonqui que vendió las pistolas a las mujeres , que casualidad .
    Este Pablo tira de perorata , él ha encauzado el voto de ese porcentaje de españoles que desde hace dos siglos están empeñados en destruir España , este empeño parece nacer por generación espontánea pero ahí está el asunto catalán y otros haciendo caldo de cultivo .
    Mi mensaje es que podemos ser forjadores de nuestro propio destino , pero ese podemos es algo personal y sujeto a que aciertes a encontrar la suerte .
    Mientras hubo terrorismo activo los catalanes no nos amenazaron de forma tan arrogante , es bueno nos acordemos de las víctimas pero no para llorarías y conseguir votos, sino para respetar la memoria de los asesinados por defender la unidad de España y actuar con valentía y agradecimiento hacia ellos , si llega el caso .

    ResponderEliminar
  14. Tal vez cuando el líder y secuaces de CGT terminaran de montar un escrache mereciera la pena que después hicieran una de esas visitas acústicas a la casa (a cualquiera de ellas) del propio Villanueva. Cuánto farsante y cuánto ingenuo.
    Y lo triste es que persista esa obstinación maniqueísta de dividir a la sociedad entre los buenos y los malos.
    http://www.elmundo.es/espana/2014/06/15/539ca8bb268e3e3d6c8b4589.html

    ResponderEliminar
  15. Del azul al rojo, respeto humano; y del rojo al azul, mala conciencia.

    ResponderEliminar
  16. ¿Tienes más frases de P.I sacadas de contexto y malinterpretadas? Por favor un poco de seriedad en labor periodística. Eso si es asunto serio, esto es manipular y no aporta nada de información.

    ResponderEliminar
  17. El problema de Podemos es que ¿cuánto? tiempo ha de pasar para que el grueso de sus votantes se dé cuenta de quiénes son 'estos' podesistas. Y si no les gusta esto de la casta, ya tomarán tres decepcionantes tazas. Y cuando esto escribo recuerdolos 800.000 puestos de trabajo que prometió un señor allá en los inicios de la democracia y la ilusión que generó y el chasco que germinó. Un saludo Andrés y muy muy de acuerdo con lo tuyo, en especial, hoy, con esta entrada.

    ResponderEliminar